Mes: julio 2011

Relación histórica con Perú

Posted on Actualizado enn

La siguiente es el más reciente artículo del diplomático Ramiro Prudencio Lizón, con cuya autorización lo reproduzco. Perú celebra su aniversario nacional este 28 y  el trabajo es un resumen de la relación hermana que Bolivia tiene con su vecino.

-0-

Este mes se conmemorará el 190º aniversario de la independencia de la hermana nación peruana.  En efecto, el 28 de julio de 1821, el general José de San Martín proclamó en Lima la independencia con un juramento que resumía los tres principios que consideraba base de todo poder político: el pueblo, la justicia y Dios.  “El Perú es desde ese momento libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de su causa que Dios defiende”.

Al recordar el aniversario del Perú, cabe efectuar una somera relación de la estrecha vinculación que permanentemente se ha mantenido entre bolivianos y peruanos.  Para ello, se debe remarcar que durante largo tiempo el Alto y Bajo Perú conformaron una  unidad política.  Primeramente en el incanato y luego en los dos primeros siglos de la colonia.  Posteriormente, cuando los dos territorios se separaron con el establecimiento del Virreinato de Buenos Aires, las regiones del norte, La Paz, Oruro y Cochabamba, continuaron conservando un fuerte enlace con Tacna, Cuzco, Arequipa y Puno.

La Guerra de la Independencia que en primera instancia volvió a reunificar a los dos Perú con el decreto del virrey Abascal, que integraba al Alto Perú con el virreinato limeño, terminó por consolidar su separación.  Pero el anhelo de juntarse nuevamente no se perdió en mucho tiempo.  Hubo varios intentos de federación, primeramente por iniciativa de Bolívar, que dio lugar al Pacto de Federación de 1826, donde se decía que Perú y Bolivia se reúnen en la “Federación Bolivariana”;   luego con la Confederación Perú-Boliviana de 1837;  y por último, con el Tratado de 11 de junio de 1880, que constituyó los Estados Unidos Perú-Bolivianos.  Lamentablemente, la conquista y dominio de Lima y de otros centros vitales del Perú por las tropas chilenas, sepultaron este último documento  aprobado por los dos congresos.

Ante la imposibilidad de reunificar el Alto y Bajo Perú, porque ya constituían dos Estados diferentes, en el siglo veinte se decidió modificar el utópico ideal federativo por una mayor interrelación física y económica.  Ella se inició con la construcción del ferrocarril de Guaqui a La Paz, que con el tiempo debía reunirse al de Puno- Mollendo.   Luego se firmaron convenios de libre tránsito irrestricto y, por último, se llevó a cabo la concesión de la zona franca industrial y turística en Ilo.

Pero para que exista una verdadera integración entre estos dos países de un común origen, falta todavía mucho por hacer.  En primer lugar, es menester que se efectúe una verdadera reconstrucción del puerto de Ilo, actualmente con muchas deficiencias, al extremo de que nuestros exportadores e importadores prefieren utilizar el de Matarani, pese a encontrarse más lejos de Bolivia.  Asimismo que se amplíe la zona franca de Ilo con la plena concesión de una zona comercial, como originariamente se negoció.  Se requería de dicha zona para no depender tanto de la Zofri de Iquique.

Además, sería verdaderamente un gran paso integrador si se nos confiriese una estación naval para que la Fuerza Naval Boliviana pudiese acceder al océano Pacífico.  Hasta ahora sólo se ha obtenido el permiso para construir allí una escuela naval, lo cual no traerá ningún beneficio al país.

Actualmente gobierna Perú un gran amigo de Bolivia como  es Alan García.  Y su sucesor, Ollanta Humala, también ha demostrado gran afecto por nuestro país.  Pues bien, es un momento propicio para concretar negociaciones realmente constructivas que acerquen a los dos países.

Cuando se alcancen los objetivos señalados, la presencia boliviana en el mar peruano se intensificará grandemente, lo que determinará que en el futuro se mantenga entre los dos Estados un estrecho y permanente nexo, y de este modo, se llegue prontamente entre ellos, a una verdadera y auténtica integración física y económica, tal como lo anhelan los hermanos pueblos de Bolivia y Perú.

