Trampolín con doble vuelta

Posted on Actualizado enn

Sólo un par de horas antes de que rayara el 2011, el presidente Evo Morales dio a los bolivianos una nueva sorpresa: anuló el decreto que había suprimido las subvenciones a la gasolina y al diesel. Fue un retorno al punto de origen en una vuelta de 360 grados (redonda, desde el principio hasta el fin del decreto), anunciada por él mismo, en el Palacio de Gobierno,  flanqueado por el vicepresidente Álvaro García Linera y el canciller David Choquehuanca.  Si la noticia de hace una semana desató una ola de furia por todo el país, la de la anulación de lo que hasta horas antes toda la capa superior del gobierno defendía a brazo partido ha dejado anonadados a muchos. Quienes escucharon al presidente decir que nada valía pues había decidido escuchar la voz del pueblo y retiraba el decreto se refregaron los ojos y sacudieron los oídos para cerciorarse de que lo que el presidente decía era cierto. “Era necesaria la medida, pero no es oportuna”, dijo. “He escuchado, he entendido las recomendaciones de las organizaciones sociales”, agregó. Sólo el día anterior había considerado irrelevantes lasprotestas que se esparcieron por todo el país tras el decreto de supresión de subsidios a los carburantes y responsabilizado de ellas a empresarios y opositores a su gobierno.

El retroceso, que trajo de vuelta los precios de los dos combustibles al punto de partida en que se encontraban una semana atrás, ha causado confusión y hay más preguntas que respuestas. Los precios vuelven a los niveles de hace una semana y quedan borrados del pizarrón los que rigieron durante la semana tras los aumentos de hasta el 83%. Pero ¿acatarán pasivamente la decisión presidencial los sectores que ya aumentaron  precios y los que iban a ser beneficiados con aumentos para paliar las alzas? Y cómo medir el impacto sobre la seriedad y credibilidad del gobierno? Las personas que en los últimos días retiraron sus ahorros, volverán a depositar su dinero en alguna entidad financiera? En su breve alocución, transmitida por el canal estatal de TV, el presidente dijo que había tomado la decisión tras una prolongada sesión con sus ministros.

“Hemos decidido mandar obedeciendo y abrogar el decreto 748 y los demás decretos que acompañaban este decreto; quiero decir que todas las medidas quedan sin efecto”, dijo.

Es decir, el día 26 de diciembre no existió. Pero una retirada no es tan simple. El salto ha sido muy alto y los efectos de las dos volteretas para finalmente caer en el mismo lugar aún no han concluido. Se supone que en estos próximos días habrá anuncios de otras decisiones. Si estuviéramos en una sociedad bien informada, tendríamos que saber cómo se desarrolló todo el proceso que llevó al fiasco; por qué no se actuó hace mucho tiempo, como reclamó la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos; qué factores decisivos precipitaron la medida, etc.

El presidente dijo que en 2009 las subvenciones a los carburantes le habían costado al país 660 millones de dólares y que ese monto puede continuar subiendo.

El nuevo anunció ocurrió a sólo horas del pronunciamiento de la Asamblea Boliviana de Derechos Humanos  que reconocía la necesidad de poner fin a las subvenciones pero reprochaba al gobierno no haber tomado las medidas gradualmente y desde el comienzo de su gestión, hace cinco años.

Remar en la misma dirección

Tras lo ocurrido en estos días de Navidad y Año Nuevo, es importante tomar conciencia que todos estamos en el mismo barco y que es importante remar en la misma dirección para que la nave avance.  Lo que resulte malo para el país resultará malo para todos.

Anuncios

2 comentarios sobre “Trampolín con doble vuelta

    Carlos Peon escribió:
    enero 1, 2011 en 8:20 pm

    Si no sabes a dondes vas, cualquier camino te servirá. De poco sirve remar en sincronía, si no hay conciencia y noción a donde debe ir la balsa. La mentira lleva puestos lindos vestidos, pero la verdad camina desnuda. La invulnerabilidad de los 5 años se mostró franqueable.

    Jaime escribió:
    enero 3, 2011 en 9:08 am

    La noticia sorprendió a los periódicos que ya tenían editada su edición y ni sospechaban que el gobierno iba a anular el incremento de precios. Pero ellos no fueron los únicos, hasta los encargados de la propaganda gubernamental no sabían de la medida ya que en la edición de los diarios pubiclaron un aviso enunciando los beneficios de la “nivelación”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s