Chávez, un factor mayor

Posted on

La desazón ha cundido entre los integrantes de la familia izquierdista Alianza Bolivariana da las Américas con el cáncer que ha atacado al presidente Hugo Chávez. De repente, entre los integrantes del grupo, inclusive Cuba, ha quedado en entredicho la seguridad que ostentaban cuando no había motivo alguno para dudar de una larga permanencia de Chávez a la cabeza del gobierno de su país. Esa seguridad incluía petróleo, apoyo externo, especialmente.

Un analista venezolano subraya que en el mensaje que dio a su país la noche del jueves, desapareció la palabra muerte.  Desapareció el lema “Patria o Muerte”. En efecto, sus palabras fueron:

¡Gracias Dios mío! ¡Gracias pueblo mío! ¡Gracias, vida mía!

¡Hasta la victoria siempre!

¡Nosotros venceremos!

La Habana, esta querida y heroica Habana, 30 de junio de 2011.

Desde la patria grande, les digo, desde mi corazón, desde mi alma toda, desde mi esperanza suprema, que es la de un pueblo: ¡Por ahora y para siempre viviremos y venceremos!

-0-

Yo agregaría que no sería raro que lo mismo ocurriera por otras latitudes y se empiece a ensalzar la vida. Pues Chávez, en su mensaje, glorifica la vida y agradece a Dios, algo no muy común entre los líderes bolivarianos.

Citado  por El Nacional, de Caracas, en su edición de este domingo, el analista Federico Welsh subraya que las palabras lentas y cuidadosas del mandatario podrían implicar un cambio de tono tratando de acercarse más al estilo de un estadista. “No va haber un gran cambio en el entorno político. Un gobierno incompetente no se vuelve competente de la noche a la mañana”, dijo.

Hay una coincidencia en los análisis que abordan el tema: el presidente Chávez no podrá mantener el ritmo que ha mantenido hasta ahora. Lo que significa cambiar de estilo de vida, que es lo que los médicos suelen recomendar, o delegar funciones a su vicepresidente, cosa que ni éste ni ningún funcionario del gobierno desea admitir.

La enfermedad del mandatario se ha convertido en una verdadera espina en el zapato de los gobiernos del ALBA (Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua). Ellos tampoco  podrán marchar al ritmo que desearían, al menos en sus relaciones con Venezuela.

No es implausible pensar que, dentro de Venezuela, el “factor Chávez” pueda desencadenar una pugna prematura por un  mayor control sobre las riendas del poder venezolano. Pero eso tampoco es fácil,  porque en la ecuación hay otro factor: Cuba, para la cual el líder venezolano es garantía de sobrevivencia. Chávez le lanzó el salvavidas cuando el gobierno cubano más lo necesitaba y su barco estaba amenazado con  naufragar tras la caída y desaparición de la Unión Soviética. ¿Puede quedar Cuba de brazos cruzados si el cordón umbilical que la une con Venezuela se debilitase? Son preguntas obvias en la cabeza de cualquier analista.

Una cosa es cierta: cualquier movimiento político deberá ser extremadamente cuidadoso, pues se juega con un explosivo que, si resultase activado, sus ondas se sentirían más allá de la propia Venezuela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s