Anuncios

¿Y ahora?

Posted on Actualizado enn

Denver Pedraza es  un abogado conocido en Santa Cruz. Su nombre ingresó al vocabulario popular cuando decidió asumir la defensa de los primeros detenidos en el caso de supuesto terrorismo que dirige el fiscal Marcelo Soza, el del Hotel Las Américas, aún sin conclusión. Esta tarde iba a una audiencia en el edificio de la fiscalía de Santa Cruz cuando le dispararon al  menos cuatro balazos que impactaron el brazo, el glúteo y la pelvis y el pecho.

No había acabado de subir el primer escalón de las gradas por las que se ingresa al edificio, cuando testigos citados por la TV dijeron que  dos desconocidos, uno de ellos descripto como moreno, delgado, de estatura mediana,  se le acercaron y le dispararon a quemarropa. Se salvó de la muerte porque el impacto que habría sido mortal dio en el bolsillo del lado izquierdo del pecho, donde tenía dos teléfonos celulares que amortiguaron y desviaron el proyectil.

Muchos de quienes opinaban en los noticiosos de la TV (PAT, No Mentirás) atribuyeron el hecho violento al narcotráfico y a “sicarios” la factura del intento de asesinato. En las 48 horas finales de la pasada semana, la policía descubrió cerca de 300 “laboratorios” artesanales de cocaína. Las tres poblaciones –Kilómetro 40, San Germán y Nuevo Horizonte, cerca de las cuales habían sido instaladas esas fábricas de procesamiento para fabricar “pasta”, el producto previo a la refinación que lo convierte en cocaína, está cerca de Yapacaní y El Chapare, donde las plantaciones de coca cubre una porción importante de las 31.000 hectáreas que organizaciones especializadas aseguran   que hay en Bolivia, 19.000 más de las 12.000 hectáreas legalmente permitidas para “usos domésticos” (léase masticación). Se rata de las poblaciones de Nuevo Horizonte, Kilómetro 40 y San Germán.

Mientras el abogado se desplomaba, desaparecieron de la escena las supuestas dos personas que dispararon. No se tenía noticias precisas de los resultados de los esfuerzos para encontrar a los delincuentes.

El programa que No Me Pierda, de Enrique Salazar, dijo que habría tres sospechosos detenidos, pero sin mayores especificaciones.

El Deber, en su página web de la madrugada, hablaba de dos detenidos, uno de los cuales sería colombiano. Cita a un colega de Pedraza, a quien identifica como abogado Freddy Fernández, quien se habría tendido al pavimento en cuanto escuchó los disparos y le habría gritado a Pedraza que  hiciera lo mismo. Pero éste siguió caminando, y en instantes cayó con el impacto de los balazos. El hombre que disparó vestía una camisa amarilla o mostaza a rayas y era “bajito”, de aproximadamente 1.60 mts., según el relato recogido por El Deber de este abogado. Tras disparar, el “sicario” abandonó con prisa el lugar y luego empezó a correr pues algunas personas decidieron perseguirlo. A partir de ahí no hay  unanimidad en cuanto la ayuda de algún complice que lo aguardaba más adelante y lo habría auxiliado en la fuga.

También en su página web, El Día informó  que personal de investigaciones recogió unos 15 casquillos de los disparos. Un testigo dijo al mismo diario que estaba espaldas al abogado y que escuchó una seguidilla de disparos, como “esterilla de cohetes”  y que imaginó que se trataba de tales, hasta que vio caer un casquillo cerca del lugar donde estaba, de pie. De acuerdo al relato de El Dia, el hecho ocurrió a las 15.05 de la tarde. Según esta versión, quien disparó vestía una camisa amarilla, a cuadros, y pantalón oscuro, y llevaba el revólver oculto en un cartapacio; luego enolvió el arma en un periódico mientras abandonaba apresuradamente el lugar por la plazuela de la Biblioteca Municipal hasta a Av. Bush, donde otra persona lo habría estado esperando en una motocicleta. (A diferencia de las primeras informaciones nocturnas de la TV, esta versión también habla sólo de  una persona que habría hecho los disparos.)

