Día: mayo 7, 2010

El turno de Caranavi

Posted on Actualizado enn

Actualizacion – 0930 del sabado, con reapertura del trafico sobre la carretera, en el primer parrafo.

Los enfrentamientos que estallaron en el norte de La Paz tras la acción de la policía enviada a para despejar la carretera que pasa por el pueblo rural de Caranavi habían provocado hasta esta noche del viernes la muerte de un estudiante, que recibió un balazo en la cabeza, y al menos 17 heridos, siete policías y diez civiles. Lo dijeron autoridades y dirigentes de esa población que también informaron que hay campesinos del lugar que se han internado con sus armas en la selva próxima a la carretera bloqueada desde hace casi dos semanas exigiendo la instalación de una planta procesadora de cítricos. (El tránsito estaba libre al amanecer del sábado y los aproximadamente 500 vehiculos bloqueados empezaron a circular hacia sus destinos, informó la Red de Radioemisoras Erbol en su pagina Web.)

Este 7 de mayo no será olvidado en mucho tiempo por los pobladores de Caranavi,  donde la fuerza policial ingresó al amanecer para despejar los bloqueos sobre la carretera levantados para exigir la instalación de una planta procesadora de cítricos en el lugar. Informaciones de las redes de radioemisoras Erbol y Fides dijeron que los policías habían entrado disparando a quemarropa sus granadas lacrimógenas.

En la noche, el dirigente Daniel Villanueva dijo al programa televisivo No Mentirás, de PAT,  que el joven Fidel Jiménez había recibido un balazo y murió cuando sus compañeros intentaban trasladarlo hasta La Paz para que recibiese atención de emergencia. Se desconocía de dónde partió el disparo mortal.

La policía entró arrollando a fuerza de gases lacrimógenos, pero los bloqueadores, que habían levantado una docena de puntos de interrupción del transporte, conseguían reagruparse y al anochecer estaban aún concentrados en el portón que controla el tránsito de vehículos al entrar a Caranavi.

La información de Villanueva hace del joven Jiménez la primera víctima fatal este año en enfrentamientos entre las fuerzas del estado y manifestantes contra el gobierno. Antes de ser ungido por el voto a fines de 2005, el presidente Evo Morales, que esta tarde no había retornado de un viaje a Nueva York, afirmaba que renunciaría al cargo si bajo su gobierno se producía un solo muerto. Entidades privadas contabilizan decenas en su administración de casi 52 meses.

Al atardecer, la población, que vivía una de las jornadas más tensas de su historia, fue declarada en emergencia por dirigentes locales y las campanas de la iglesia del lugar repicaron llamando a los habitantes del lugar a reunirse en lugares públicos para frenar el avance policial.

El conflicto profundiza la brecha abierta este mes entre el gobierno y sectores populares bolivianos, que hasta ahora apoyaban sin reservas al gobierno del presidente Evo Morales,  claramente orientado a favorecer a los sectores pobres de la sociedad boliviana.

El gobierno había decretado el 1 de mayo un aumento general de salarios de 5% que dejó descontentos a todos los supuestos beneficiarios, que se sintieron burlados. En repudio a ese aumento, el lunes estallaría una huelga general indefinida ordenada por la Central Obrera Boliviana (COB),  hasta hace poco tiempo un pilar fundamental de apoyo al gobierno de Morales.  El martes deberá empezar una marcha hasta la sede de gobierno desde el lugar campesino de Caracollo, a unos 200 kilómetros de La Paz, por carretera.

Erbol informó que sus corresponsales “desplegados en la zona de conflicto, reportaron a cada minuto que los efectivos del orden ‘dispararon a quemarropa’ gases lacrimógenos contra los centenares de bloqueadores y que varias personas cayeron gravemente heridas”.  Fides, en sus noticias de la noche, dijo que había tres heridos. Personas entrevistadas por la emisora afirmaban que había “heridos de bala”.

Un dirigente local identificado como Jacinto Condori dijo a Fides que no habría diálogo con el gobierno en tanto no renuncien las autoridades responsables de la ofensiva de la fuerza pública, entre ellas el senador del lugar Fidel Surco, hombre prominente en el gobierno de Morales.

Uno de los corresponsales de la red Erbol testimoniaba esta tarde:  “Por algunos momentos fueron rebasados los bloqueadores … por los policías fuertemente armados, que no paran de disparar gases lacrimógenos a los manifestantes por todo lado. Estoy viendo también pasar una ambulancia que está yendo a recoger a varias personas que han quedado heridas”.

El lugar tiene unos 60.000 habitantes y el conflicto  evocó situaciones similares vividas en Bolivia antes de la llegada al gobierno de Morales y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS). Los conflictos desembocaron en el cambio del gobierno a cargo del país y hasta la llegada de Morales a la Primera Magistratura, Bolivia había tenido tres presidente en poco más de dos años.

