El país de los N.N.

Posted on Actualizado enn

El domingo me encontré con el siguiente comentario, en El Deber, que considero interesante producirlo.

-0-

Bolivia: ¿Estado ‘Pluri N.N.’?
Dominicus
Wikipedia informa de que la expresión “N.N.” viene de “Nomen nescio”, expresión latina para una persona sin nombre o desconocida. En idioma inglés se dice “No Name”.
El estrambótico Estado Plurinacional de Bolivia corre el riesgo de transformarse en el “Estado Pluri N.N.”, un Estado sin los nombres de sus nuevos habitantes, un país de gente que para fines civiles o legales no existe. ¿Cómo es esto? Muy simple. A esta altura de abril de 2011 ya suman miles los niños pluri nacidos en Santa Cruz de la Sierra que siguen como “N.N.” aunque tengan padres tangibles y estos estén desesperados por inscribirlos en el Registro Civil. La razón: el centralismo burocrático que retrasa durante meses el envío de los libros de registro que “faltan y no llegan”, según repiten acá impotentes funcionarios. La cuestión de fondo es que muchos nuevos ciudadanos cruceños no tienen aún ningún documento que los acredite como tales. Simplemente no existen. Esto es intolerable y debe modificarse pronto.
Como tantas veces he señalado, el boliviano está acostumbrado a sufrir. Si alguna vez se queja, lo hace por zonceras pero se calla olímpicamente –o aguanta– frente a temas de fondo. La realidad es la realidad, aunque duela admitirlo. Por eso invoco una vez más la triste pero certera expresión acuñada en el siglo XIX por el entonces presidente José María Achá: “Puedo plantar nabos en las espaldas de los bolivianos cuando se me antoje y sin que nadie se queje”.
Pero hasta esta pasividad histórica tiene un límite. Se supone que los recién nacidos son el futuro de la patria, son quienes harán de Bolivia un lugar mejor. Por tanto, merecen atención preferente del Estado. Está visto, sí, que en la Bolivia de hoy sobran palabras altisonantes aunque todo sea cáscara sin sustancia.
Es imperativo que el problema del registro de libros de recién nacidos se solucione. ¡Basta ya! Hay gente que está cansada de que le planten nabos, sobre todo los flamantes padres que no pueden hasta el momento mostrar un registro formal del nacimiento de sus hijos ni siquiera ante un seguro médico, con los peligros y gastos que ello implica.
Todo esto llega al colmo de lo pluritriste y pluriirritable. Ciertamente, concentra también al más retrógrado pluricentralismo del ahora Estado Plurin.n…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s