Deforestación en el Tipnis

Posted on Actualizado enn

Erbol trajo la noche de este martes un dato que puede erizar la piel de los ambientalistas: en 30 años, de 1976 a 2007, desaparecieron 76.430 hectáreas de bosque virgen de la reserva del Tipnis. Es como si más del doble de las 30.000 hectáreas que ocupa Santa Cruz hubiera desaparecido para dar lugar a cocales que substituyeron la jungla natural del lugar. La información coincide con la presentación de un “spot” televisivo del sistema de información gubdernamental que habla de las bondades de la carretera San Ignacio-Villa Tunari que el gobierno quiere construir por el medio del Tipnis. El “spot” gubernamental deja claro que la ruta verdaderamente cortará en dos el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro-Sécure.

Los datos de Erbol provienen, dice la información, del Museo de Historia Natural Noel Kempff Mercado de Santa Cruz y el Servicio Nacional de Areas de Reservas Protegidas (SERNAP). El trabajo periodístico es importante, en un momento en que el dabate sobre aquella carretera a la que se oponen los habitantes de Tipnis está en sus momentos más delicados. El trabajo periodístico informa que gran parte del área deforestada está en la zona colonizada del llamado Polígono 7 del lugar.
El fenómeno, dice el estudio, ocurre principalmente desde que los colonos se asentaron tras “un convenio con los habitantes originarios –los indígenas yurakarés, trinitarios y mojeños- en 1990 “, cuya actividad principal es el cultivo de la coca. Casi toda la hoja del Chapare es considerada como excedentaria, es decir  más allá de las necesidades del consumo doméstico, y está principalmente destinada a la elaboración de cocaína.
Gran parte de la deforestación fue para cultivos de coca, especialmente, y de naranjales, dijo a Erbol, la red rural de emisoras más grande de Bolivia, el Ing. Carlos de Ugarte, técnico de sistema de información geográfica y ordenamiento territorial del SERNAP.
Los mayores desmontes ocurrieron entre 1986 y 1992. Son los años que siguieron al cierre de las minas nacionalizadas y a la relocalización de miles de mineros que perdieron su fuente de trabajo. En ese período, dice el informe de Erbol, el desmonte y el subsiguiente chaqueo afectaron a 16.764 hectáreas de bosques.

El texto completo del trabajo informativo se encuentra aquí.

Tras el fracaso del diálogo presidido, por la parte oficial por el canciller David Choquehuanca, los Tipnis que marchan hacia La Paz y ahora acampados cerca de San Borja, dieron plazo hasta el jueves para lograr que el presidente Morales desista de la ruta que dividiría la reserva protegida constitucionalmente. Esperan recibir, para ese día, una carta oficial firmada por el presidente. Es una tregua con la esperanza de evitar un enfrentamiento con los colonos que quieren detener la marcha sólo unos kilómetros más adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s