Día: agosto 6, 2010

Hay que cuidar al presidente

Posted on Actualizado enn

Columna Global por Ted Córdova-Claure/Corresponsal en USA

Haveloc, USA- Los bolivianos deben cuidar a su presidente indio, porque puede llevar a su país al desastre.

EE UU y la ONU han incluido al grupo pakistaní Harakat-ul Jihad en la lista de organizaciones terroristas. Washington acusa a este de grupo de la autoría del atentado que en 2006 costó la vida a cuatro personas en el Consulado estadounidense en Karachi.

Cuando los bolivianos eligieron al semi-indio Evo Morales para que gobernara desde el 2006, marcaron un hecho inédito en la historia del Nuevo Mundo. A 500 años del descubrimiento de América y la conquista con la cruz y la espada que casi exterminó a las poblaciones nativas orginarias, su ascenso a la presidencia de una república hispanoamericana fue un hecho visto con asombro y respeto en todo el planeta.

Pero el enorme ego del mandatario, la ambición y malicia de sus colaboradores, comenzando por su propio vicepresidente García Linera, han hecho caer a este ‘monolito dorado’ en un laberinto de ingenuidad que le hace decir cosas ridículas. Como se dice en Bolivia, le hacen “meter la pata”.

Por ejemplo, recientemente, mientras Evo le enviaba una carta al presidente Barack Obama, dándole consejos para resolver los problemas creados por ciertas autoridades racistas del estado de Arizona, el departamento de estado, en un informe afirmaba que Bolivia era refugio de mafias y terroristas. La verdad es que unos días antes, el propio Evo se quejó al país, señalando la presencia de narcotráfico en Bolivia. La corrupción de alguno de sus seguidores, que estuvo arrestado por manejar en estado de ebriedad, es otro asunto que deteriora su imagen.

Por todo esto, está en los propios bolivianos, que siguen votando por él, ayudar a Evo a entender la realidad, muchas veces confusa, de la actual globalidad, antes  que sus metidas de pata lo precipiten al caos y se extinga la ilusión de un gobernante realmente nativo de la tierra Americana/BIP

EN LA PAZ

El diario La Prensa (www.laprensa.com.bo) trajo una información amplia sobre el tema abordado por el colega Córdova-Claure. Dice ese trabajo en sus primeras líneas:

El informe anual sobre terrorismo presentado ayer por el Departamento de Estado de Estados Unidos incluye un acápite que da cuenta de la presencia en Bolivia de pequeños grupos de militantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) y de Sendero Luminoso, ambos de Perú.

El reporte destaca que la colaboración brindada por el Gobierno boliviano en 2009 a la lucha contra el terrorismo “ha sido mínima (y) no tenemos información de que éste aplique medidas efectivas contra el terrorismo”. 

Potosí en Rebelión: Noveno día

Posted on Actualizado enn

Actualiza con sesión de honor en Santa Cruz

Potosí salió de nuevo a las calles,  aún más masivamente que a comienzos de semana. Hoy, en el Día de la Patria, salieron unos 120.000 potosinos, de la ciudad y las provincias que llenaron treinta cuadras de la ciudad (Radio Fides) e hicieron tronar el ambiente con el grito de “Viva Potosí”y “Potosí Federal”.

La rebelión lanzada por Potosí corría camino abajo con una amenaza de radicalizarla hasta lograr que el gobierno vaya hasta el departamento y negocie, de cara a los potosinos, seis puntos, entre los cuales sólo uno se refiere a la jurisdicción departamental sobre el cerro de Coroma, cuyas riquezas, especialmente caliza, la región espera convertir en industrias que generen trabajo. Los otros cinco se refieren, a un aeropuerto internacional, carreteras asfaltadas y al complejo minero-metalúrgico de Karachipampa.

