Abrir las puertas a Japón

Posted on Actualizado enn

La tragedia que se ha abatido sobre Japón, una catástrofe posiblemente mayor que la que causaron las bombas sobe Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial, presenta a Bolivia la oportunidad de ofrecer extender la mano a uno de los pueblos que mayor solidaridad ha tenido con el nuestro.

Los ejemplos los tenemos a la vista. San Juan y Okinawa son colonias ejemplares que hay apuntalado el desarrollo de la agroindustria de Bolivia. Cientos de japoneses, tal vez miles, vinieron a Bolivia, desde su patria lejana, desde Brasil (desde Tomé Acu,  a 90 kms. de Belém, ya les contaré esta historia), Perú y otras latitudes. Fue una inmigración positiva. Estos valientes y persistentes trabajadores de sol a sol hicieron su tierra allí donde los recibieron. En Riberalta sembraron y diseminaron las verduras y las legumbres en general. Llenaron los mercados y cambiaron la dieta del lugar.  Sus descendientes sobresalieron en la mayoría de los emprendimientos que llevaron a cabo. Conocimos algo de su historia y aprendimos a conocer mejor la nuestra. Gustamos del sushi y del sake y, sobre todo, admiramos su trabajo tesonero.

Cuando llegaron a estas tierras dijeron “Aquí me quedo”. Y se quedaron. Es hora de decir a quienes ahora desean venir a esta tierra que los recibimos con los brazos abiertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s