El Mundo dice que en la fuga precipitada el autor de los disparos chocó contra la puerta de un vehículo que demoró unos instantes la huida, cerca del lugar donde sería recogido en motocicleta.

Estrella del Oriente informa que el delincuente hizo algunos disparos antes de darse a la fuga para amedrentar a la gente del lugar, que a esa hora es concurrido.

Una multitud  impresionada por lo ocurrido se arremolinó alrededor del lugar del crimen, cuya mayor huella era un charco de sangre que las estaciones de TV mostraron en sus ediciones nocturnas. Pedraza fue llevado a ua clínica cercana. En la noche, su esposa informó que los médicos le dijeron que el estado del abogado era delicado pero que estaba fuera de peligro.  No hubo más detalles.

Para el desafío que plantea el atentado contra el abogado Pedraza, no hubo ningún pronunciamiento oficial inmediato de las autoridades. En otros países, las  autoridades se habrían dirigido a su país para calmar la ansiedad que ahora ha surgido en Bolivia.

El Secretario de Justicia de la Gobernación, Wladimir Peña, dijo que el presidente Morales había tenido una “actitud permisiva” en la lucha contra las drogas. Las personas que intervinieron en el debate que surgió, mencionaron la recurrencia de escándalos que envuelven a personajes de la vida política del país.  Se recordó reiteradamente los llamados del presidente Morales a sus compañeros cocaleros, de los cuales es también presidente,  para evitar excederse en la producción de la hoja generadora de la droga.

Con este hecho criminal, sumado a disparos misteriosos dirigidos en la madrugada a la fiscal de distrito de Pando, Maria Dely Atiare Salazar (tal como escribió Erbol el nombre de la magistrada) pero sin causarle daños, la violencia coloca otra vez al país en vilo, a menos de tres semanas de haberse retirado de la Convención de Viena para la lucha contra las drogas.

¿Es lo ocurrido el clarinete que anuncia la “colombianización” o “mexicanización” de Bolivia?  Esta noche, en el marco de las especulaciones sobre lo ocurrido, las preguntas surgían a borbotones. Faltaban respuestas.

Cuando El Alto ruge

Posted on Actualizado enn

El pasado martes nos puso al día sobre la fórmula boliviana favorita para obtener resultados: los bloqueos. El Alto, con el segundo conglomerado urbano mayor del país después de Santa Cruz, llevaba 48 horas con su plan de bloquear el acceso a la ciudad desde Senkata, donde se encuentra la planta distribuidora de combustibles para la región occidental,  exigiendo que el gobierno empiece a ejecutar un convenio para colocar alcantarillas y gas a domicilio en esa gigante ciudad altiplánica. El resultado inmediato del bloqueo fue una aguda escasez de combustibles en La Paz: el 50 por ciento de los vehículos de transporte público estaba sin gasolina, diesel o gas, de acuerdo a la información que dieron los bloqueadores y dirigentes del transporte. Miles de personas que requieren del transporte público para movilizarse se vieron paralizadas o tuvieron que cancelar sus planes de la jornada, y quizá de las siguientes. La Paz estaba otra vez como en aquellos días de principios de la década.

El gobierno envió apresuradamente a tres de sus ministros para negociar una solución al reclamo de los alteños.  Ese mismo día hubo un arreglo, cuyo costo más visible e inmediato, fuera de las angustias  ocasionadas al público, fue la verificación de que la doctrina del bloquea y ganarás no está en desuso ni ha perdido eficacia. Por el contrario. Está más vigente que nunca.

Curiosamente, el hambre por combustibles reapareció pocos días después que el presidente de YPFB nos asegurara que para 2014 la empresa producirá 74 millones de metros cúbicos de gas natural, casi el doble de la producción actual y justo lo que el país requerirá para cumplir sus compromisos con Brasil y Argentina (30 a 31 millones de metros cúbicos diarios y 27,6 mm3d respectivamente), y dejar un saldo para el consumo interno (8 mm3d) y para El Mutún (8 mmd3).

