Carta a un observador

Posted on Actualizado enn

Le escribo a Ud., observador de un país extranjero. Primero, quisiera que me dijese con toda franqueza: ¿Conoce algún país en el que los magistrados que aplican la justicia sean electos por voto popular? Seguramente me responderá que  hay muy, muy pocos casos o lugares –lugares, condados, digamos, no naciones- en los que esta selección se produce así.   Son lugares privilegiados, ¿verdad? Estoy de acuerdo. No viene al caso nombrarlos, pero coincidirá conmigo en que pocas carreras son tan vinculadas a los méritos profesionales como la de un juez: llega a esa posición en virtud de su idoneidad, sus méritos en el ejercicio  de sus funciones y de la confianza ganada en su comunidad.

Estoy seguro que coincide conmigo en que en esos pocos lugares la educación registra niveles elevados, ¿no es así?

También quiero preguntarle si quienes resultaron electos habían sido pre-designados por algún poder del estado.

Le hago estas preguntas porque quiero que sepa que en Bolivia, donde aún con altos niveles de analfabetismo y no muy amplia cultura democrática, decimos que estamos dando un paso que es un ejemplo para la humanidad, pues en ninguna otra nación de las que figuran en el mapa mundial se procede así.  No se asombre que hable de analfabetismo. Las autoridades han dicho que Bolivia tiene cero analfabetos. No es verdad.   Saber el ABC o leer el título de alguna obra no es necesariamente haber alcanzado el nivel de alfabetización que requiere de comprensión y asimilación. Es, sin embargo, el primer escalón en un curso de educción formal. Pregunte en las librerías cuántos ejemplares constituyen un éxito editorial. O pregunte a los periódicos qué circulación tienen. O a los maestros sobre el grado de entendimiento de sus alumnos. Ud. no se sentirá feliz.

También quiero que sepa que estas decenas de candidatos (para 56 puestos) han sido pre-designados por el partido de gobierno, que utilizó su mayoría  legislativa de dos tercios para imponer a todos, absolutamente a todos  los candidatos.  (Todo para mí, nada para ti. O winners take all, como se dice en los vituperados paraísos de la libre iniciativa o del capitalismo) No hubo consideración hacia méritos profesionales. Fíjese que el ex Defensor del Pueblo, Waldo Albarrracín, era uno de los pocos conocidos en todo el país y con méritos considerados como genuinamente idóneos. Pues bien, su nombre fue desechado por esa mayoría. Y eso que el Dr. Albarracín era por algunos visto, cuando estaba en funciones, como inclinado por el gobierno.

Fíjese en la responsabilidad que puede tener su opinión en el curso que siga la justicia en Bolivia. No es que la justicia boliviana sea de las mejores. Sabemos que está entre las peores administradas. Pero una elección que entregue al gobierno toda la justicia puede ser fatal. Es obvio que el gobierno, al escoger sólo a sus candidatos, procura  una justicia que le obedezca solícitamente. Ponga la mano al pecho y dígame si querría eso en su país.

Fíjese, también, que el sistema no sólo es novedoso sino complicado para los bolivianos. Habrá visto la TV y escuchado la radio o leído los periódicos. Son muy  pocos los que están enterados de quiénes son los candidatos. Menos aún son los que saben por quiénes van a votar. Yo nunca vi tanto desconcierto en torno a una elección en ninguno de los países en los que estuve y donde también cubrí elecciones. Y ha oído también al Sr. Presidente decir que espera ganar siquiera con  un 70 y 80 por ciento. Con lo poco que Ud. ha logrado ver, ¿cree que eso será posible a menos que los resultados ya estén arreglados de antemano? Además, hay mucha gente que dice que votará nulo. La lógica dice que, por el desconocimiento y por la complejidad del sistema, el número de nulos debería ser grande, ¿verdad? ¿Será que con todo eso habrá todavía para ganar con aquellos porcentajes? Si eso ocurriese habría que pensar que había gato encerrado, ¿cierto?

Ha visto también que la ley prohibe la propaganda. Y, hace pocos días, ¿ha visto la intervención del Presidente Morales en una concentración ante gente que lo apoyaba (muchos eran empleados públicos, ojo) pidiendo a la gente que vote. Sabiendo que los candidatos  han sido escogidos por el gobierno, ¿por quién crees que estaba pidiendo que se vote? La misma campaña la repitió este viernes en Oruro. Y hasta los integrantes de las Fuerzas Armadas han exhortado a sus subordinados a votar (¡!).  Esto suena raro y le aseguro que me salta la sospecha de que el presidente y su gobierno están temerosos de que el voto nulo resulte tan alto que invalide moralmente la elección y le quite legitimidad. Por eso yo también me he preguntado cuál es la razón por la que se hubiese omitido el uso de la tinta indeleblde, aquella que en el dedo meñique le marca de azul o negro para  indicar que ya ha votado. Como no he escuchado ninguna explicación que me convenza razonablemente de esa omisión, me aterra pensar que se trata de  una  maniobra burda para permitir doble o triple votación.

Hay muchas otras cosas de las que querría hablarle. De la economía, del proceso de cambio, de las relaciones exteriores. Su tiempo no es muy largo y no lo permitiría. Pero le digo que Bolivia esperaba mucho de este gobierno. Se creía ingenuamente que muchos de sus integrantes, puesto que  nunca habían sido gobierno, serían diferentes y buscarían construir un país decente. Pues hoy el país  huele a lo mismo y, salvo excepciones, hasta peor.  En los albores del gobierno se proclamó a pecho henchido que había que retroceder siquiera 500 años.  Créame que lo estamos haciendo. Pero no quiero cansarlo. Sólo quisiera que medite sobre lo que acabo de decirle y que vea en mis palabras sólo un propósito de equilibrar lo que desde las oficinas públicas le pueden haber dicho.

Cordialmente,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s