Ironías del destino, el factor que llevó a Morales a la presidencia fueron los bloqueos persistentes sobre las principales carreteras bolivianas. Cuando fue electo, en 2005, algunos que votaron por él dijeron que lo hacían para que acabasen los bloqueos. Obtuvo casi el 54% de los votos, un porcentaje nunca alcanzado por otro líder en los 25 años previos de democracia en Bolivia.

Por los informes radiales y la gravedad que describían, el  conflicto que ha estallado este viernes es el de mayor envergadura para el líder de los productores de coca en sus casi 52 meses a cargo de los destinos del país.  Salir de ese conflicto y restablecer la paz y la normalidad en el país no será tarea fácil ni inmediata.

Paros y marchas

Posted on Actualizado enn

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera anunció este mediodía que un contingente de 700 policías estaba en marcha, desde temprano, hacia Caranavi, con la misión de levantar el bloqueo que ha cerrado todas las vías de acceso al lugar, una llave en el transporte hacia las zonas bajas de Bolivia. El conflicto, que persiste desde hace dos semanas, se origina en la localización para una planta industrializadora de cítricos, si será en Caranavi o en Alto Beni. Los bloqueadores quieren que sea en Caranavi, una de las áreas de Yungas más afectada por los sembradíos y producción de hoja de coca. Las horas que seguirán a esta decisión serán importantes en el curso que siga el gobierno social-indigenista del presidente Evo Morales.

El gobierno decidió atacar simultáneamente al frente formado por los bloqueos y la pugna que lo ha separado de la Central Obrera Boliviana (COB), otrora su brazo derecho y puntal de apoyo. García Linera hizo una prolongada descripción de la imposibilidad del estado de dar curso a las demandas de la organización laboral y calificó de subversiva la marcha anunciada a partir del martes desde Caracollo, a unos 140 kilómetros de La Paz, hasta la sede de gobierno. El anuncio de la marcha es el primer tira y afloja directo entre el gobierno y los sectores obreros disconformes con el aumento salarial del 5% anunciado el 1 de mayo.

El vicepresidente dijo que tanto la marcha como la anunciada huelga general eran producto de unas cuatro personas “de la derecha” que, sin embargo, no logró identificar cuando un periodista, que asistía a la conferencia de prensa-mensaje de la segunda autoridad nacional, le preguntó sobre nombres. García Linera dijo que se trataba de los mismos personajes conservadores que habían provocado el acortamiento del mandato de Hernán Siles Zuazo y de la Unidad Democrática y Popular (UDP) en la segunda mitad de la década de 1980. Esos dirigentes deben haber tenido, en  esa época, unos 40 años. Actualmente estarían bordeando los 70 años, un factor biológico que oscurecería la afirmación vicepresidencial. Dijo tambien que sospechaba que la Embajada de los Estados Unidos estuviese detras de los confli tos de los ultimos días.

García Linera extremó sus cualidades dialécticas para equiparar al estado con un padre de familia, que debe velar por todos sus hijos.  Otorgar un aumento más allá del 5% significaba romper el presupuesto familiar y quitar beneficios ya existentes, como los bonos “dignidad” y  ”Juancito Pinto”, dijo. En resumen, un No redondo a las exigencias de un aumento mayor al ofrecido. Subrayó que, en buena teoría y praxis marxistas, la huelga general que empezaría ese día era la antesala de una intentona de golpe de estado.

Las cualidades didácticas del vicepresidente no deben haber agradado a sus críticos ni a los fabriles que, por decenas, se encuentran en huelga de hambre, ni a los que se proponen marchar desde Caracollo a partir del martes. El dirigente fabril Pedro Calderón dijo airado por Radio Panamericana esta tarde que sus compañeros en ayunas no son personas subversivas ni buscan la caída del gobierno.

La súbita inestabilidad que se vive en Bolivia expresa la dificultad de conciliar la oferta, generosa en términos verbales antes de los dos últimos plebiscitos, con la capacidad real del estado. Nunca ha sido fácil hacer comprender que la riqueza se genera con inversión, trabajo y productividad. Una mayor productividad aumenta los índices de ingresos de las empresas, sean del estado o  del sector privado, y les permite mejorar los salarios y aumentar la inversión, generando un círculo virtuoso. (El estado puede y debe regular una relación armoniosa entre trabajo y capital.) Lo contrario es comerse la propia carne. Ahora le toca al gobierno enfrentar esta realidad.

El gobierno tendrá que apelar a toda su  capacidad para evitar el agravamiento de esta lluvia que, de no aminorar, tiene el potencial de volverse un huracán.