Alborozo de El Alto aparte, la pregunta que muchos se hacían era si Bolivia efectivamente dispondrá de esa producción para dentro de tres años. Actualmente produce unos 41 millones. En menos de tres años debe aumentarla en un 75%. Y algo que no se explica es que la industria petrolera trabaja a largo plazo, no para dos o tres años. Sus inversiones son gigantescas para Bolivia: 1.800 millones de dólares anuales en áreas donde probadamente hay hidrocarburos, y 4.400 millones donde “probablemente” los hay. No he visto noticias de ese volumen de inversiones en los últimos años. El principal síntoma de activación de la industria hidrocarburífera es la perforación de pozos. Para el año pasado YPFB había presupuestado dos (escuchen bien: dos, versus más de 60 anuales de la década de 1970). El verdadero volumen del hallazgo de Aquío por parte de la francesa Total estará comprobado sólo en 2020, cuando se afirma que será capaz de producir 18 millones de metros cúbicos diarios de gas. Creo que no hace falta una calculadora para sostener que el combustible que hoy entra a su vehículo, comenzó a ser explorado hace bastante más de una década.

Pero si la primera autoridad petrolífera es la que afirma que llegaremos pronto a producir 74 mm3 diarios, hay que creerle. Veremos que nos dice en 2014. Sin embargo, si está en lo cierto, ya deberíamos tener en marcha planes petroquímicos, gasoducto al Mutún y otros preparatorios para ese período de abundancia gasífera, pues esos planes tampoco aparecen de la noche a la mañana. Nadie quiere que los bloqueos provengan de una eventual escasez, menos del reclamo por obras no ejecutadas.

¿Servicios o estafa?

Posted on Actualizado enn

Estoy seguro que este pensamiento le ha pasado por la cabeza cuando llega a los aeropuertos de Santa Cruz o La Paz y se encuentra con que las mangas que conectan los aviones con las puertas de salida del avión no funcionan. Especialmente en La Paz, la falta de este servicio –algo muy frecuente- es agitadamente sentida.  Si uno tiene que caminar, arrastrar la valija y llevar en el brazo, o puesto sobre los hombros, un abrigo, el trayecto de esos 50 o 60 metros se vuelve extenuante. Para jóvenes y viejos.   Y uno no encuentra funcionario alguno que le explique por qué no funcionan las mangas de los aeropuertos, ni si se trata de un desarreglo sólo temporal o de un defecto duradero. Los aeropuertos mencionados tendrían que tener una advertencia a la salida del avión:

Cuidado. Cuando sus pies toquen el pavimento, Ud. estará a más de 4.000 metros de altura. Haga su trayecto hasta la terminal con mucha calma, pues no tenemos  mangas de transporte para ingresar a las instalaciones del aeropuerto!

O, también,

Cuidado. Cuando Ud. salga del avión estará bajo una temperatura de 36 grados centígrados.  No se agite. Además, no olvide que de momento (¿?) carecemos de mangas entre el avión y la terminal. Algo más: No se moleste en exceso si al ingresar a las instalaciones se encuentra con que no hay escaleras rodantes sino en una sola dirección. La otra, la encontrará a unos 60 metros de distancia, si está operando.

Ya es proverbial la deficiencia de los servicios públicos en nuestro país.  Cuando Ud. llama al número de informaciones, se encontrará con una voz cantarina que le dice: “Estimado cliente: le comunicamos que estamos grabando esta comunicación con el propósito de mejorar el servicio”. En los años que llevo llamando a los números telefónicos de informaciones, no he notado ninguna mejora. Y siempre me ha asaltado la sospecha de que estoy ante una treta engañosa de la compañía telefónica, para tenerme más tiempo ($$$) en la línea que el que sería necesario para decir: “El número es…, etc”.   Y sobre llovido mojado: El número que te dan generalmente es el de un fax! En suma, he invertido varios segundos, que la compañía cobra, y no he obtenido el servicio buscado. Multiplique Ud. ese tiempo por miles y miles al mes. Y si es cierta mi sospecha, se trata de fortunas cobradas a costa del consumidor…sin la retribución del servicio.

El consumidor paga sus impuestos también con la frágil esperanza de que algunas cosas mejorarán. Por ejemplo, en Santa Cruz la casi inexistencia de pasarelas para el desgraciado peatón. ¿Sabía Ud. que en la ciudad más poblada de Bolivia hay solamente dos? ¿Y una que debía facilitar el acceso y salida al Aeropuerto Viru Viru está paralizada desde hace dos años y nadie da cuenta de ello?

En La Paz es proverbial el enjambre de alambres aéreos en las calles: luz, teléfonos, todo se mezcla en una maraña que cubre la mirada al cielo límpido paceño.  El otro día anduve por la zona sur, en San Miguel, por el lugar de los cafés, y la enredadera de alambres es tal que uno no puede menos que sorprenderse que eso…no cause ninguna sorpresa entre los cientos y miles de frecuentadores de una de las zonas favoritas para reunirse y conversar en La Paz.

Y  en Santa Cruz es increíble cómo los constructores, especialmente en la zona central, se las han arreglado para reducir las aceras al ancho más mínimo. Si su peso es ligeramente superior al normal, Ud. está frito. Tendrá que caminar de costado. La situación no es mejor en La Paz. Procure Ud. caminar por las aceras cercanas a la UMSA y verá lo que es canela…o lo que es mantener el equilibrio para no caerse.

Una conclusión lamentable: los peatones estamos abandonados. A las autoridades no les importamos un pito. En Santa Cruz, por la falta de pasarelas, uno tiene que cruzar las avenidas con el testamento bajo el brazo, parafraseando a un político preso en Chonchocoro. Y en La Paz, si va con algún acompañante, mejor lleve consigo un walkie-talkie para poder conversar, pues deberá caminar en fila india.

Antes de olvidar: los automóviles estacionados en doble y triple fila! No solamente embotellan y vuelven un infierno la vida del peatón. Lo peor es ver que en muchos casos se trata de personas que,  muy panchas, están conversando por celular, o simplemente se han detenido para cumplir alguna diligencia en un negocio próximo.

¿Para eso pagamos impuestos?

Chávez admite próximo paso: quimioterapia

Posted on Actualizado enn

Este sábado viaja a Cuba para la primera sesión

El presidente Hugo Chávez, quien hace sólo una semana retornó a Caracas luego de casi un mes entero en Cuba para tratarse de un cáncer, deberá empezar a recibir quimioterapia o radioterapia. Lo dijo el propio jefe de estado a comienzos de semana. No se trata una noticia fatalista. Al contrario, el jefe del estado venezolano empieza a hablar con más sinceridad a su pueblo. La quimioterapia, por lo demás, es común en el tratamiento de cáncer, y en muchos casos permite a las personas que lo tienen llevar una vida normal, aunque no del ritmo al que está acostumbrado el mandatario venezolano. “Es un cáncer -dijo- pero no como algunos quisieran”.

Y en la noche del viernes retumbó en las computadoras de los servicios informativos la noticia de que el sábado temprano partirá rumbo a La Habana para la primera sesión. Quedó aparentemente sin base la noticia dada por el diario Folha de S. Paulo de que había aceptado que el tratamiento se realizase en Brasil, en el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo. (Una anotación de este fin de semana: Estoy seguro que la prensa brasileña -y las autoridades del país vecino, por supuesto- no dejarian de saber, y quizá hacer público, el tipo de cáncer que aflije al comandante. En Cuba, no. Quizá por eso ha preferido la quimioterapia habanera).

Chávez dijo que su tratamiento deberá pasar por la que denominó una “tercera etapa”.  Sólo tres días antes el ex vicepresidente José Vicente Rangel era citado por una revista colombiana asegurando que el comandante no requerirá de quimioterapia. La información dada por el propio Chávez provino de una entrevista telefónica para el canal oficial de TV. Las palabras de Chávez están incluidas en la página web del Universal de Caracas (www.eluniversal.com.ve).

“No es fácil. Hemos estado transitando por una primera etapa que ha sido exitosa”, afirmó, de acuerdo a la versión que ofrecía el miércoles El Nacional (www.el-nacional.com). Y estos días ha comenzado una segunda etapa, con supervisión y vigilancia constantes. Agregó que podría requerir de una tercera etapa, “que pudiera ser un poco más dura pero precisamente es para tratar de blindar al cuerpo de (con) nuevas células de este tipo, malignas, que amenazan cuando se anidan”.

