¿Abandonados?

Posted on Actualizado enn

La interrogante es por la indiferencia que muchos sectores, antes comprometidos con las causas ambientalistas, exhiben ante la marcha de los Tipnis, próxima a la segunda semana al escribir este artículo.

La marcha de 1990 fue saludada por doquier. Los marchistas fueron vitoreados por donde pasaban. Dirigentes nacionales iban a su encuentro. Hace tres años, el presidente Morales fue hasta Trinidad para conmemorar esa marcha.

El mundo da vueltas y los mismos indígenas y de la siguiente generación, ahora marchan por razones parecidas. Antes pedían que se les reconociese su tierra. Lo lograron. Ahora piden que no se la malogre con una carretera que partiría la reserva, extendida sobre unos 1.100 Km2  (unas catorce veces el tamaño de Nueva York), y causaría depredación inevitable por sus alrededores.  El presidente les dice chantajistas y rehúsa reunirse con ellos. Les ha ofrecido ministros, que en dos ocasiones esperaron en vano a los nativos. En  la tercera, ayer jueves, los nativos exigieron que se presente casi todo el gabinete. Era una situación parecida a la que prevalecía cuando el presidente Morales capitaneaba a los indígenas y desdeñaba reuniones con ministros.
Uno de los emisarios del gobierno, el ministro Carlos Romero, creció políticamente en las filas del CEJIS, una ONG que insufló vida al movimiento indigenista. Romero afirma que hay nativos que utilizan la marcha como  pretexto para el contrabando,  venta ilegal de tierras y  la depredación general. (No ha dicho una palabra sobre las plantaciones de coca mostradas hace pocos días por diarios nacionales, entre ellos El Deber). Para ser consecuente y creíble, el gobierno debería  remover a los colonos (eufemismo por cocaleros), trasladar los campamentos y tender vigilancia permanente sobre los lugares susceptibles de invasión.

Antes, los marchistas eran héroes. Ahora, para muchos de los que los vitoreaban, son villanos. Este trampolín sólo puede explicarse con la fuerza del movimiento cocalero en el gobierno. Los cocaleros creen que es hora de cobrar  promesas de vieja data. El dirigente David Herrera (informaba Erbol), declaró que “el gobierno, durante la campaña electoral (de hace seis años) se comprometió a construir esta carrera añorada…”. El dirigente hablaba, según el mismo medio,  en “la zona colonizada del Polígono 7, que está dentro del Tipnis”.  El presidente tiene razón entonces cuando dice que el Tipnis no es tan virgen. En la zona hay unos 5.000 afiliados a la Federación de Cocaleros del Trópico.

Nadie duda de la influencia benéfica de una carretera como factor de crecimiento y desarrollo económico. Con una obra de esa magnitud, llegan legiones de vendedores de servicios y la oferta laboral crece. Además, se trata de una vinculación necesaria para ayudar al Beni a dejar de “guardar” el hermoso futuro del país, como canta un himno. Pero no a ese costo, con pocos dispuestos a aceptarlo.

Hasta ahora se desconoce alguna justificación seria para el trazado original por el parque en vez de circunvalarlo. No se ha hablado de costos para esa circunvalación ni de una eventual interdicción del lugar para la coca, el nuevo maná boliviano.

El ministro Romero afirma ahora que ha sido en tierras guarayas cruceñas donde ha habido mayor  depredación. De esa región, asegura, se han extraído 1.2 millones metros cúbicos de madera que generaron US$2.12 millones. ¿En cuánto tiempo ocurrió eso? ¿En los últimos cinco años, dos años, 10 años? No ofrece datos.

Como está definido el juego, se trata de Tipnis vs. el gobierno y cocaleros. ¿Qué tienen los Tipnis para equilibrarse? Fuerza legal y moral y la comprensión de los movimientos ecológicos de gran parte del mundo. Con apoyo significativo dentro y fuera del país, su causa puede conseguir que la obra sólo bordee su territorio. Es decir, que el gobierno enganche  su proyecto en retro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s