Día: diciembre 23, 2011

Amenazas bélicas exageradas

Posted on Actualizado enn

La más reciente entrega del diplomático Ramiro Prudencio nos habla de un tema de interés grande para Bolivia y Perú. Lo reproduzco con autorización del autor.

-0-

El ministro de defensa de Chile, Andrés Allamand, ha manifestado que las fuerzas armadas chilenas están listas para actuar, refiriéndose a la relación de su país con Perú y Bolivia que él considera que será preocupante en el próximo año.

Esas declaraciones han sido comentadas por el primer ministro del Perú, Oscar Valdés, quien señaló que “tenemos razones para preocuparnos de la reacción chilena tras La Haya.”   Agregó, además, que Chile no tiene fama de ser cumplidor de los tratados.  Recordó que jamás se ejecutó el plebiscito estipulado en el Tratado de Ancón.  A este argumento habría que añadir que el Tratado de Paz de 1904 con Bolivia fue una nueva transgresión del mencionado Tratado de Ancón.  Porque en el primero se determinó la construcción del ferrocarril de Arica a La Paz, lo cual contravenía al segundo, pues el territorio ariqueño  no podía ser tomado en cuenta para ello, ya que no se había definido todavía su posesión definitiva.

Cabe la pregunta, ¿por qué el ministro peruano teme que la sentencia de la Corte de  La Haya pueda crear nuevos contratiempos entre Perú y Chile?   Varios políticos peruanos han comentado privadamente que sospechan que si la sentencia es favorable al Perú, el gobierno del presidente Piñera  no la cumpliría.  Eso podría provocar que los pescadores peruanos, considerando zanjado el asunto, pudiesen cruzar la actual frontera marítima chileno – peruana, y serían recibidos violentamente por la armada chilena.  Como se comprenderá, esta situación bien podría devengar en un conflicto armado.

Es menester recordar que el lamentable Tratado de Lima de 1929, con su Protocolo Complementario, creó una falsa situación en los departamentos de Tacna y Arica, al extremo que durante muchos años Perú creyó tener derechos expectativos sobre Arica y trató de reconquistar ese puerto.  Basta recordar que este deseo complicó grandemente a la negociación boliviano-chilena que se había iniciado en Charaña.  Ahora está sucediendo lo contrario, es Chile quien se  ha armado desmesuradamente y podría tener anhelos de “recuperar” Tacna.

Actualmente, una guerra podría definirse en pocas semanas.  Chile invadiría Tacna y Moquegua, y sería muy difícil hacerle salir de esos territorios.  Y lo importante es que se apoderaría de las mejores minas de cobre del Perú, con lo cual podría llegar a tener el monopolio de la exportación de cobre de todo el continente americano.  Algo semejante a lo sucedido en la Guerra del Pacífico, cuando ocupó Antofagasta y  Tarapacá con el fin de controlar la producción de salitre del mundo.

Si el Perú le preocupa el armamentismo chileno, sería muy conveniente que nuestro gobierno también lo hiciera.  Es decir, no debería provocar a Chile con actos reñidos con el derecho internacional como sería la denuncia del Tratado de 1904 o cortar las aguas del Silala, como lo ha manifestado el gobernador de Potosí.

Respecto al Tratado de Paz, muchos miembros del Gobierno consideran que éste va en contra de la nueva Constitución Política del Estado.  Pero habrá que recordarles que  existe el principio de que hay primacía del derecho internacional sobre el derecho interno.  Es decir que ningún país puede eludir compromisos internacionales alegando su régimen interno.

Y en cuanto al Silala, sabemos que éste es un acuífero nacional pero que sus aguas  bajan a Chile.  Por lo tanto,  es un problema internacional y debe ser resuelto por las partes o por un arbitraje de derecho.  Pero en ningún caso Bolivia podría cortar las aguas unilateralmente, porque crearía un serio perjuicio a Chile.  Además, ese país  puede alegar que se empeñó en buscar una solución al problema cuando suscribió con el nuestro un Preacuerdo que lamentablemente no prosperó.

En consecuencia, si  Perú y Bolivia mantienen su respeto al derecho internacional, entonces bien podrían efectuar una queja internacional ante la OEA o la ONU por las amenazas del ministro de defensa chileno, ya que éstas no condicen con una relación de paz y amistad entre los tres países, como todo el continente lo exige.

Una nueva fuerza

Posted on Actualizado enn

Un anuncio surgido en el Comité pro Santa Cruz hace saber que se ha articulado  una Alianza Cívica Nacional, de la cual pocos  sabíamos. Po lo menos, yo la ignoraba. Pero lo principal es que con esta ACN el gobierno tiene ahora al frente una fuerza que podría equilibrar, si es manejada inteligentemente, sus movimientos. Ya no tendría más el  horizonte despejado para cuaquier acción, especialmente la de desplazar a autoridades electadas. De acreditar en el contenido de las resoluciones de la alianza, el gobierno deberá tener cuidado en las medidas contra los gobernadores de Beni (Ernesto Suárez Sattori, suspendido) y Rubén Costas, quien por confesión propia anda con el bolsón de viaje bajo el brazo en caso de ser detenido y llevado a La Paz.
A primera vista, el gobierno del presidente Morales difícilmente podrá alegar un “golpe cívico prefectural”, como en 2008. Los cívicos departamentales se unen en un ”Pacto de Unidad” para “derrotar políticamente a las tendencias autoritarias que ponen en peligro la institucionalidad del Estado” y proclaman su defensa a la democracia “como un sistema de valores, formas y mecanismos reguladores del ejercicio del poder político”. Difícilmente eso podrá ser leído como una conjura.  Con los ojos internacionales con más atención en Bolivia desde la paliza de Tipnis y la ausencia de responsables directos, las acciones oficiales no podrán ser sino cuidadosas y repetuosas de las normas legales.
El centenar o quizá más de firmantes, entre ellos representantes cívicos de Cochabamba, Beni, Pando y El Alto, exige al presidente Morales “cumplir y hacer cumplir” la CPE que él pidió aprobar, y respetar el voto popular a quienes resultaron electos (ergo, los gobernadores de Beni, Ernesto Suárez, suspendido, y de Santa Cruz, Rubén Costas Aguilera). Es decir, dar fin a   los “golpes institucionales” que han destituido a gobernadores, alcaldes y autoridades   mayoritariamente electos que no comulgaban con las ideas ni determinados actos del gobierno.
La ACN ve que la democracia boliviana está en riesgo debido a estos “actos ilegítimos” y ha decidido mantenerse en emergencia hasta el esclarecimiento de las acusaciones a los gobernadores de Santa Cruz y Beni. Cuál será la fuerza real de este movimiento es algo aún por ser determinado. El gobernador del Beni está suspendido principalente por haber ordenado la cmpra de un equipio generador de energía en un momento crítico para esa ciudad beniana. Se lo acusa de haber iugnorado trámites administrativos para ordenar la operación. Sobre el de Santa Cruz hay una variedad de acusaciones, peero una de las principales es haber gastado dinero en la realización dek plebiscito en el cual el epartamento aprobó sus estatutos autonómicos con  un 84% de voto.

La jornada de anoche parece haber testimoniado que los comités cívicos se han colocado detrás de sus escudos romanos y desafían el poder, hasta ahora sin contrincante organizado. Está por verse si el gobierno preparará su caballería para doblegar a los cívicos o si se trata del inicio de un juego civilizado en el que dos fuerzas buscarán en la razón la fuerza de sus argumentos.

El Pacto de Unidad y Compromiso suscrito por  los dirigentes reunidos en Santa Cruz critica de manera indirecta al gobierno y dice quen el progreso y el desarrollo no pueden fundarse “en líneas étnico-culturales sino  en las potencialidades de las regiones.” Es decir: Dejen de guiarse sólo  por  el aymaro-centrismo y miren a los nueve departamentos. También manifiestan su respeto a la sabiduría y representación política de los originarios del oriente, pero sin rechazar el conocimiento universal y el mundo moderno. Es una velada crítica a quienes censuran la tecnología y el mundo que nos han traído los avances científicos del último siglo y los que avasalladoramente ocurren en estos años, lo mismo que un revés a quienes quieren aprender en las arrugas de los abuelos.

Al igual que 2011,e ste 2012 que ya nos toca las puertas se anuncia extremadamente activo.