Día: mayo 3, 2010

Defensor a prueba

Posted on Actualizado enn

El flamante Defensor del Pueblo, Rolando Villena, recientemente electo por el poder legislativa que domina holgadamente el partido de gobierno, fue sometido esta noche a un bombardeo que soportó con todo el estoicismo que sus nervios le permitían. Consiguió, con dificultad, gambetear las preguntas que le hacía la audiencia del programa  No Mentirás, de PAT, y la directora del programa, luego de media hora de banderillazos, Sisi Añez, lo despidió felicitándolo por su presencia y su valentía con una grave advertencia: “Por sus frutos lo conoceremos”.

Pero gran parte de los que hacían llegar mensajes al programa ya lo habían sentenciado: Pertenece al MAS, fue elegido por el MAS y defenderá al MAS. La verdad, Villena estuvo ante un suplicio. Primero,  le espetaron que su elección partía del menor puntaje entre los cuatro candidatos (a la cabeza estaba el anterior defensor Waldo Albarracín, controvertido ante su conducta pasiva ante varias crisis bajo el gobierno del presidente Evo Morales). Después le preguntaron qué hará en el caso Leopoldo Fernández, el ex gobernador de Pando preso del gobierno en La Paz hace casi 20 meses. Respondió que era una pregunta para el juez, no para él. Lo mismo dijo cuando le preguntaron sobre el caso Hotel Las Américas y cómo consideraba ocurrido allí hace poco más de un año: ¿Un enfrentamiento, como alega el gobierno, o una ejecución a sumaria?

El bombardeo siguió con preguntas sobre si consideraba que el contralor de la república debía ser también un miembro –y más que miembro, un congresista- del partido de gobierno. Respondió también que no le correspondía dar una respuesta a ese dardo.

Los frutos del nuevo defensor podrían ser conocidos a partir de este martes, cuando el gobierno enfrenta el primer paro en sus 52 meses de administración.  Aún no ha tomado posesión del cargo, pero los ecos de este movimiento podrían llegarle. Probablemente no le corresponda todavía actuar, pero el clima crispado que empieza a cernirse sobre el país tal vez requiera de su acción antes de lo previsto. Y entoncesse verán los frutos.