Frio polar en las relaciones con Argentina

Posted on Actualizado enn

N.R. Puesta el10 de junio de 2011.

-0-

La noticia de La Nación fue infundada. La desmintieron tanto en Buenos Aires como en La Paz. El presidente Morales viajará al vecino país como estaba previsto, a fines de este mes. Es difícil, de momento, determinar todo el impacto de esta crisis originada con la visita oficial del Ministro de Defensa iraní.  Las organizaciones judías de Argentina, especialmente AMIA, la parte afectada por el acto terrorista, no ha bajado los brazos y difunde su protesta por la omisión de detener al funcionario iraní por parte de la Interpol cuando visitó Bolivia a fines del mes pasado en conexión con actos celebratorios de la Fuerza Aérea Boliviana.

-0-

Las relaciones entre Bolivia y Argentina, estratégicas para nuestro país, han sido estremecidas por el caso Ahmad Vahidi, el Ministro de Defensa de Irán invitado a Bolivia a principios de esta semana y luego ayudado a salir subrepticiamente del país en cuanto se supo que  había una orden de captura lanzada por Interpol, que lo sindica de contribuir al mayor atentado terrorista registrado en Argentina. Ocurrió en 1994 y murieron 85 personas, entre ellas seis bolivianos.

El diario La Nación informó en su edición de hoy que el gobierno argentino, aún insatisfecho con las “sentidas disculpas” expresadas en una carta por el canciller David Choquehuanca Céspedes, suspendió la visita al vecino país que a mediados de este mes iba a realizar el presidente Morales.En el vecino país, el presidente boliviano iba a ser objeto de agasajos y homenajes, hace rato ausentes de su agenda.

La medida diplomática argentina es una de las más graves de un país contra otro y una de las que más se aproxima a una ruptura. No hay indicaciones de que Argentina pretenda llegar a ese extremo, pero resulta evidente que la cancelación de la visita,  la primera que en muchos meses haría al exterior el presidente Morales, exhibe un grado de irritación pocas veces visto en las relaciones internacionales.

La situación se presenta a sólo pocos días de una reunión de la OEA en la que Bolivia buscará una reafirmación del apoyo hemisférico para dialogar con Chile sobre una salida soberana al Océano Pacífico para Bolivia. En esa gestión el respaldo argentino es crítico. Es poco probable que la irritación argentina se traslade a la reunión de El Salvador la semana que viene. Pero no cabe duda que si hay algún respaldo efectivo, éste no tendrá ninguna vehemencia.   El problema es el peor para la diplomacia boliviana seguido del empeoramiento de las relaciones con Chile, de la ruptura con Israel y la casi ruptura con Estados Unidos.

También, la reacción argentina surge a pocas horas de  un pronunciamiento de  militares en retiro, quienes desde La Paz advirtieron que la seguridad de Bolivia estaba en riesgo por las “metidas de pata” del gobierno.

Hasta ahora, la cancillería ha apuntado el índice sobre la ministra de Defensa, Cecilia Chacón, por desconocer el caso de Vahidi y de invitarlo a venir a Bolivia. Pero sería ingenuo pensar que esa decisión era ignorada por el canciller (y si lo era, aún peor), ni por el propio presidente Morales. No creo que la ministra se hubiese atrevido a hacer la invitación sin una previa consulta a sus autoridades superiores. Una de dos: O efectivamente hubo una supina ignorancia o se aplicó aquello de “yo hago, Uds. enderecen”. Sólo que los  “ustedes” no son aquellos que aceptan enderezamientos  tan fácilmente.

La presidente argentina Cristina Kirchner, también en una muestra que refleja su enojo con Bolivia, debía recibir hoy en Venecia, donde se encuentra, al presidente israelí Shimon Peres.

Los argentinos, dice La Nación, subrayan que Bolivia nada hizo para detener a Vahidi, cuya presencia en Bolivia es vista como resultado de los vínculos estrechos del presidente Morales con el de Venezuela Hugo Chávez. La frialdad del vecino país exhibe también los límites que Argentina no está dispuesta a sobrepasar: los determinados por la justicia, subraya el diario. Y el tema Irán, agrega, es uno de las cuestiones más probables de discusión en la cita de los mandatarios argentino e israelí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s