El Nacional subraya que el presidente “no precisó cuándo comenzará esta tercera etapa” pero que “muy probablemente requerirá la aplicación de los métodos que se conocen”.

“Depende de la evolución…pero pudiera ser radioterapia o quimioterapia para atacar duro…con caballería, a cualquier posibilidad, cualquier latente que esté allí”.

La salud del mandatario venezolano ha enviado sacudones de intranquilidad a sus aliados de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), especialmente Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua. Chávez es el motor de esa alianza, que se interpuso en el camino hacia la zona de libre comercio continental que preconizaba Estados Unidos.

Todas estas semanas, pues, los ojos y oídos de estas naciones estarán sintonizados con Caracas.

Bolivia y la independencia argentina

Posted on

 

El más reciente comentario histórico del diplomático Ramiro Prudencio Lizón lleva el título de referencia y lo reproduzco en este blog con su autorización.

 

-0-

 

Este 9 de julio se conmemora un nuevo aniversario del Congreso de Tucumán, que en la misma fecha de 1816 proclamó la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

 

En ese congreso participaron representantes de Buenos Aires, Cuyo, Córdoba, Tucumán y del Alto Perú.   Los representantes altoperuanos no fueron elegidos por sus circunscripciones  por la feroz contienda que se mantenía contra el poder real en esas zonas. Fueron designados entre los emigrados recientes en el norte argentino.  Pero el papel que les cupo efectuar fue muy destacado.

 

Cabe recordar que en el Congreso se presentaron dos corrientes que apoyaban la constitución de un gobierno monárquico constitucional.  Una de ellas, formada por conservadores, aspiraba a consolidar  la independencia entregando el gobierno a un príncipe español o portugués.  La otra, propiciada por diputados liberales, entre ellos los del Alto Perú,  llegó a pretender el restablecimiento de la monarquía incásica.  Al final, primó la cordura, en base a la concepción del doctor charquino, don Mariano Serrano, elegido Secretario por la Asamblea, quien defendió la idea monárquica “temperada”, con un monarca que no sea ni peninsular ni tampoco incásico,  ya que la independencia se había logrado con  la participación de los criollos y mestizos y no de las poblaciones indígenas.    El estimaba que este sistema de gobierno daría fin con la anarquía latente aun dentro del mismo congreso.

 

Sólo en 1819, se consagró la idea de una constitución republicana, gracias sobre todo al influjo de la prensa de Buenos Aires, en la que destacaban los escritos de don Vicente Pazos Kanki, quien se oponía tenazmente a la concepción monárquica y defendía un sistema de gobierno republicano, parecido al que regía con gran éxito en la América del Norte.

 

Como manifiesta don Jorge Siles, en su valioso libro “La independencia de Bolivia”, la activa presencia de la diputación altoperuana es una prueba de que aun se mantenía en las tierras altas un fuerte sentimiento de pertenecer a una misma entidad política, heredera del Virreinato del Río de la Plata.

 

Sabemos que el gobierno de Buenos Aires se esmeró mucho por recuperar Potosí y todas las tierras altas del virreinato.  Había enviado tres ejércitos auxiliares a las provincias altoperuanas y, luego del Congreso de Tucumán, se atrevió a mandar un nuevo cuerpo expedicionario al mando del coronel La Madrid.   Lamentablemente, esos ejércitos se encontraron en el Alto Perú con muy fuertes fuerzas realistas que los derrotaron y rechazaron hasta Salta.  Es evidente que la posesión de Potosí era fundamental para financiar la guerra, y ello obligó a los realistas a concentrar en esta región sus mejores tropas.

 

Por último, el general San Martín decidió atacar al centro del Virreinato del Perú, es decir, la ciudad de Lima, y para ello debió liberar a Chile y al Bajo Perú.  Se considera que este proyecto, aunque basado en un gran espíritu americanista, desdeñaba a las tierras altas.  Pero esta aseveración no es cierta.  La idea de San Martín y del gobierno porteño seguía la misma consecuencia: crear grandes problemas en la costa peruana para que las tropas realistas desalojaran el Alto Perú.

