Día: junio 1, 2011

¡Qué papelón!

Posted on Actualizado enn

Sin comentarios (y habría muchos), reproduzco la carta del canciller boliviano David Choquehuanca a su colega argentino, Héctor Marcos Timerman, pidiendo “sentidas disculpas” por haber  invitado –y luego subrepticiamente hecho abandonar el país- al Ministro de la Defensa iraní,  Ahmad Vahidi, sobre quien pesa una orden de captura internacional emitida por la Interpol por su supuesta participación en la explosión del edificio de la AMIA de argentina, en la que murieron 85 personas, en 1994, y cientos resultaron heridas.

Dice la carta, de la cual el sitio de Los Tiempos colocó una fotocopia en su edición digital de hoy:

Al Excelentísimo Sr.

D. Héctor Timerman

Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto

Buenos Aires, Argentina

Me dirijo a usted con el propósito de referirme al arribo a Bolivia del Ministro de Defensa de Irán, como resultado de  una invitación cursada por el Ministerio de Defensa de Bolivia, instancia que lamentablemente desconocía los antecedentes correspondientes a este caso y tampoco se establecieron los niveles de consulta y coordinación interna.

Ante este lamentable incidente, a nombre del Gobierno de mi país deseo valorar de sobremanera la cooperación que el gobierno argentino, a través de su persona, ha tenido a bien realizar, con el propósito de superar esta lamentable situación, que si bien constituye un grave incidente, el mismo debe ser atribuido únicamente al desconocimiento en ciertos niveles de las circunstancias de la invitación cursada y bajo ningún aspecto a un acto de agravio que pudiese afectar el excelente nivel de las relaciones boliviano-argentinas, que mi  país valora y destaca de manera permanente.

Como resultado de todo este lamentable hecho, debo hacerle conocer que el gobierno de Bolivia ha tomado las previsiones correspondientes a fin de que el señor Ahmad  Vahidi abandone de inmediato el territorio boliviano y de esta manera mostrar con claridad que Bolivia no desea interferir respecto a procedimientos que pudieran existir en torno a la situación jurídica de dicha persona.

Deseo manifestarle a nombre del gobierno de Bolivia mis más sentidas disculpas por el motivo anteriormente citado, que mucho le agradeceré pueda hacer conocer a las más altas instancias del Gobierno argentino para los fines consiguientes.

A la espera de su comprensión, a fin de que esta situación pueda ser superada adecuadamente, hago propicia la oportunidad para manifestarle las seguridades de mu más alta y distinguida consideración.

David Choquehuanca Céspedes

Ministro de Relaciones Exteriores

Vargas Llosa retira su columna de El Comercio

Posted on Actualizado enn

Ei diario limeño La República trajo en su edición digital del lunes por la noche una carta del escritor y Premio  Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa en la que informa que ha retirado su columna, de manera definitiva, del diario El Comercio, que la publicaba. El escritor dice que el diario limeño apoya sin escrúpulos la candidatura de Keiko Fujimori, en desmedro de Ollanta Humala. La República no trae ninguna confirmación de la noticia, sino sólo la firma del laureado escritor. Algo extraño, sin embargo, para un escritor muy cuidadoso: en la carta la directora del diario es mencionada primero como Señora y luego como Señorita. La República es considerado como un medio liberal de izquierda y El Comercio como de derecha. Por tratarse de un documento importante,  transcribo la carta a continuación.

Madrid, 31 de mayo de 2011

Sr. D. Francisco Miró Quesada Rada

Director

Diario El Comercio

Lima, Perú

Señor Director:

He pedido al diario El País que a partir de hoy cese de enviar mis colaboraciones  a El Comercio. Desde que  un puñado de accionistas, encabezados por la señora Martha Meier Miró Quesada, tomó el control de ese diario y del grupo de canales de televisión y periódicos de que es propietario, el periódico se ha convertido en una máquina propagandística de la candidatura de Keiko Fujimori que, en su afán de impedir por todos los medios la victoria de Ollanta Humala, viola a diario las más elementales nociones de la objetividad y de la ética periodística, silencia y manipula la información , deforma los hechos , abre sus páginas a las mentiras y calumnias que  puedan dañar al adversario, a la vez  que en todo el grupo de medios se despide o intimida a los periodistas independientes y se recurre a las insidias y golpes bajos de los peores pasquines que viven del amarillismo y el escándalo. No puedo permitir que mi columna “Piedra de Toque”  siga apareciendo en esa caricatura de lo que debe ser un órgano informativo genuinamente libre, pluralista y democrático.

Al apartarme por segunda vez, y de manera definitiva, de El Comercio, no puedo dejar de recordar a ese demócrata cabal, hombre de bien y amigo queridísimo que fue Luis Miró Quesada Garland, y el estupor y la tristeza con que habría visto los niveles de abyección a que han llevado la señorita Meier Miró quesada y sus cómplices al periódico que alguna vez fue suyo y al que honró con su decencia y sus artículos.

Atentamente,

Mario Vargas Llosa