Día: julio 28, 2011

Suárez gana el primer round

Posted on Actualizado enn

Para quien no lo conoce, Ernesto Suárez Sattori luce como un cowboy salido de algún western californiano: delgado, alto, y hablar seguro. Esta noche mostró similar seguridad al anunciar que le habían finalmente informado que la audiencia a la que había sido citado para responder sobre supuestos casos de corrupción había sido suspendida. Probablemente hasta después del 6 de agosto. Suárez lanzó el guante a la Ministra de Transparencia Nardi Suxo y la desafió a realizar una auditoría “con participación de organismos internacionales” y mostró uno de los ases que tiene bajo la manga para los eventuales observadores de la OEA:  Muchas de las acusaciones se basan en decisiones ocurridas antes de la entrada en vigencia de la actual constitución política, pero a él no se le aplica el caso de corte, para ser juzgado por un tribunal especial, como dictaban las anteriores constituciones bolivianas. Eso, de por sí, demostraría la irregularidad bajo la cual se realiza este proceso, dijo el gobernador al periodista Enrique Salazar, de Que No Me Pierda.

El aplazamiento, hasta esta noche sine die, ocurrió 24 horas después de una gigante marcha de benianos venidos desde todos los confines de ese departamento, para rodear de solidaridad a su gobernador. Los policías militares enviados a Trinidad y los destinados a vigilar la residencia del gobernador, súbitamente retornaron a sus cuarteles. Puesta en la victoria la esperanza, como dice el himno beniano, la caravana permaneció en la plaza principal de Trinidad, frente a la Gobernación hasta bien avanzada la noche del miércoles. En la mañana, Suárez Sattori se encaminó a la fiscalía departamental, donde supo del aplazamiento. Los benianos gritaron victoria temporal, tras haber mostrado fuerza para blindar a la primera autoridad departamental.

“Me mantengo con la misma tranquilidad de siempre. Dije a quienes vinieron en caravana a apoyarme, que se reprimieran de cualquier provocación. No la hubo”, dijo, la primera autoridad beniana, rostro menos tenso que el que había exhibido la noche anterior. Y envió un dardo a las autoridades de La Paz: “el gobierno sacó a Trinidad de la normalidad” pero “no hubo un solo cohete durante la caravana de solidaridad”.

El empeño de las autoridades del gobierno por apresar y, eventualmente, destituir a Suarez Sattori, tuvo un momentáneo traspié. Al galvanizar un apoyo cívico en todo el país, por parte de los dirigentes regionales que se reunían en Cochabamba, el gobernador hizo ver los riesgos políticos que su apresamiento podía acarrear. Dieron un paso atrás. Pero tal vez ahora se preparan para dar dos adelante. En todo caso, fue el primer retroceso de las autoridades ante una ofensiva como la descargada sobre Suárez sattori.

Suárez Sattori dijo que tomaba la palabra de la Ministra Suxo para una auditoría en presencia de delegados internacionales sobre las acusaciones que pesan sobre la autoridad departamental. No había esta noche ningún comentario de las autoridades sobre esa auditoría, en la que el gobernador insistía para probar, dijo, su inocencia. “Todos los días me han llegado cuatro o cinco notas de auditorías”, dijo para recalcar que, con todo, su administración ha continuado operando normalmente.

“…Quiero esa auditoría con participación internacional. Para que caiga la máscara de las autoridades y se vea que este es  un proceso político”, dijo.

No era probable que desaparezcan por completo ni de imediato las nubes oscuras que  aún se deslizan sobre la capital beniana.

Anuncios

De nuevo a 1904

Posted on Actualizado enn

Los presidentes Evo Morales y Sebastián Piñera elevaron la temperatura del nivel de cero al que habían descendido tras el discurso del mandatario boliviano el 23 de marzo último. Reunidos en Lima para el juramento del presidente peruano Ollanta Humala, la elevaron en sólo pocos grados, pues el congelamiento de la actitud de Chile continuó vigente, al igual que la que selló el tratado de octubre de 1904. Piñera le dijo a su colega vecino: Hablemos, sí, pero respetando los tratados vigentes, es decir el de 1904, que en sus relaciones con Bolivia, es el que interesa a Chile. La versión sobre las palabras del presidente chileno viene de los medios de ese país.

De momento, los bolivianos ignoran si el proceso de internacionalización judicial del problema dispuesto por el presidente Morales hace cuatro meses continúa en curso.

Una conclusión: Salvo imponderables, en el mejor de los casos volveremos a la “agenda de los 13 puntos”, con el desprestigio de esa agenda con la que el presidente boliviano dijo que había sido engañado y que – él mismo lo afirmó –  fue un ardid chileno para pasar el tiempo.  Por ahora, el gesto del presidente Morales luce como un incidente más en los años que corren desde 1904, que pronto serán 133, 134, y así, sucesivamente.