Éxitos del congrejo

Posted on Actualizado enn

El anuncio de YPFB la semana pasada sobre las reservas nacionales de hidrocarburos trajo novedades de excepción. No tanto por su contenido y el tiempo que demoró en hacerlo público sino por lo que no dijo. Según las cuentas de la empresa, las reservas probadas alcanzan a 9,94 trillones de pies cúbicos, casi un tercio del volumen que hace seis años se aseguraba que teníamos y que nos hacía presumir que Bolivia sería el eje energético del cono sur continental.

El título del anuncio decía: “Bolivia tiene suficientes reservas de gas para abastecer el consumo interno y las exportaciones”. No aparecía una palabra que fue la piedra angular para la toma de los campos de Petrobras y otras empresas en mayo de 2005: Industrialización. Eso significaba polos petroquímicos y valor agregado al producto natural.

La explicación de las autoridades para el bajón del volumen de reservas es que la empresa evaluadora no realizó un trabajo serio.

La primera pregunta que uno se formula es por qué le llevó más de cinco años al Gobierno llegar a esa conclusión. En el mundo hay sólo dos empresas con capacidad reconocida para evaluar reservas. Una de ellas fue la que hizo la evaluación de la que el Gobierno se queja pero sin decirnos cuáles fueron exactamente las fallas de la empresa evaluadora y cómo contrastan con la reputación mundial de la firma.

Si es así con los hidrocarburos, nuestra riqueza principal, vale la pena preguntarse qué pasa con otros sectores importantes de la economía. Es decir, si tambalea en lo que debe estar seguro, ¿cómo será en las áreas en la que no lo está? Por ejemplo, el hierro, el litio, las relaciones internacionales, etc. Tal vez sea una extrapolación abusiva pero legítima.

Este episodio no es ningún abono a favor de la empresa, que hace un año nos anunciaba que en 2011 la producción de hidrocarburos líquidos (petróleo crudo) aumentará a 57.000 barriles por día, cerca del 50 por ciento sobre los volúmenes actuales que bordean los 40.000 barriles diarios.  El volumen actual de producción ha caído al mismo de hace 40 años y no hay síntomas que indiquen un incremento de la producción para llegar a las cantidades anunciadas.

Hay una sola manera de aumentar las reservas: Con una exploración y perforación intensivas. Para el año pasado se tenía prevista la perforación de dos pozos. Que se conozca, sólo se perforó uno, sin resultados. Hace cuatro décadas, el ritmo de perforación de la empresa estaba entre 30 y 50 pozos anuales. Es decir, estábamos mejor cuando teóricamente estábamos peor.

La esmirriada capacidad de perforación en el país nos dice mucho del ritmo que ha impreso la empresa en la marcha hacia el pasado, vista por algunos ideólogos del Gobierno como el camino hacia el “vivir bien”.

YPFB surgió tras la guerra con Paraguay, en medio de grandes expectativas. Casi por la misma época, surgió Petróleos Mexicanos (PEMEX). No es correcto hacer comparaciones entre una y otra empresa, ubicadas en geografías y escalas de economía diferentes. Pero a lo largo de poco más de 70 años, PMEX ha tenido una docena y media de presidentes (directores generales se los llama allí). YPFB ha tenido mucho más (sólo en el último quinquenio ha tenido cinco), para llegar a una producción decreciente apenas superior al uno por ciento de su par mexicana.

Ese dato manifiesta el grado de inestabilidad institucional en Bolivia, uno de sus mayores problemas. El tema es mucho más amplio y requerirá de una ampliación en otra oportunidad.

Entretanto, la revelación final de los volúmenes de las reservas tiene cuando menos un mérito: Pone fin a un misterio celosamente guardado durante los últimos años y nos coloca ante nuestra realidad.

(*) Publicado en Los Tiempos, de Cochabamba, 15 de abril pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s