La caminata recibió el nombre de “Marcha de la rebeldía”, que marca las graves roturas del idilio entre el gobierno del presidente Evo Morales y la población de ese departamento que, hasta no hace muchas décadas, cargó con la responsabilidad de sustentar la economía boliviana. La jornada fue testigo de la intensificación del conflicto. Una muestra de la gravedad que va adquiriendo la situación se dio cuando un grupo de manifestantes tomó a dinamitazos y pedradas el aeropuerto de la ciudad. No hubo heridos ni daños de consideración, pero la toma cerró el nudo de aislamiento en que se encuentra la urbe. La franja de aterrizaje, sobre la que fueron colocadas piedras para evitar su uso, es solamente para aviones pequeños, y es utilizado principalmente por avionetas que realizan servicios turísticos (viajes al Salar de Uyuni).

El movimiento estuvo presente en los actos de homenaje al aniversario patrio. En Santa Cruz, el Presidente del Comité Cívico, Luis Nuñez, y el Prefecto Rubén Costas, manifestaron solidaridad con los potosinos. En Sucre, el arzobispo oró para que Potoí alcance una solución pacífica a sus reclamos.

La jornada no fue la más feliz en los 185 años de Bolivia. Ha sido una jornada tensa, no solamente por lo que ocurre en Potosí. Hay múltiples razones, perennes muchas de ellas, a las que se suma el declive de las expectativas que surgieron con el gobierno de Morales. El cardenal Julio Terrazas presidió el Te Deum y en su homilía demandó unidad. No estaba presente ni el presidcente Evo Morales ni el Viceporesidente García Linera. Elpresidente del Comité  Cívico, Luis Nuñez, rindió homenaje a la bandera cruceña, cuyo despliegue, al final, fue autorizado, al igual que las ocho demás banderas del país.

No ocurrió lo mismo en la sesión solemne de la Asamblea Legislativa, en los predios de la Feria Exposición de Santa Cruz. Dos banderas presidían el fondo del escenario, la boliviana y la whipala. En la sesión, atestada de invitados, entre ellos las principales autoridades cruceñas y sus líderes empresariales, habló primero el vicepresidente García Linera, para disertar sobre el proceso independentista en el que yacía la idea de la plurinacionalidad boliviana, y luego el presidente Morales. Ninguno de los dos hizo mención directa a los problemas que han sacudido las raíces del gobierno, especialmente el que bulle en Potosí. El presidente Morales calificó la llegada de los españoles al hemisferio como una “invasión” y, más después, al hablar del período político que vive Bolivia, dijo que los partidos y organizaciones sociales no deberían interferir en las labores de los alcaldes y gobernadores electos (aplausos generales, y visible la satisfacción del prefecto y alcalde cruceños). Identificó los males contra los que debe luchar su gobierno en esta etapa: contrabando, narcotráfico y falta de inversión. Propuso que capitales bolivianos, cruceños en particular, se unan a la cruzada industrializadora que proyecta lanzar, pero no ofreció detalles. En su criterio, “se terminó la confrontación y ahora viene la integración”.

Un detalle que me pareció interesante: durante el himno nacional, en la inauguración de la sesión, García Linera cantó con el puño derecho en alto;  Morales, con la mano sobre el pecho. Otro hecho interesante: ninguna autoridad nacional, ni el presidente ni su vicepresidente, desfilaron en la apertura de los actos celebratorios, en la Plaza Principal de Santa Cruz, antes del Te Deum, del que las dos máximas autoridades estuvieron ausentes. Morales salió del lugar y dio una conferencia de prensa tras firmar un documento por el cual se asignaban las tierras que la empresa india Jindal requiere para iniciar operaciones en Mutún. Pero no abordó ni se supo que le hubiesen preguntado sobre el conflicto de Potosí. Poco antes, grupos de jóvenes habían logrado plantar un mástil con la bandera de Santa Cruz, cuya presencia en esa parte de las ceremonias en las que no estuvo presente la whipala, había sido negada por los organizadores, locales y del gobierno.