Día: mayo 2, 2010

Ex presidentes sondean asilo en Brasil

Posted on Actualizado enn

Tres ex presidentes bolivianos pueden verse obligados a solicitar asilo político en Brasil para evitar la cárcel, informó el 22 de abril el diario Valor Económico, de Sao Paulo. La versión agregaba que los ex mandatarios han negado las acusaciones que les hace el gobierno, pero que ya han realizado consultas ante autoridades brasileñas sobre el proceso para obtener el asilo. La información agrega: Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006),  Carlos Mesa (2003-2005), Jorge Quiroga Ramírez (2001-2002) y Víctor Hugo Cárdenas (vicepresidente entre 1993-97) “están siendo acusados en casos controvertidos, que involucran crímenes de responsabilidad y traición a la patria”. El presidente Evo Morales dijo hace poco que los cuatro como formaban “un sindicato de delincuentes”.

Agrega la versión: “Pese a haber tomado partido en la cuestión, (al presidente) le fue conferido el derecho de nominar a los jueces que decidirán los procesos”.

La versión informa que el abogado de los cuatro, Carlos Alarcón, dice que sus defendidos son víctimas de una persecución política y que el objetivo del gobierno es crear una situación tan desfavorable que los cuatro tengan que salir del país mpara evitar la prisión.  Mesa y Quiroga son acusados de firmar contratos con empresas petroleras sin autorización del congreso. A Rodríguez se lo acusa de un caso nebuloso en el que militares de Estados Unidos desactivaron y retiraron de Bolivia 28 misiles chinos. Cárdenas es acusado de haber firmado un acuerdo supuestamente irregular entre una empresa estatal boliviana y la Enron de Estados Unidos. Según Alarcón, podrían recibir hasta diez años de prisión.

La información dice que los cuatro alegan inocencia, pero que desconfían de una justicia en la que el primer mandatario es el acusador y designa a los jueces. También dicen que, de ser necesario, apelarán a la opinión pública internacional. El ex presidente Mesa es citado diciendo: “El gobierno está encantado con la posibilidad de que salgamos del país. El gobierno quiere que dejemos el país, pues eso significaría que somos culpables”

La versión, bastante más amplia que este resumen, no ha sido publicada por ningún medio informativo boliviano. A modo de especulación se puede decir que si se diese el caso y los ex dignatarios acabasen en Brasil, será muy difícil que el presidente Morales protagonice las protestas verbales que lanzó contra el presidente peruano Alan García, cuando Perú concedió asilo a ex ministros del gobierno del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada. Por una parte, Brasil es el principal cliente para el gas natural de Bolivia. Por otra, discutir con Brasil requiere de otra escala en la que las estridencias juegan contra quien las protagoniza.