En el laberinto

Posted on Actualizado enn

LO ULTIMO: Al anochecer, llegaban noticias desalentadoras desde la zona de negociación. El canciller Choquehuanca sólo repitió lo que habían dicho a los indígenas y simpatizantes del Tipnis otros ministros del presidente Morales. “El trazado ya está definido, y no se lo puede cambiar”. La única persona que podría reformular lo sería el propio presidente Morales. Aunque esperada, la reiteración del impasse enredaba más el complejo problema. Los nativos dijeron que no aceptan ese trazado.

-0-

El gobierno se juega hoy una de sus últimas cartas para resolver pacíficamente, mediante la negociación, el complicado conflicto del Tipis. El canciller David Choquehuanca es ahora cabeza de la representación gubernamental.  Sólo que no tiene alguna salida que excluya ceder, si quiere una solución pacífica. ¿Y ceder cómo?  Abriendo una ruta que bordee el Tipnis. Tanto el presidente como el vicepresidente han dicho que no hay alternativa fuera de entrar poor el Tipnis. O dejando que la obra siga el curso previsto

Para la ingeniería moderna no hay impedimentos que vuelvan umposible una obra. El hombre nunca habría llegado a la Luna, para citar un ejemplo extremo, y Brasil tampoco habría construido Itaipú. ¿Por qué se ha insistido en ese camino y dejado de lado, por ejemplo, el que debe partir de Riberalta y pasar por Rurrenabaque hasta La Paz? Para esa obra había 615 millones de dólares no reembolsables (aporte gratuito) de Estados Unidos para ayudar a Bolivia a alcanzar las metas de milenio (2015). El proyecto fue malogrado por el colapso de las relaciones con Estados Unidos.

Nada indica que los nativos se opongan a la obra en sí sino a su trazado. Y todo indica que la obra traería torrentes de “colonos” (o, más propiamente, cocaleros), a quienes el presidente les prometió la carretera. El reciente informe de las Naciones Unidas nos dice que las plantaciones han aumentado: sólo un centenar de hectáreas, pero todas en parques nacionales.

Sería interesante oír una explicación: Si se han destruido miles de hectáreas de coca en los últimos años, ¿por qué no disminuye el total plantado? Uno sospecha que han sido incorporadas nuevas tierras en una continua devastación de las áreas donde se cultiva la hoja, en un continuo juego de destrucción e incorporación de nuevas areas en reemplazo de las destruidas.   Una nota de Erbol toma al toro por las astas y dice que Bolivia tiene 19.000 hectáreas de coca excedentarias. Matemáticamente, es así. La ley autoriza cultivos sobre 12.000 hectáreas. El resto es excedente. Pero este exceso no es reciente. Viene de años.

Pero, a estas alturas, ceder es un drama para el gobierno.  Si lo hace, sus debilidades ante sectores que lo apoyaban quedan al desnudo. Y la debilidad en un gobierno puede resultar en un virus que, si no lo neutraliza rápidamente, se extiende.

El canciller Choquehuanca deberá colocar toda su habilidad para convencer a los Tipnis… ¿de qué? ¿De que dejen nomás pasar la carretera por el corazón de la reserva?

Y, luego, ¿qué decirle a Brasil, el financiador de la obra, si la resolución final es un no al diseño original de la obra?

Los llamados para evitar violencia han proliferado,  mientras colonos y pobladores partidarios de la obra y del gobierno se concentran en Yucumo,  a pocos kilómetros del lugar hasta donde han llegado los marchistas. Incluso la policía reforzada en la zona admite que su misión es detener la marcha.  He leído que ya hay zanjas (trincheras) de los colonos para evitar el paso de los Tipnis.

Esta jornada es la apertura de, quizá, la última tentativa de diálogo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s