Un conflicto que, hasta ahora, sólo crece

Posted on Actualizado enn

Anales de una jornada de abril

El paro convocado por la COB ha cumplido diez días con una tendencia incuestionable: hacia arriba. Cada vez es mayor la gente en las calles y las marchas empiezan a esparcirse por todo el país.  Esta noche había un desfile de teas en Potosí, ayer las marchas habían prendido en Sucre y Santa Cruz y otras ciudades, y las fuerzas del gobierno agrupadas en el MAS empezaban a buscar escudo en los campesinos: el Consejo Nacional para el Cambio (CONALCAM)  hizo saber que se preparaba para contrarrestar el movimiento obrero, apoyar el aumento del 10% para los salarios de determinados sectores ofrecido por el gobierno, y asumir la defensa del régimen y del proceso que encabeza. No anunció ningún cronograma,lo que arrojaba dudas sobre su postura,  pero el anuncio tuvo una réplica inmediata del Secretario General de la COB. Jaime Solares dijo que los obreros no tenían miedo de los trabajadores del campo.

“No hay que ser chupamedias”, dijo Solares e  invitó a los líderes de la organización circunstancialmente adversaria a ir a la sede de la COB y discutir los problemas que están sobre la piel del país. “Se trata de un pretexto de (el vicepresidente) García Linera para enfrentar a los obreros con los campesinos”, se lo escuchó decir en los noticieros de la TV. La Vicepresidencia no emitió ningún comentario. La sensación que uno tenía es que pocas veces -no he visto algo así en más de tres ños en Bolivia- el país ha estado tan convulsionnado, y sin una luz al final del túnel.

El paro acompañado de bloqueos y marchas habían embotellado a La Paz, de acuerdo a las quejas escuchadas por los noticieros de la radio y la TV. La población exasperada empezaba a sentir los inconvenientes del movimiento. Igual que  “antes”. El reloj histórico de Bolivia parecía haber retrocedido de golpe seis años, por lo menos en lo que concernía a la tranquilidad social. En otras circunstancias, las llamas políticas también habrían empezado a  elevarse.  Era evidente que el gobierno del presidente Morales empezaba a sorber el cáliz amargo de la intranquilidad en las calles y las presiones para acceder a los reclamos por mejores salarios. Sólo que él no estaba en las calles y, más bien,  se enfrentaba a una demanda pertinaz y masiva para que el estado conceda un 15% de aumento general. De acuerdo a los cálculos del gobierno, un aumento así ensancharía el hueco actual de las arcas fiscales en más de mil millones de dólares, cerca de un 4% del PIB (el valor de todo cuanto un país produce en un año). El déficit con el aumento del 10% llegaría a 880 millones de dólares. Con 15%, el presupuesto nacional, según el gobierno, colapsaría. Todo bajo una administración que se jactabas de haber logrado un equilibrio entre ingresos y gastos fiscales. Como se puede ver y sentir, el slogan de “gobernar obedeciendo al pueblo” ha sido colocado entre el yunque y el martillo. Entre la realidad fiscal boliviana y las demandas obreras.

-0-

En Santa Cruz, la población vivió la jornada con ojos y oídos en los noticieros de la radio y la TV para saber de la marcha de las investigaciones sobre quién es el pistolero que descargó dos disparos sobre el vehículo del gobernador Rubén Costas y lo hirió en la sien izquierda. Hay varios detenidos, incluso uno que portaba un revólver calibre .38, el calibre de la bala que hirió al gobernador. La atención pública también se dirigía hacia la salud de la autoridad departamental que, por los informes médicos, tendría que permanecer aún varios días en la Clínica Foianini. Pero estaba fuera de peligro, y eso era un alivio general.

