Día: agosto 20, 2011

Un No para escuchar

Posted on Actualizado enn

El No viene de mucho allá de San Ignacio de Mojos. Viene de Manaus, donde se reunió la “Primera Cumbre Regional Amazónica Saberes Ancesttrales, Pueblos y vida Plena en Armonía con los Bosques” del 15 al 18 pasados.  En su declaración final, la reunión de dirigentes indígenas de la región amazónica declaró: “No a la carretera en el territorio Indígena Isiboro-Sécure en Bolivia. Hermano Evo: Defiende a los pueblos y no a los negocios del BNDES” (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social), el principal financiador de la obra.

Con el “Mandato de Manaus” los nativos del Tipnis han roto la dimensión nacional que tenía el problema de esa carretera, cuyo trazado original pretende atravesar por el medio la reserva Isiboro-Sécure. El documento entero puede ser encontrado en www.movimientos.org (columna de la derecha), y fue distribuido esta tarde por la red.

El nombre de la conferencia, que reunió a cientos de representantes indígenas amazónicos de toda América del Sur,  es “Armonía con los bosques”.

La marcha, ahora asentada en San Ignacio de Mojos, pretende continuar hasta La Paz, a donde llegaría en el curso de la semana entrante.

El significado de esta declaración: Ahora es con todos los indígenas amazónicos, no sólo con los de las tierras bajas bolivianas.

Tipnis quinto día

Posted on Actualizado enn

Cientos de marchistas indígenas ingresaron a San Ignacio de Mojos y se instalaron en el salón de música del lugar a la espera de que el ministro secretario Carlos Romero vaya  hasta ese lugar. Fue en en vano. Probablemente no dialogarían con él, pero el gesto del ministro habría sido un as para la mano del gobierno, que habría mostrado su disposición a dialogar allí donde los nativos lo pidiesen. Perdió la oportunidad.

Este sábado y todo el fin de semana vendrán jornadas de  presión psicológica de ambos lados. Las fotos de los nativos marchando por los senderos polvorientos del Beni ya recorrieron el mundo dando un mordisco muy grande a la imagen del presidente Morales y su proclama de ser el líder mundial de los pueblos indígenas.

Los nativos no quieren la  continuación de la carretera asfaltada San Ignacio de Mojos-Villa Tunari que, en su diseño original,  atravesaría por la mitad su territorio ancestral (el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure) , legalmente protegido. La ruta deberá empalmarse con la red troncal de carreteras de Bolivia e incorporar a toda esa región beniana a una  región económicamente dinámica de Bolivia. Pero los nativos temen que eso acabe con todo su habitat. En verdad, en ellos y en muchos en Bolivia, existe el temor de que la carretera sea una avanzada más para los cocaleros del Chapare, a quienes el presidente les prometió la vía antes de las elecciones de 2005. Este es el mayor temor hacia esa carretera y probablemente uno de los motivos que, discretamente, ensombrecen la actitud de Brasil para financiar la obra. Sobre el financiamiento de más de 300 millones de dólares, el gobierno del vecino país ya tomó una decisión: No lo habrá mientras no ocurra la consulta prevista por las leyes.

En el programa Que no me Pierda, de Enrique Salazar, el trío Los Cambitas ganó esta noche ruidosos aplausos con una interpretación oportuna que contaba la historia de alguien que con “el producto blanco” salió temporalmente de la pobreza para, tiempo después, tras una afluencia efímera de riqueza, acabar en la cárcel.

Para los nativos, la consulta debe dar lugar a la modificación del trazado la ruta de la obra para que sólo bordee su territorio pero sin entrar en él. (Los diarios mostraron esta semana fotografías de los desmontes indiscrimonados provocados por los colonos depredadores que han invadido algunas porciones del lugar y a quienes se atribuye la intención de plantar coca.) Para el gobierno, la consulta no lo compromete a ninguna modificación de la ruta. Además, quieren hablar no con Romero sino con el presidente Morales. Para el mandatario, hablar con los nativos equivale a una rendición. Los nativos, dijo en el mismo programa el ex parlamentario Alejandro Colanzi, vinculado al partido de gobierno. Y el presidente se encuentra «cercado» por los elementos más conservadores del gobierno. Esta vez, los faros de las cámaras de TV están sobre los marchistas del Tipnis.

Los nativos no quieren como interlocutor al ministro Carlos Romero, quien estuvo aguardándolos durante toda la jornada, pero sin intenciones de ir hasta donde se encontraban. Romero, han dicho, fue uno de los que los alentó en otros tiempos, antes de que su partido alcanzara el gobierno y el poder, y ahora está en contra de ellos en la acera del frente. Esta tarde denunciaron que algunos de los vehículos que los acompañan habían sido apedreados y sus vidrios rotos.

Al concluir la jornada de este viernes,quinto día del comienzo de la marcha desde Trinidad, no había ninguna razón para esperar un arreglo inmediato.