La guerra al narcotráfico

Posted on

La Policía Militar de Brasil ha concluido el cerco y ocupación  de las favelas del  Complexo do Alemão, un conjunto  de una docena de favelas en morros del norte de Río de Janeiro, y se estima que permanecerán allí de siete meses a un año. Con esta ocupación  empezará el gobierno de Dilma Rousseff, el 1 de enero, y será la marca que dejará en las favelas el gobierno saliente de Luiz Inácio Lula da Silva.

Lo ocurrido allá lejos, en nuestro vecino gigante, no debería pasar ignorado en Bolivia como si no nos llegara.  La medida tomada por el gobierno de Lula, ciertamente con la aprobación de Rousseff, tiene algunos mensajes:

–No  habrá tolerancia al narcotráfico, especialmente en las favelas que en número superior a 600 pululan en la ciudad emblema de Brasil, su principal tarjeta postal.  Los narcotraficantes escogían las favelas para asentar sus zonas de operación debido al difícil acceso:  laderas de los cerros, vías sinuosas, población densa. El Complexo do Alemão tenía más de 200.000 habitantes hace tres años, inclusive tal vez más, pues los encargados de los censos nunca se atrevieron a entrar a los  morros y contar de verdad la población que, por lo demás es naturalmente desconfiada de quienes se les aproximan para requerirles información. Pero, sobre todo, porque la pobreza les ofrecía el mejor caldo de cultivo para sus actividades:  una gran masa de personas con ocupación marginal, insuficientes escuelas, pese a la contribución de la Iglesia Católica y denominaciones protestantes, pues el estado  carecía y carece de medios suficientes para atender la educación de todos sus niños y jóvenes. (Suena familiar, ¿verdad?) En esa  masa de desempleo y de subempleo, el narcotráfico suele ofrecer salidas más rápidas a los jóvenes y sus necesidades  inmediatas: desde ayuda para sus familias hasta zapatos y pantalones de moda.

–El narcotráfico es como un globo: si se le aprieta de un lado, el aire se desplaza hacia otro. La demanda de drogas suele ser  permanente y creciente. Pero al cerrarse puntos de distribución como los de las favelas de Río, los productores quedan sin mercado, al menos temporalmente. ¿A dónde irá esa producción? Con las fronteras de Brasil más controladas, al igual que todos los ingresos aéreos y terrestres, la droga que parte de Bolivia (un 80 del consumo y distribución de cocaína en Brasil proviene de Bolivia, según el ex candidato presidencial  José Serrra) estará obstruida y los ofertantes buscarán otros mercados. Habrá que suponer que nuestros vecinos también reforzarán sus controles aéreos y terrestres. Es lícito especular entonces que siquiera una porción importante de la droga puede permanecer en Bolivia, para venderla aquí, en territorio boliviano. Probablemente a precio menor. Y es entonces que las palabras proféticas del Arzobispo de Cochabamba, Mons. Tito Solari, y las del Cardenal Julio Terrazas,  podrían exhibir su gravedad.

–Dilma Rousseff recibe de Luiz Inácio Lula da Silva un gobierno con nota 10, la más alta aprobación de la población brasileña a un gobernante saliente y es obvio suponer que se propondrá cuando menos mantener la calificación de buen gobernante asignada a quien pronto será su antecesor.  Es decir, procurará mantener al narcotráfico a raya. Los narco productores en Bolivia tendrán que poner las barbas en remojo, pues esa guerra, distante a miles de kilómetros,  les dificulta severamente un mercado que les era crecientemente lucrativo.

Anuncios

Un comentario sobre “La guerra al narcotráfico

    Mauricio Aira escribió:
    diciembre 6, 2010 en 12:51 pm

    Admira Harald tu buena fe y esperanza de ser imitado en Bolivia el ejemplo de Lula en Brasil que se atrevió con todo. la operación que llamas con acierto “guerra contra el narco” no estuvo excenta de sangre y nadie en Brasil discutió la cirugía. en nuestra Patria común no sucederá tal porque si bien El Chapare es un “gran emporio de producción de cocaína” por la abundancia de hoja de coca, la droga está inmersa de tal manera que la profilaxis se torna en misión imposible…por el momento. Un abrazo mi buen amigo y Felices Pascuas de Navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s