Día: septiembre 22, 2011

Al aproximarse el viernes…

Posted on Actualizado enn

Esta noche del jueves,  el programa Sin Letra Chica, de Carlos Valverde, tuvo una de las jornadas más duras para el presidente Morales, al comentar las respuestas que el mandatario ofreció en una entrevista con CNN hace un par de días.

Como suele ocurrir, muchos de los periodistas, especialmente de lengua hispana que conducen  entrevistas en las sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, no están preparados para contra-responder a sus interlocutores. Porque los países de nuestro hemisferio tienen un limitado interés para la gran audiencia televisiva  internacional. Salvo Brasil, México y Venezuela, poco se conoce del detalle de lo que ocurre en América Central  y del Sur.

Valverde se fue de frente contra la respuesta que dio el presidente Morales a la periodista que le preguntaba si no temía que lo dicho por el general René Sanabria pudiese salpicar a otra gente de su gobierno. El presidente no respondió directamente. Dijo que al general Sanabria le correspondía institucionalmente el cargo de jefe máximo de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotrafico (FELCN) tras haber cumplido su carrera efectiva en la policía. Valverde le replicó lo que no podía hacer la periodista, que ciertamente esconocía pasajes claves de la historia reciente boliviana.

“Se olvidó (el presidente) decir que (el general Sanabria) fue contratado por el Minisiterio de Gobierno”. Y agregó que Sanabria fue zar anti-drogas en dos ocasiones: cuando trabajaba como cabeza de la FELCN  y luego cuando asumió el papel de enlace en todas las operaciones antinarcotráfico.

“(Es un) pequeño gran detalle (del) que se olvida el presidente”, dijo. Explicó que por las palabras del presidente “parecería” que la carrera del general fue institucional y que el gobierno no lo contrató, “cuando todos sabemos que no es verdad. Que nos demuestre el Sr. Presidente que Sacha (Llorenti, Ministro del Interior) no lo contrató…(Asegurar lo contrario) es faltar a la verdad”, dijo con vehemencia. Y recordó que la afirmación sobre el respeto presidencial a la institucionaldad no tenía sostén  pues Sanabria fue ascendido del grado de coronel cuando tres promociones de lasFF.AA. y dos de la policía fueron pasadas a retiro poco después de la asunción del presidente al mando de la nación. “Lo que está haciendo el presidente es dañino”.  El programa de Valvere en la internet era titulado “Evo Morales en CNN y sus verdades a medias”.

Después replicó otras dos afirmaciones del presiente en la entrevista, cuando se le preguntaba si tenía elementos capaces de probar que desde esferas del gobierno estadouidense se orquesta una campaña para desprestigiarlo. El presidente tampoco respondió directamente. Dijo que eran frecuentes las versiones que intentaban echarle sombras, como cuando hace un par de meses se decía que el avión presidencial tenía trazas de cocaína y estaba detenido. “Falso”, había respondido el presidente. Valverde rectificó: La versión fue inventada y vino por la internet y no del estado norteamericano. Rectificó también que no fueron los Estados Unidos  los que dijeron que Bolivia se había convertido en el primer productor de marijuana sino las Naciones Unidas a través de un estudio de la organización mundial sobre las drogas.

Remató la noche mostrando el salón de la Asamblea General casi vacío. Mientras mientras hablaba el presidente sólo presentes muy poocas delegaciones, enre ellas las  de Cuba, Venezuela, Estonia y Palestina. La ONU tiene 194 miembros.

No escuché ni ví comentarios de las autoridades sobre el programa. Estaré atento si llegaren a hacerlo.

En la red

Circula en la red un llamado a parlamentarios y concejales cureceños a no asistir a los actos oficiales programados para este sábado, cuando el departamento conmemorará doscientos años de la gesta libertaria llevada a cabo desde 1809 en las regiones de lo que hoy es Bolivia.

El llamado lo hacen varias personazlidades cruceñas en mensajes que van agregando a los anteriores y que son un repudio silencioso a la visita de autoridades a esta ciudad.  Es bajo esta atmósfera  que Santa Cruz prepara la bienvenida a su aniversario cívico.