 

Tampoco el resultado de este designio sanmartiniano fue el esperado.  Se obtuvo la independencia de Chile y del Bajo Perú, pero las tropas españolas se mantuvieron en las alturas.  Sólo con la llegada del Mariscal Sucre se pudo derrotar y expulsar definitivamente al poderío realista en el Alto Perú.

 

Pero el curso de la historia había variado radicalmente.  Desde hacía años que se habían roto los vínculos con las tierras bajas del Río de la Plata y con ello todo interés en integrarse a ellas.  El Alto Perú dejó de pertenecer por sentimiento a la nueva República Argentina y se constituyó en una nación independiente, la nueva República de Bolívar.


La noche del poeta

Posted on Actualizado enn

Lo ví pasar dando trancos por la Plaza del Estudiante de Santa Cruz hace poco más de una semana, rumbo a la biblioteca municipal. Saco de lana acorde con el frío que padecía la ciudad, iba presuroso quizá a completar su búsqueda para lo que escucharíamos de él cerca de un centenar de privilegiados que el lunes pasado nos reunimos en el Salón Pedro y Rosa de El Deber a escucharlo contar historias sobre su infancia en Riberalta, los primeros años de su juventud y sobre la figura delicada y sabia de su padre, un hombre de naturaleza tranquila que había emigrado años antes de Japón en busca de tierras más acogedoras. El de entonces era un Japón que distaba mucho del de hoy, y su gente, temerosa de las guerras y necesitada de tierra, emigraba. Y por supuesto, para oír retazos de algunos de sus poemas sobre los que levantó el pedestal sobre el que se encumbra.

Pedro Shimose nos contó cómo su padre lo tomaba de la mano y caminaban juntos hasta el barranco que le ponía freno al impetuoso río Beni y que, al juntarse con el Madre de Dios, les permitía contemplar la agonía deslumbrante del sol rojo que desaparecía sobre la confluencia de los dos ríos, de los mayores de Bolivia y de la cuenca amazónica. O cómo le enseño a  mirar una rosa y admirar los crisantemos, la flor de Japón.

De nuestros años comunes de colegio, cuando los amigos lo visitábamos en su casa, recuerdo que conservaba un busto de su padre que él mismo, ya por sus 18 o 20 años, había esculpido. Evocar su niñez y  juventud fue trasladar a quienes lo escuchábamos hasta los años que todos hubiéramos querido que se quedaran quietos y no se movieran más. Y a mostrarnos una Riberalta cuando era “apenas un pueblito de cinco mil habitantes” con los mismos  paisajes y personajes seguramente parecidos a los que inspiraron el Macondo de García Márquez. Shimose nos leyó poemas, incluso algunos suyos.  Fue causante de suspiros de nostalgia y al recordar cómo en el colegio de ese lugar lejano de nuestra geografía, se aprendía a recitar a Neruda y cómo se conocía aquel poema “En Paz” del mexicano  Amado Nervo, y su glorioso cántico final “Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!”. Nos habló del peruano César Vallejo y hasta de un anecdótico encuentro con el cubano Nicolás Guillén, quien en uno de sus poemas menciona los ríos Pilcomayo y el Mamoré como si los hubiera navegado y conocido sus recodos cuando, en  verdad, no era sí, pues los mencionaba sólo por el gusto musical que sentía al pronunciar sus nombres. Nos habló de poetas benianos como Ambrosio García, todavía insuficientemente reconocido. Y sobre todo, nos reveló su pasión por un rincón especial del colegio Pedro Krámer: la biblioteca, con una colección de libros que de alguna manera había hecho una fundación y cuya llave le había confiado el director del colegio, el profesor don Jorge Rioja. Tal vez por los años y por efecto de manos depredadoras,  de la biblioteca no se ha vuelto a saber.

Para todos los que estuvimos allí, comenzando por el patriarca de la familia Rivero, Don Pedro, fue una de las veladas más emotivas en mucho tiempo. Por eso abordé el tema en esta columna, que se ha ocupado mucho de otros temas, especialmente políticos y económicos, y que ahora quiso darse una escapada por el mundo de las añoranzas que Shimose nos hizo revivir.