¿De nuevo la confederación perú-boliviana?

Posted on Actualizado enn

El presidente electo de Perú Ollanta Humala lanzó un mensaje que a algunos niveles de bolivianos puede  haber entusiasmado. “Sueño con la reunificación de Perú y Bolivia. Sueño que en algún momento esta línea fronteriza desaparezca y volvamos a ser una misma  nación, un solo país”, dijo Humala, quien del 28 de julio jurará como presidente electo de su país. Habló durante un almuerzo que le ofreció en el Palacio de Gobierno de La Paz su colega Evo Morales, a quien llamó compatriota, y quien, tras conocer que Humala había vencido la segunda vuelta electoral en su  país, dijo exultante que “América del Sur se viste de rojo”. Tomo todos estos datos de la página web de El Comercio, de Lima, que a la hora de escribir esta entrada traía más detalles que los diarios bolivianos.

“Somos un mismo núcleo -afirmó después-, tenemos un mismo origen, somos más que pueblos hermanos, somos un mismo pueblo que tiene una frontera administrativa que tiene más de 200 años de vigencia, pero que compartimos una misma nacionalidad”.

Las palabras del mandatario electo fueron reminiscentes de la confederación forjada por el Mariscal Andrés de Santa Cruz, a la que se opuso Chile y que finalmente logró desbaratar en Yungay, con el mismo ejército que Santa Cruz no había querido desarmar.  Los tres países después guerrearían en el  Pacífico, que ganó Chile, 40 años después. Antes, el general Agustín Gamarra, del lado peruano, había intentado la reunificación de los dos países, pero perdió ante las fuerzas bolivianas en la batalla de Ingavi. Ambas naciones constituían una unidad geográfica bajo la colonia.  Grupos bolivianos influyentes convencieron a Bolivar y a Sucre que el Alto Perú era una región en sí, que debía ser independiente de Perú. Unidos, los dos territorios eran contrapeso a la vastedad geográfica de Brasil y Argentina y al de la Gran Colombia, que formaban Venezuela y Colombia.

El llamado de Humala deberá merecer estudios muy amplios en Bolivia, y ciertamente también en Chile y las demás cancillerías del continente sudamericano. Pero parecía claro que su llamado a retornar al Perú pre-independencia se refería principalmente a la unidad económica de los dos países. Esa unidad sería el eje de una integración mayor entre Bolivia y su país, que, según dijo, tiene invertidos  unos mil millones de dólares en negocios en Bolivia. “Para nosotros es importante entender que el desarrollo del Perú involucra también, de todas maneras, lo que es el desarrollo de Bolivia”, afirmó.

Humala habló del sentido social que marcará su gobierno. Los gobernantes  tienen “un compromiso con los pobres” y no con los poderes económicos, dijo. También  recalcó que en América del Sur debe darse un compromiso de impulsar el desarrollo para los pueblos, donde  el Estado funcione para todos y no para una minoría.

Con todo, el líder visitante no mencionó de inmediato el problema magno de Bolivia –su reclamo de una salida al Pacífico de forma soberana. Pero invitó al presidente Morales a asistir a su posesión, el 28 de julio. Antes de venir a Bolivia, cuando aún era candidato, había dicho que Perú no sería obstáculo para las aspiraciones bolivianas. De inmediato se ignoraba si abordaron el tema durante el tiempo en que se reunieron en privado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s