A la espera de una sentencia

Posted on Actualizado enn

El gobierno y muchos de sus allegados están en vilo, a la espera de la sentencia que leerá mañana la justicia de Estados Unidos contra el general René Sanabria, acusado de conspirar para enviar a ese país 144 kilogramos de cocaína.

“Prepárense. Qué no vendrá. Qué estarán prepardo…!” , dijo el presidente Morales poco antes de partir hacia Cuba y Nueva York. En esta última ciudad, en la sede de la la ONU, donde demandó la “refundación” del organismo mundial. Pronunció la exigencia pero sin precisar detalles importantes: ¿Cómo? ¿Cambiaría de sede? En los tiempos de su gloria comunista, ni la ahora ex URSS estaba dispuesta a acogerla. Cuesta mucho. Nadie dijo: Yo tomo la propuesta y ofrezco mi país para una nueva sede. Carlos Valverde, en su programa Sin Letra Chica que transmite por internet y Activa TV, declaró: “Se le cayó todo el arnés al Presidente”. Se refería al discurso pro indigenista y pro madre tierra del presidente Morales.

Las palabras del presidente respecto a la condena inminente revelaron un inusitado y contagioso nerviosismo.  Sanabria pertenecía el primer círculo del poder mientras fue jefe de la Fuerza de Lucha Contra el Narcotráfico (FLCN).  Sería improbable que siquiera algunos de sus compañeros en ese círculo hubiesen ignorado en qué andaba metido. El ex ministro Ramón Quintana cree que el ex comandante es de la DEA. Escuchó bien. El general Sanabria está vinculado a la DEA, de acuerdo a la informada opinión del ex ministro. Uno puede preguntarse: Si Sanabria era o aún es de la CIA, ¿quiénes más lo son en ese pequeño círculo?

Por Erbol se sabe que dirigentes del MAS procurarán que el ex zar de la droga transcurra en Bolivia su condena. La noticia la trajo en su página digital de la tarde. Erbol se basa en la contribución informativa de más de 300 emisoras rurales.

La impaciencia en torno a la resolución judicial estadounidense no ha sido neutralizada ni con el ruido de la marcha de los Tipnis, que ya demostró su fortaleza: en casi 50 días desde que partieron rumbo a La Paz a pie, el gobierno no ha conseguido doblarla, a pesar de haberla sometido a un cerco policial desde ayer.

EL SUPLICIO DE TANTALO

El  más reciente golpe se les ha dado con la prohibición de acercarse para tomar agua del arroyo Chaparina, cercano al campamento donde se encuentran. La policía se los ha impedido y no ha permitido que las mamás que llevaban a sus niños para poder lavarlos se aproximasen al lugar. Esta actitud va contra las convenciones sobre la guerra y el derecho humanitario.

Como en un suplicio de Tántalo, están a sólo 20 metros del agua que no les dejan beber. Las normas de comportamiento humanitario dicen que no se puede negar al enemigo  ni agua ni alimentación. Y no estamos en guerra, al menos que sepamos la mayoría de los bolivianos.

La actitud de negarles acceso al agua es considerada como delito de lesa humanidad. En menudo problema se han envuelto las autoridades. Porque ese delito puede perseguirlos dentro y fuera del gobierno.

Anoche leí en Erbol que venían para sumarse a la marcha campesinos de Ecuador  y Perú. No había detalles: no se sabía qué medio de transporte utilizarían ni cuándo ingresarían a Bolivia. Las noticias radiales decían que estaban por llegar al lugar dirigentes de La Paz, incluso ex autoridades del gobierno y ahora en la oposición, entre ellas el ex ministro de tierras, Alejandro Almaraz.

Resulta evidente que la marcha está en todas las sobremesas de Bolivia y en todo tema de conversación, salpicada con la llegada del día de la sentencia al ex comandante policial. Hasta la representación de las Naciones Unidas ha pedido al gobierno –al presidente Morales- que suspenda la construcción de la obra.

Todo esto coincide con informes que circulan en la red sobre una caída aguda de la aceptación del presidente Morales: siete puntos menos en septiembre, para llegar al 37 por ciento.  Es el peor porcentaje del año desde su caída al 32% en febrero, resultado del intento de “gasolinazo”. El vicepresidente García Linera estaría en un 35%.

“Haja coracao”, dirían los brasileños.