Día: octubre 7, 2011

Todo vale para la propaganda

Posted on Actualizado enn

Hasta las verdades a medias, que son peores que las mentiras absolutas

-0-

En las últimas horas, la oficina de propaganda del gobierno ha pisado el acelerador a fondo para propagar la idea de que el plan de atravesar el Tipnis es positivo, que le gusta a la gente que vive en el lugar y que hay muchos otros países con parques por los que pasan carreteras. He escuchado repetidos cortos en la radio durante la tarde. Bien. Nadie niega al gobierno su derecho de hacer propaganda para sus obras. Pero  esta propaganda carece de un elemento fundamental: la posición de los habitantes del Parque Isiboro Sécure está respaldada por la Constitución. Esa base legal no existe en otros países. A los nativos se les había prometido que serían consultados. No lo fueron. Ahí yace la fuerza legal y moral de quienes marchan hacia La Paz. Ahí yace también la simpatía que han conquistado en Bolivia y en todo el mundo donde hay interés por las causas ecológicas.

Hay otro elemento más: los nativos NO se oponen a las carreteras. Simplemente no quieren que atraviese su territorio y que se convierta en puente para una mayor inmigración de sembradores de coca.   Por eso mantienen su marcha, tras haber sido bienvenidos con afecto y entusiasmo por Caranavi, donde recibieron instalaciones para descansar y prepararse para las travesías en les aguardan. En La Paz ya hay preparativos para recibirlos con y admiración por la epopeya que protagonizan. La Asociación de Periodistas de La Paz está llamando a sus socios a que realicen donaciones –especialmente ropa de lana y comida- que serán entregadas  antes de que los marchistas lleguen a La Cumbre.

El tipo de propaganda estrenado hoy no genera adhesiones, que es la finalidad de toda propaganda (adhesión incondicional). Genera rechazo, y debilita la posición del gobierno y fortalece la de los nativos.