-0-

La atención cruceña estaba dividida. Al mismo tiempo la población también observaba preocupada el desarrollo del proceso contra 39 acusados del fiscal Marcelo Soza  y aguardaba perpleja sobre lo que ocurrirá tras la orden de aprehensión emitida contra cruceños prominentes: los generales retirados Gary Prado Salmón y Lucio Añez, y el médico Juan Carlos Santisteban (correcto), dirigente de Falange Socialista Boliviana, y el funcionario de la Cooperativa de Teléfonos COTAS, Hugo Paz (correcto).  Curiosamente, las acusaciones contra casi todos los acusados se basan en declaraciones de Ignacio Villa Vargas, “El Viejo”, quien poco después de declarar ante el fiscal el año antepasado,  fugó de Bolivia y afirmó que todo lo que dijo fue producto de presiones de sus interrogadores. La controversia remató con un video en el que se asigna un rol de principales protagonistas a Juan Carlos Núñez (hay una voz directora que muchos aseguran que es suya) y Edson Alí (se lo ve filmando), ambos (ex?) funcionarios próximos al gobierno y sus mecanismos de seguridad, aparentemente en el momento en que le entregan $US 31.500 como supuesto pago por las acusaciones que había formulado. Las preguntas en torno a ese video, pilar de las acusaciones del fiscal Soza, eran numerosas pero no tenían respuesta de los implicados. Hoy, por lo que se escuchó en la TV y la radio, se acogieron al derecho al silencio y rehusaron hablar. Pero las consecuencias de las acusaciones de “El Viejo”, que ha insistido en que en Santa Cruz había un movimiento separatista,  seguían invariables. Un grupo de parientes de los procesados se mantenía en vigilia en la Plaza 24 de Septiembre.

Sobre el entripado que representa el proceso, cayó un rayo cuando el acusado Juan Kudelka Zalles declaró a gritos en la audiencia que reconocía  en la voz de Núñez del Prado a la persona que lo había traído por tierra el año pasado desde Argentina. “He estado tres días con él. Me trajeron por tierra y entramos por Bermejo”, dijo.  También Mario Tadic Astorga consiguió hab;ar con los periodistas y les dijo que N’ñez lo había torturado.

Había una enorme curiosidad por saber si los investigadores mantendrán el rigor aplicado a los demás procesados para lograr que Núñez del Prado y Alí hablen en el proceso. El video es piedra angular en la pirámide acusatoria. Sin embargo, en el programa No Mentirás de PAT, a cargo de Sissi Añez, se recordó que en sus primeras declaraciones Kudelka dijo que había vuelto a Bolivia por su propia voluntad.

-0-

En la jornada emergió con majestad evangélica un mensaje de la Iglesia Católica que abarca el conjunto de problemas que acosan a la sociedad boliviana. A diferencia de otras oportunidades, no ha habido ningún comentario del gobierno. Todavía. Tras las más recientes declaraciones de algunos obispos, el Vicepresidente García Linera les aconsejó que se dediquen a “salvar almas”. En su nueva carta, los obispos explican por qué la Iglesia se ocupa de los problemas que aquejan a las sociedades.

Anuncios

2 comentarios sobre “Un conflicto que, hasta ahora, sólo crece

    Jaime escribió:
    abril 14, 2011 en 5:49 pm

    hay un error: el médico es Juan Carlos Santiesteban y el funcionario de COTAS es Hugo Paz. En el programa A Todo Pulmon del periodista Jhon Arandia anoche se mostraron fotos de Kukelka junto a Nuñez del Prado en Buenos Aires.

      haroldolmos respondido:
      abril 14, 2011 en 7:05 pm

      Muchas gracias por la corrección, que aplico enseguida. No sabía de las fotos mostradas por John Arandia anoche, pero ellas sólo agravarían la complicación que rodea al caso. Por qué Nuñez del Prado va hasta Buenos Aires, en época en que aún era funcionario del gobierno, y se encuentra con Kudelka? Hay muchas preguntas que coprresponderá al fiscal, y no solamente a él, responder. De nuevo, gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s