Tipnis: Vigésimo primer día

Posted on Actualizado enn

El presidente Evo Morales y su Vicepresidente Álvaro García Linera emitieron dos posiciones aparentemente diferentes pero, en el fondo, complementrias. El primer mandatario anunció que ordenará una amplia consulta previa, con participación de no nativos , para construir el controvertido tramo de la carretera San Ignacio de Moxos-Villa Tunari, en el Chapare. El segundo mandatario reiteró que para la obra no hay opciones naturales ni técnicas sino pasar por esa reserva natural. Es su modo de ver, de acuerdo a la información que le han dado, pues él no es ingeniero. Si bien la posición del presidente tiene cartas bajo la manga pues quiere incorporar a los “colonos”  ya asentados en el lugar, muchos de ellos dedicados a sembrar coca, la del “vice” reafirma el  “sí o sí” que ya planteó hace algunos días. Es decir, habrá consulta pero como los llamados colonos parecen ser mayoría, la posición gubernamental no correría riesgos. Los nativos originarios perderían en la consulta.

De acuerdo a la propuesta presidencial, otros votarán al lado de ellos,  y con la de vicepresidente  la obra atravesará el territorio cuya integridad es garantizado por la constitución y por acuerdos internacionales. Dirigentes de las federaciones cocaleras del Chapare han dicho hay unos 5.000 y pico colonos ya asentados en la zona.

Los marchistas han dicho que se oponen a ese tipo de consulta, que refleja los esfuerzos del gobierno por dar un arreglo al conflicto y detener la caminata.

Erbol, la agencia informativa que transmite por internet despachos recibidos desde sus más de 300 radioemisoras rurales afiliadas, subrayó esta tarde que la consulta ofrecida por el presidente está en colisión con el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).  El despacho de Erbol cita el artículo primero, inciso b) de ese convenio que determina que los pueblos y tribus que habiten una región deberán ser consultados, “mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente”.

No habla de colonos. Bolivia estuvo entre los primeros países en suscribir ese convenio.

La jornada no fue feliz para los marchistas, que enterraron a su segunda víctima: un niño afectado por diarrea y vómitos que falleció en el hospital de San Borja donde había sido llevado en las últimas horas. Una semana desoués de iniciada la marcha había muerto el joven Pedro Moye Noza, de 14 años, tras ser llevado al hosital de Trinidad. Había estado con sus padres durante tres días. Cayó de una movilidad a la que había logrado subir para hacer menos penosa la travesía. En la jornada, además, dos mujeres indíugenas abortaron: una con tres meses de embarazo; la otra con siete, según Erbol.

Entretanto, partidarios del gobierno –y de la obra- continuaban sus preparativos para detener la marcha a la altura de Yucumo, cerca de San Borja. En algún momento los nativos y simpatizantes –cerca de 2.000- deberían llegar hasta ese lugar.

El martes comienza precedido de un asfixiante suspenso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s