Día: marzo 17, 2011

23 de Marzo sin el presidente

Posted on Actualizado enn

Tras el anuncio formulado anoche por el portavoz presidencial Iván Canelas respecto a a salud del Presidente Morales, luce altamente improbable que el Primer Mandatario participe en los actos conmemorativos del 23 de marzo, la fecha patria más emblemática después del 6 de agosto.  Canelas informó que el presidente deberá guardar un reposo absoluto por las próximas dos semanas. Hasta el 31 de marzo, entonces, el presidente reposará en la residencia presidencial de San Jorge.

El problema médico que obliga a apartarlo de sus tareas es una inflamación en la rodilla, que ya le había ocasionado una intervención quirúrgica hace algún tiempo. No se conoce ningún detalle sobre el malestar, salvo que se trata de una inflamación.

Su momentáneo alejamiento pone paños fríos a un problema diplomático que estaba planteado con Chile, cuando el presidente hizo saber, vía declaraciones públicas, a sus interlocutores chilenos, que le gustaría tener “una respuesta para el 23 de marzo” al reclamo marítimo boliviano. Este reclamo es parte de una agenda de trece puntos que los dos países discuten desde hace más de cuatro años, sin que se hubiesen alcanzado resultados específicos. Chile interpretó la declaración presidencial como un ultimátum y su canciller respondió a Morales que Chile no se guiaba por plazos sino por resultados. Fue uno de los momentos “trágame tierra” de los diplomáticos bolivianos, que no esperaban que la cuestión fuese abordada de esa manera. El resultado es que, en cuanto al tema marítimo, Bolivia y Chile parecen otra vez en la estaca cero.

El presidente no podría ignorar esta situación en la conmemoración del 23 de marzo.  Pero al estar con baja médica, puede dejar transcurrir el día sin pronunciar una palabra. En Chile se temía una andanada verbal. No se sabe aún si habrá algún tipo de mensaje alternativo pronunciado por otra autoridad. En noviembre el presidente fue intervenido quirúrgicamente en la rodilla izquierda y durante un tiempo tuvo que movilizarse con la ayuda de  muletas.

El reposo médico lo exime también de participar de un segundo partido futbolístico de beneficiencia que, como el sábado en La Paz, está programado para este sábado, en Oruro, su departamento natal. En el partido paceño, en el que el presidente era parte del equipo que rememoraba a la selección de 1994 que clasificó para el mundial de Estados Unidos, fue objeto de bulliciosas y políticamente incómodas silbatinas cada vez que recibía el balón. Un informe confidencial habló de gritos para que saliera de la cancha. Los fondos recaudados del espectáculo están destinados a ayudar a los damnificados de los derrumbes ocurridos en La Paz. Fue la primera vez en toda su trayectoria política que el presidente Morales fue objeto de una silbatina generalizada en nada menos que en el Estadio Hernando Siles, de La Paz.