Necesidad de un nuevo censo

Posted on Actualizado enn

Comparto con Uds. la entrega más reciente del diplomático Ramiro Prudencio Lizón. Vale la pena leerla.

-0-

Varias entidades y muchas personas están pidiendo la realización de un nuevo censo, pies el anterior ocurrió en el año 2001, y se piensa que hay cambios significativos en el crecimiento y distribución de la población nacional.
Se considera que actualmente el país tendría más de diez millones de habitantes y ello, porque se realiza un cálculo de crecimiento anual mayor al 1.6%. El origen de este porcentaje proviene del increíble incremento que se produjo en el último censo, de cerca de un 30% con relación al anterior de 1.992.
Pero conviene subrayar que Bolivia no es un país que recibe inmigrantes, sino que por el contrario, su gente tiende a salir de su territorio. Se dice que sólo en la República Argentina vivirían cerca de un millón de nuestros conciudadanos.
Posiblemente el meollo del asunto se encuentra en que hubo graves errores en el censo del año 2001, debidos a que no se lo efectuó en el mismo día en las zonas urbanas y en las rurales, sino que en las últimas se lo hizo tres días después. Esto dio lugar a que los campesinos que vivían en las ciudades pudieran retornar al campo y hacerse empadronar nuevamente. Y había un motivo valedero para ello, la participación popular, la cual establecía que las zonas rurales más pobladas recibirían mayores ingresos del Estado.
Hay que tener presente que el deseo de que haya una mayor población en nuestro país no es de ahora sino de siempre. Casi todos los censos anteriores seguramente extendieron también datos con falencias, con el ánimo de presentar un mayor número de habitantes. Probablemente había un anhelo de que Bolivia se vaya acercando en población y riqueza al resto de los países más poderosos del continente. Pero este procedimiento, lamentablemente, acarreó en el pasado muy graves problemas.
Recordemos que los primeros censos de la República se llevaron a cabo durante el gobierno del mariscal Andrés de Santa Cruz, y dieron una población de más de un millón de habitantes, casi igual a la peruana y muy superior a la argentina y chilena. Pero Bolivia no podía tener esa cantidad de gente en esa época porque su territorio estaba casi despoblado. Evidentemente, el Mariscal deseaba hacer creer a las naciones vecinas que Bolivia era grande no sólo en extensión sino también en población.
Todos los censos posteriores a los de Santa Cruz continuaron con la costumbre de inflar la población. Pero lo absurdo de esos cálculos quedó demostrado en la Guerra del Pacífico. Mientras Chile movilizó a fines de 1880, cincuenta mil soldados para la invasión a Lima, Bolivia, juntando todo su ejército, apenas pudo presentar 5.500 hombres en el Alto de la Alianza.
La Guerra del Chaco fue otra prueba desgraciada de los errores censales. Se creía que el país contaba con unos tres millones de habitantes. Pero sólo pudo movilizar 160.000 soldados. Si se hubiese tenido esos tres millones, se habría podido reclutar el triple de hombres de los mencionados anteriormente.
Sabemos que los censos en el país han sido difíciles de realizar. No sólo por las distancias sino por la idiosincrasia de nuestra gente rural, que por desconfianza tendía a ocultar la verdad, ya sea reduciendo su número familiar o, por el contrario, con tendencia actual a incrementar las cifras.
Por otra parte, es menester eliminar ese tipo de consultas racistas que se dio en el censo anterior. En él se preguntó si uno era originario de este suelo. Una buena mayoría, 69%, manifestó tener ascendencia indígena, pero ello no significaba que se considerara indio, sino mestizo. Este resultado determinó que se estimara oficialmente que en Bolivia hay un 69% de indios y un 22,5% de mestizos, cuando el porcentaje seguramente debe ser al revés.
De todos modos, confiemos en que ahora, con nuevas técnicas y con mejores medios de comunicación existentes, el futuro censo sea bien organizado y se obtenga un resultado real y confiable, lo que coadyuvará a los futuros planes de desarrollo nacional para este segundo decenio del siglo veintiuno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .