Día: marzo 2, 2012

Un paso arriesgado

Posted on Actualizado enn

El gobierno arriesga un desaire mayúsculo cuando dentro de unos días el presidente Morales se presente ante los signatarios de la Convención de Viena sobre las drogas para plantear su reclamo por la despenalización del masticado de la hoja de coca. Se equivoca el presidente si piensa que con la presencia de una treintena de cocaleros que masticarán la hoja en la tierra que acunó a grandes genios de la música conseguirá doblegar una política de estado de los signatarios de la convención de 1961.
En la primera línea de ese documento, las naciones que suscriptoras, entre ellas Bolivia, se declaran preocupadas por la salud física y moral de la humanidad. Y en la declaración de 1988 amplían el concepto al declararse “profundamente preocupadas por la magnitud y la tendencia creciente de la producción, la demanda y el tráfico ilícitos de estupefacientes y sustancias sicotrópicas, que representan una grave amenaza para la salud y el bienestar de los seres humanos y menoscaban las bases económicas, culturales y políticas de la sociedad”.
Parece poco probable que el presidente Morales y su séquito consigan modificar estos conceptos en aras del libre acullicu de la hoja. Mucho más improbable es que esta empresa resulte exitosa por la condición del jefe del estado de ser también presidente de la federación de cocaleros del Chapare.
Esta gestión es la acción suprema del gobierno tras haber denunciado, en junio, la convención a la que ahora Bolivia quiere reincorporarse procurando que se acepte una objeción que permita el masticado tradicional. ¿Cuál será el paso siguiente? Quisiera equivocarme, pero no puedo ocultar el temor de que hayamos dado un movimiento en falso que luego no tendremos ni sabremos cómo enderezar.

El “Padre Nicolás”

Posted on Actualizado enn

El siguiente artículo, con el título arriba registrado, viene del R.P. Gragorio Iriarte, Oblato de María Inmaculada (OMI). He querido compartirlo con ustedes:
-0-

El Padre Nicolás”, así llaman en el barrio marginado cruceño “PLAN 3.000”, a Mons. Nicolás Castellanos, Obispo emérito de Palencia ( España)
Hace ya varios años que Mons. Castellanos renunció a la dignidad y al servicio pastoral de esa Diócesis española para venir a Bolivia y establecerse en uno de los barrios más populosos y más pobres de la ciudad de Santa Cruz, donde el 60% son pobres y el 40% vive en extrema pobreza.
Su denominación como “Plan 3.000” surgió a raíz de unas graves inundaciones en que numerosas familias quedaron sin sus casas y sus pertenencias y fueron asentadas en este barrio marginal.
Mons. Castellanos, (“Padre Nicolás”) es “Premio Príncipe de Asturias 1998” y viene realizando un trabajo promocional social y pastoral de dimensiones extraordinarias. Su proyecto titulado “Hombres Nuevos” ha sido catalogado como: “El proyecto humanista más amplio y más eficiente en toda América Latina”.
En efecto, bajo el impulso y el sentido organizativo y solidario de Mons. Castellanos se han construido 15 Unidades Educativas (Primaria y Secundaria) para 15.500 alumnos/as, así como 3 bloques de viviendas sociales; se ha puesto en marcha una Escuela de Informática y un gran Teatro Nacional para la formación de artistas; (único en Bolivia). El proyecto “Hombres Nuevos” apoya a 500 jóvenes becados en diversas Universidades y mantiene 5 comedores Populares donde desayunan y almuerzan 600 escolares. Ha creado una Escuela de Cultura Rítmica (cuatro veces Campeona Nacional) y una Orquesta Sinfónica Juvenil con 50 músicos, así como una Banda denominada “Ciudad de la Alegría” para tocar por la calles del barrio. También se ha creado un área Polideportiva con varias cachas y piscinas y se mantiene una residencia para Universitarios de bajos ingresos. Se ha construido una casa-residencia para encuentros sociales y religiosos y una hermosa basílica, exponente del estilo chiquitano. Se ha puesto en función un vivero para apoyar a las microempresas, así como una Hospital “Virgen Milagrosa” con equipamiento moderno. Se han perforado pozos para extracción de agua potable para todo el barrio y se han puesto en funcionamiento 3 Jardines Infantiles, una panadería popular y un centro de recuperación nutricional. También, por iniciativa de Mons. Castellanos, cuenta el barrio con un Consultorio Óptico de moderno equipamiento y una ambulancia para el servicio de los enfermos. También funciona un Centro de Trabajos Artesanales y un equipo de Promotores para el uso del Tiempo Libre y la Lucha contra la Desocupación. Igualmente está en plena expansión un gran proyecto de equipamiento para Bibliotecas y Ludotecas, una Casa de Acogida para los ancianos y ancianas y un Centro para niños/as de la calle….
Pero si a alguno de ustedes les viene la lógica curiosidad de querer conocer personalmente todo este proyecto promocional, tan amplio, tan eficiente y tan bien estructurado, se llevarán una nueva sorpresa al preguntar donde vive ese gran promotor social. Le indicarán una casa muy humilde, una especie de pahuiche cruceño, donde no hay ni televisor ni coche personal.!!!! A esa humilde cada, la gente de barrio le llaman, con gran sentido de humor: “El Palacio del Padre Nicolás”.!!!!