Para sobrevivir

Posted on

The Economist, la venerable institución periodística británica de influencia planetaria, trae en una de sus últimas ediciones una nota sobre cómo la prensa inglesa se adapta y, en algunos casos, vence la carrera con los nuevos medios de comunicación, especialmente los que vienen vía internet, la TV y los diarios gratuitos. La lucha de los medios impresos es tenaz en todo el mundo, pero resulta particularmente imaginativa en Inglaterra.

Recuerda la revista inglesa que en el último cuarto de siglo los dos tabloides más importantes de Inglaterra, Daily Express y Daily Mirror, han perdido dos tercios de su circulación. Pero eso no vence el optimismo de otros dos diarios de peso pesado en la sociedad inglesa:-The Evening Standard y The Independent-, cuyo copropietario,  el magnate ruso Eugeny Lebedev, dice con una ironía que la revista reproduce: “Todo el mundo habla de la muerte de los periódicos. Pero si uno va al tren subterráneo ve que casi todos están leyendo algún diario”.

La avalancha competitiva sobre los medios impresos empezó al afirmarse la televisión, primero, como vehículo informativo y de entretenimiento, y después con el advenimiento arrollador de la internet. Con la primera, los diarios y las revistas encontraron la manera de enfrentarla con alguna ventaja: dieron más contenido a sus informaciones. Gozaban de un tiempo que la inmediatez implacable de la TV no concede a sus redacciones, y lo utilizaron investigando más, redactando de manera más concisa y atractiva, y procurando detalles adicionales que enriquecieran la información.  Pero el ingreso de la internet a la batalla ha sido otra cosa, pues los medios electrónicos también pueden disponer de un poco más de tiempo para robustecer su información y tenerla disponible para el lector, a través de sus archivos,  todo el tiempo.

A todo esto, The Independent  y The Evening Standard llevaron al combate un arma nueva: i , una versión más concisa, de formato más pequeño a sólo un quinto del precio de los diarios regulares. La estrategia parece haber funcionado con el Evening Standard, cuya circulación ha doblado a 700.000 ejemplares diarios, dice la revista. Pero en el caso del Independent, el resultado no es tan visible, aunque ha recuperado parte de sus anunciantes, atraídos por la noción de publicitar en dos diarios al precio de uno.

En verdad, los diarios, así como todas las industrias, están en un torbellino. Es el torbellino del progreso del que sobreviven sólo los mejor dotados y más innovadores. La llegada de la internet,  con la que las páginas web de los diarios de algunos países facturan en publicidad más que los medios impresos, ha sido un sismo en busca de un lugar bajo el sol de la información. Lo curioso  es que los medios  asociados a la prensa escrita, la radio, la TV y la internet, interactúan entre sí. Se retroalimentan y buscan superar la información del competidor. Uno influye sobre el otro y la competencia acaba por beneficiar  al lector, que se encuentra con material de mejor contenido. El peligro está para los que no se encuentran preparados para competir y mejorar y para los que tienden a seguir lo que la TV,  los websites y la radio han dicho en la jornada anterior, sin agregarle los elementos que permitan al lector decir: Esta es una información completa. Por ahora, no creo que necesite saber más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s