De un general (r) venezolano

Posted on Actualizado enn

A los bolivianos debe interesar elacontecer de Venezuela. Tenemos muchos lazos con ese país, no solamente históricos, sino comerciales y políticos. Fernando Ochoa Antich, general retirado del ejército de Venezuela, es autor del siguiente artículo, publicado en el diario El Universal, de Caracas, ayer, 27 de junio. Fue canciller de su país durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez.

-0-

Venezuela vive la más grave crisis histórica de estos últimos cien años. El enfrentamiento nacional, que día a día va tomando fuerza en nuestra sociedad, sólo puede compararse al proceso de disolución nacional que vivió nuestro país durante la Revolución Libertadora, el alzamiento de los caudillos liberales contra el naciente régimen andino. Ni siquiera las delicadas crisis políticas generadas por la revolución de octubre de 1945, el golpe de Estado del 24 de noviembre de 1948 y el estallido popular del 23 de enero de 1958 pueden compararse con la actual situación. Esta verdad deben conocerla los miembros de la Fuerza Armada. Tienen que reflexionar sobre las causas de los grandes problemas nacionales que diariamente golpean a nuestro pueblo. Es necesario debatir entre ustedes esos delicados problemas para que la Institución Armada pueda presentarse unida ante los imprevisibles acontecimientos que se perfilan en nuestro futuro inmediato.

Soy un viejo militar que le debe todo lo que soy a la Fuerza Armada. Además, mi familia estuvo estrechamente vinculada a su desarrollo profesional e institucional. Me angustia ver cómo una camarilla, que se beneficia indebidamente de los dineros públicos, compromete el buen nombre de la Institución Armada. Hace algunos días escribí un artículo que titulé:EN DEFENSA DE LA FUERZA ARMADA. Recibí numerosos mensajes que rechazaban mi posición doctrinaria y atacaban a los miembros activos de la Fuerza Armada por su debilidad ante los abusos del chavismo. Esos ataques me hicieron ver el riesgo que corre nuestra Institución. Uno de los aspectos, que más se repitió, fue la acusación de su responsabilidad en la entrega de nuestra soberanía a Cuba. El otro aspecto fue el señalamiento de los hechos de corrupción cometidos por militares activos y retirados. No es fácil rechazar estas acusaciones. Voz de pueblo, voz de Dios.

Escribiré varios artículos, dirigidos a mis compañeros de armas, con la finalidad de hacerlos reflexionar sobre los grandes problemas nacionales. Trataré de ser lo más objetivo posible. Decir la verdad es la única manera de influir en ustedes. Estos artículos no tienen una finalidad conspirativa. Siempre he rechazado el uso de la fuerza como solución de las crisis nacionales. Además, las conspiraciones dividen a la Fuerza Armada y debilitan su capacidad de acción. Ese no es el camino. Al contrario, respetar y hacer respetar la Constitución Nacional preserva la unidad interna de la Institución Armada y le da suficiente autoridad moral para que sus posiciones sean aceptadas y acatadas por la sociedad. Claro está, que la obligación de respetar la Constitución Nacional es de todos los venezolanos, incluyendo al presidente de la República. No hacerlo, como lo hace permanentemente Hugo Chávez, compromete su legitimidad y su autoridad sobre la Fuerza Armada.

Este debe ser el punto inicial de cualquier reflexión sobre la situación nacional. Hugo Chávez desconoce constantemente el límite a su poder que representa la Constitución Nacional. En algunas oportunidades basa sus decisiones en leyes inconstitucionales aprobadas por la Asamblea Nacional. En otras, lo hace arbitrariamente. Si existiera un verdadero Estado de Derecho en Venezuela, la solución sería dirigirse al Tribunal Supremo de Justicia para establecer la inconstitucionalidad de esas decisiones. Eso no es posible: el Ejecutivo controla todos los poderes. El permanente irrespeto a la Constitución Nacional crea unas condiciones políticas que pueden conducir a la violencia. Los integrantes de la Fuerza Armada, ante tan delicada situación, deben tener una sola posición que preserve la paz de la República e interprete el sentimiento nacional. Ese es el reto de las nuevas generaciones militares. Ojalá lo sepan cumplir con honor y dignidad.

fochoaantich@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .