Un “tirón de orejas”

Posted on Actualizado enn

Dilma Rousseff no demoró mucho en hacer saber a sus subordinados –y a todo Brasil- quién manda en su país. El jueves reprendió nada menos que a un general  Ministro de Seguridad Institucional porque había tratado de atenuar el repudio que aún provoca la memoria de las brutalidades e ilegalidades del régimen militar (1964-1985).

El reprendido, según Agencia Estado, la mayor del vecino país, fue el general José Elito de Carvalho Siquiera, quien en una entrevista había afirmado que Brasil no debe avergonzarse por la desaparición de presos políticos durante la dictadura. La información agrega que fue “el primer tirón de orejas” de la presidente a un ministro de su gobierno. El ministro rápidamente se disculpó y aseguró que su declaración había sido “mal interpretada”.

La primera autoridad brasileña fue torturada durante el régimen militar y al tomar posesión, hace una semana, dijo que no guardaba ni resentimientos ni rencores. Antes de jurar al cargo, habló con los comandantes de las fuerzas armadas para asegurarles que no habrá ningún revanchismo durante su gobierno. Pero pidió a los jerarcas militares que no exaltasen el golpe militar, que frecuentemente es recordado por los mandos castrenses en ese país como el inicio de una “revolución”.

Parientes y amigos aún reclaman la devolución de los restos de decenas de “desaparecidos” políticos en ese período.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s