Masiva y violenta protesta en La Paz

Posted on Actualizado enn

La marcha convocada por la Central Obrare Boliviana (COB), sumada a la de otras organizaciones menores en desacuerdo con políticas del gobierno, resultó en la mayor concentración contra el régimen del presidente Evo Morales y una comprobación del estado de ánimo de la población respecto a las autoridades y su gestión. Por primera vez escuché, en las transmisiones de la TV,  estribillos antigubernamentales que eran grito de batalla en tiempos en que Bolivia volvía a la democracia y las marchas contra el régimen militar eran recurrentes.

Creo que eso marca una diferencia muy grande en el estado de opinión que prevalece en las calles del país respecto al gobierno del que se esperaba quizá demasiado. Antes que aminorar las expectativas, las autoridades han orientado gran parte de sus esfuerzos a levantarlas. En mucho han contribuido para ese ánimo los cortos propagandísticos que muestran a Bolivia como  un país con las arcas repletas. Esa  plenitud, sin embargo, no se manifiesta en la mesa ni cuando los jefes del hogar realizan figurillas para llegar al final de mes con el salario que reciben. Como se ha tornado la situación, el año 2014, cuando acaba el gobierno del presidente Morales, parece  muy lejano. La distancia se vuelve mayor cuando periódicamente se reciben  informes nada alentadores sobre la  economía, en gran parte sostenida por los precios internacionales de los hidrocarburos y minerales y ahora con una inflación sobre sus hombros que en tres meses alcanza a 3,86%. Eso es más de la mitad de los 7,18% del año pasado y encaminada a toda máquina a superar la meta de 6%  para este año.

Con la idea muy clara sobre cómo el poder adquisitivo de los salarios ha sido erosionado en los últimos años, la COB salió a marchar desde El Alto y con miles de manifestantes, llegó a sitiar el área de la Plaza Murillo. En sus momentos de mayor concentración, la marcha pudo haber contado con 15.000 adherentes, de acuerdo al sitio HoyBolivia.com. Los manifestantes se desplegaron sobre casi un kilómetro al pasar la ceja de El alto e ingresar a La Paz. El gobierno tuvo que acudir a uno de los mayores despliegues policiales de los últimos tiempos para evitar que la marcha se desbordase y se volviese incontrolable. Hubo profusión de dinamitazos y nubes de gases de lacrimógenos antes de que la marcha se despejara. Se desconocía cuán tos heridos hubo, pero por lo menos un dirigente de la COB fue arrestado por la policía.

La marcha fue un contundente No al aumento de 10% sobre los salarios dispuesto por el gobierno. Pedro Montes, Secretario Ejecutivo de la COB, reclamó un salario de unos 8.000 bolivianos (más de 1.100 dólares y diez veces el vigente.)

La jornada fue una de las más tensas para La Paz. Pocas horas antes, estaba reunido en el Palacio de Gobierno el Consejo de Ministros, de acuerdo a las transmisiones que escuché.

La masiva concentración coincide con el más bajo nivel de aceptación del presidente Morales y sus ministros desde que juró por primera vez a la presidencia: menos del 30%.

No había informaciones inmediatas sobre los próximos pasos de la COB ni cómo el gobierno proyecta sortear el descontento manifestado este miércoles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s