Día: mayo 8, 2010

Caranavi II

Posted on Actualizado enn

El corresponsal de Radio Panamericana en Caranavi informo en  la mañana que la fuerza policial que despejó los bloqueos en la ruta de ese importante nudo de transporte ha ingresado al pueblo y que sus hombres se dirigen a la sede de la Federación de Colonizadores del lugar.

El corresponsal hablo de heridos, pero no había otras fuentes que confirmaran lo que ocurre en el lugar. Lo evidente es que la violencia continúa en Caranavi y que la tropa policial quiere asegurarse que al lugar retorne la calma completamente. Eso significará apartar a dirigentes y a quienes promovieron los bloqueos. A estas alturas, se ignora cuáles serán los próximos pasos del gobierno, que ya involucró a la Embajada de Estados Unidos y a fuerzas de derecha no identificadas  como sospechosas de envolvimiento en el conflicto. De momento se ignora si la acción policial en Caranavi inhibirá la huelga general indefinida convocada por la COB desde el lunes o sus efectos sobre la anunciada marcha de trabajadores de fábricas desde la población de Caracollo, cerca de Oruro, hasta la sede de gobierno, el martes.

El gobierno dijo que en Caranavi se había producido “una acción política armada” y que en ella no estaban involucrados los llamados “movimientos sociales”.  A algunos analistas la afirmación les pareció incomprensible. “En ese lugar el gobierno obtuvo hace poco tiempo un apoyo electoral del 71%”, subrayó en un programa en Radio Panamericana el analista Roger Cortez al sostener que con ese apoyo sería muy difícil organizar grupos armados contra el gobierno. “Es una afirmación extremadamente pesada”, dijo Julio Alvarado, otro analista en el mismo programa, “que el gobierno tendrá que probar.”

Las imágenes mostradas por los canales de televisión este mediodía eran de caos y convulsión en Caranavi,  sobre las proximidades de los puntos de bloqueo despejados.

El Ministro de Gobierno Sacha Llorenti desmintió las versiones difundidas la noche del viernes sobre la muerte de al menos una persona, y mencionó los nombres de dos, que, según dijo, habían sido dado por muertos y que se encontraban  heridos en el Hospital General de La Paz.