Como una elección en casa

Posted on

Cualquiera que sea el resultado de la elección que ocurre este domingo en Perú, el gobierno boliviano tiene que observar una conducta de extrema cautela ante el vencedor y el perdedor. Perú no solamente es el vecino con el que nos ligan  los más fuertes lazos históricos. Es también el vecino que debe merecer nuestra mayor confianza y por consolidar esa confianza debemos trabajar. Tenemos un origen similar y no solamente hemos sido una sola unidad política geográfica colonial, aliados en tiempos de guerra y vecinos cordiales en tiempos de paz. También compartimos objetivos comunes en materia de desarrollo y en nuestro largo camino hacia una menor desigualdad social y económica.

Este artículo adquiere un tono de comentario por la importancia del acontecimiento del domingo y sus repercusiones sobre Bolivia, pues la trascendencia de la elección hace que la sintamos como “en casa”. Anticipo, entonces, excusas a los amables lectores por el tono editorial de esta entrada.

Es natural que los partidarios del gobierno del presidente Evo Morales sientan la tentación de celebrar un triunfo del candidato Ollanta Humala, de Gana Perú, como es normal que los adversarios del mandatario  se inclinen por dar vivas a un triunfo de Keiko Fijimori, de Fuerza 2011. Ambos casos estarán guiados por la  emotividad más que por la razón. Ambas actitudes ignoran que casi una mitad habrá votado por el “otro lado” y por tanto parcializarse con cualquiera de las dos corrientes, así fuese sólo temporalmente, constituye un acto que no concuerda con el interés de Bolivia en el corto, mediano y largo plazo. Como el poder no es eterno (ahora hasta los rusos lo saben), quien pierda el domingo puede ser el ganador de una próxima contienda y por el interés a largo plazo de Bolivia es vital una buena relación  con el estado peruano, cualquiera que sea su gobierno.

Perú, como todo país estructurado, tiene objetivos nacionales de largo aliento, que no habrán de variar. Los dos contenientes de esta segunda vuelta dejaron esta premisa clara durante los debates que sostuvieron por la TV. Entre ellos está su relación con Chile, que no variará por una eventual similitud o discrepancias ideológicas de regímenes en Perú y Bolivia. Es prudente, entonces, apartar el engaño de que la similitud de regímenes puede ayudar al otro a resolver problemas con algún tercero. En la última  década, Perú ha sorprendido a la región latinoamericana con un acelerado crecimiento económico cuya continuidad probablemente  no querrá arriesgar, con Fujimori o con Humala. Y como el tercero es Chile, hay que subrayar que las inversiones chilenas en la economía vecina superaban ya el año pasado los 6.000 millones de dólares.

Los primeros momentos del nuevo gobierno no serán del todo fáciles. Aparte de restañar las heridas dejadas por una campaña electoral disputada voto a voto, Perú tiene al  frente el desafío de desarrollar y expandir su base industrial, la  única garantía de otorgar más trabajo y mejores salarios.

Los gobiernos son pasajeros y los estados son permanentes. Esa es una premisa básica en las relaciones exteriores de los países. Pregúntenselo a los mexicanos, donde se acuño el dicho de estar geográficamente “tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”. Optaron por buscar su desarrollo económico al lado de Estados Unidos. Nosotros, en el centro del continente, preferimos a todos nuestros vecinos cerca, no beligerantes y dispuestos a trabajar de nuestro lado en el esfuerzo común por un mejor destino para nuestros pueblos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .