Enclave o corredor

Posted on

La más recientye entrega del diplomático Ramiro Prudencio Lizón Trae un análisis interesante sobre el desarrollo de las gestiones marítimas con Chile. Comparto ese análisis con ustedes:

-0-

Desde Santiago se  nos informa  que el presidente Sebastián Piñera habría rechazado un pre acuerdo estipulado durante el gobierno de la señora Bachelet.  Dicho documento habría sido redactado por la cancillería boliviana y debía ser corregido por la chilena.

La base del acuerdo sería la concesión de un enclave a Bolivia en un punto entre el sur de la quebrada de Camarones y el norte de Iquique, pero sin soberanía.  La zona comprendería una caleta deshabitada de una dimensión de hasta 400 kilómetros cuadrados, con el fin de que se pudiese instalar un eje urbano. Se dice que las negociaciones avanzaron tanto que tres técnicos  bolivianos, acompañados por tres chilenos, habrían viajado a ese lugar.

En la caleta, Bolivia debería construir un puerto, el cual tendría una gran limitante ya que sólo serviría para la comercialización de minerales como hierro y litio, y no para la carga en general.  El gobierno de la señora Bachelet no deseaba que dicho puerto hiciera competencia a los de Arica y Antofagasta.

Felizmente, el actual gobierno chileno ha rechazado esta absurda propuesta, porque  el enclave se habría constituido junto con Ilo, Puerto Rosario y otras zonas francas, en un remedio simbólico, sin ninguna utilidad práctica.

Cabe subrayar que un enclave no quedaría vinculado territorialmente al país.  Y eso es muy negativo pues en Bolivia siempre hubo un anhelo de poseer un puerto propio y soberano que esté conectado a la Nación.  Y existe un inconveniente mayor y que Piñera ya lo ha mencionado: el temor  de que una vez posesionada Bolivia de su enclave, no pasarían muchos años antes de que solicitaría la soberanía del mismo y, luego, la cesión de un corredor que la uniera al enclave.

Pero aunque Chile no entregara el enclave con soberanía, igual habría problemas bilaterales derivados de él, como los mencionados por sus personeros de gobierno: problemas de índole migratorio, de libre tránsito, administrativos y de infraestructura.

Ahora bien, en vez del enclave, el gobierno de Piñera estudia la posibilidad de proponer a nuestro país la cesión de un corredor al norte de Arica, de unos diez kilómetros de ancho en la costa, pero sin soberanía.   Es evidente que esta propuesta será un primer paso positivo para llegar a una solución  constructiva y útil del problema marítimo nacional.  Ya lo dijo un eminente diplomático chileno, don Enrique Bernstein, en 1975, durante la negociación iniciada en Charaña: “el día que Bolivia ponga un pie en la costa del Pacífico, nunca saldrá de ella”.  Además del corredor, ese gobierno ha determinado restaurar el ferrocarril de Arica a La Paz.  Esto es muy digno de destacar porque el Tratado de Paz de 1904 y sus derivados han determinado que el ferrocarril deberá estar habilitado a perpetuidad.

Es menester recordar que el corredor al norte de Arica ha sido la base de las tres negociaciones más importantes de la segunda mitad del siglo veinte, la de 1950, de 1975 y 1987.  Como se indica en la propuesta oficial de Chile de 19 de diciembre de 1975, el corredor incluía el ferrocarril de Arica a La Paz, el aeropuerto de Chacalluta y el camino de Arica a Visviri que está vinculado al de Charaña a La Paz.  En cuanto al litoral, éste comprendía de ocho a diez kilómetros, lo que hubiera permitido la construcción de un puerto tan amplio como el de Arica, que abarca sólo un kilómetro y medio.

Pero hubo dos problemas que derrumbaron esas trascendentales negociaciones: el llamado veto peruano y la reticencia nacional a la compensación territorial.  Pues bien, con la posición de Piñera de sólo concedernos un corredor al norte de Arica sin soberanía,  estos obstáculos quedarían subsanados por el momento.

En consecuencia, si la futura propuesta del gobierno de Piñera se refiere a un corredor semejante al que se ha ofrecido en 1975,  los bolivianos debemos esperarla con optimismo, porque si bien no es la solución definitiva, ya que no comprenderá la soberanía, permitirá que Bolivia alcance su cualidad marítima en un territorio vinculado a nuestro pais.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s