Día: abril 5, 2010

Detenciones en Santa Cruz

Posted on Actualizado enn

Dos detenidos más son trasladados a La Paz-Reacciones indignadas contra el fiscal Soza y el Presidente Morales

Menos de 24 horas después de la derrota del MAS en las elecciones prefecturales y municipales en Santa Cruz, la policía lanzó una redada sobre dirigentes cruceños y por lo menos tres fueron llevados  presos a las oficinas de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen. Una multitud rodeó el edificio para evitar que fuesen trasladados a La Paz. Pero sin suerte. En medio de una batahola en la que la los periodistas fueron reprimidos por fuerzas de la policía dos detenidos  fueron llevados a La Paz. Uno de ellos es Gary Prado Araúz, hijo del general Gary Prado Salmón, y candidato a la gobernación de Santa Cruz en las elecciones que fueron celebradas ayer. Prado  Araúz o está acusado de nexos con supuestos terroristas porque en la computadora del húngaro boliviano Eduardo Rózsa, acusado de dirigir un grupo que presuntamente buscaba la división de Bolivia, estaba su nombre y un número telefónico.

La orden de arehensión vino de La Paz, del fiscal Marcelo Soza, que investiga el caso desde el 16 de abril de 2009, cuando ocurrió un episodio violento en el que fueron muertos tres de los supuestos terroristas por un comando policial. Algunos de los detalles del episodio son todavia un misterio.

Prado Araúz fue detenido en cuanto salía de su domicilio, en la mañana. Su vehículo fue interceptado por dos carros policiales, y conducido por los agentes hasta las oficinas de la FELCC. Prado no se negaba a declarar, pero había dicho que lo haría en Santa Cruz, la jurisdicción dentro de la cual ocurrió el episodio del 16 de abril.

La acción policial ha despertado la susceptibilidad de muchos cruceños que creen que el gobierno procura echar un velo sobre sus derrotas ocurridas en las elecciones del domingo. Hasta pasado el mediodía había gente, familiares, amigos y simpatizantes, alrededor del edificio policial. Pero el hecho de que los agentes hubiesen burlado la vigilancia de parientes y amigos de los detenidos y emprendiesen con ellos viaje a La Paz aumentó el temor de que el gobierno hubiese lanzado una cacería sobre sus rivales políticos.

De acuerdo a la Ministra de Transparencia, Nardy Suxo, en la lista de los próximos investigados están los gobernadores electos ayer Mario Cossío (Tarija) y Ernesto Suárez (Beni). También está en la lista de espera el gobernador electo Rubén Costas (Santa Cruz) que deberá comparecer ante un juez en Santa Cruz la semana entrante. Algunas fuentes dicen que hay más de 60 personas a ser investigadas.

El médico Juan Carlos Santisteban, militante de FSB, denunció que había sido detenido en su consultorio esta mañana y puesto en libertad al anochecer. Destacó el buen trato del Comandante Policial de Santa Cruz y protestó por la arbitrariedad de su detención.

Una voz vibrante vino de la politóloga y conocida analista cruceña Susana Seleme quien esta noche dijo: “Basta con las detenciones arbitrarias. Este proceso se sale de toda norma de respeto a los derechos de las personas y viola los convenios internacionales”. Dijo que la ciudadanía debe empezar a movilizarse con desfiles y marchas callejeras y repique de campanas de las iglesias.

El prefecto salió al frente del fiscal y llamó “cobarde”y  “alcahuete” y dijo que el presidente Morales trataba de  “aguar la fiesta” cruceña por su triunfo.

En la noche, en el programa No Mentiras de PAT, la madre de Arauz , Chichi Arauz, agradeció a quienes se solidarizaron con su hijo y vanamente trataron de evitar su traslado a La Paz y llamo al presidente Morales a poner fin a los arrestos. “¿Qué quiere con Santa Cruz?”, preguntó en el programa. ¿“Que nos vayamos y abandonemos todo lo que construimos, lo que levantaron nuestros padres y nuestros abuelos?”  remachó diciendo que los orientales tuvieron la suerte de nacer en una región que les permitió prosperar, a diferencia de los de Occidente, que fueron sometidos por los propios occidentales. “Esa no es nuestra culpa”.

Las detenciones y las convocatorias a declarar parecen haber echado a rodar una bola de nieve con desenlace que luce imprevisible.

El limón y la limonada

Posted on Actualizado enn

El presidente Evo Morales intentó convencer esta noche a quienes lo veían por televisión que los resultados de la elección múltiple de este domingo habían sido una limonada. Para muchos fue un limón.

De acuerdo a sondeos y muestras rápidas (los resultados finales serán conocidos en un máximo de dos semanas), su partido ganó cuatro de nueve gobernaciones (La Paz, Potosí, Oruro y Chuquisaca). Pero perdió la alcaldía de La Paz, la sede del gobierno, para el ahora vituperado Movimiento Sin Miedo (MSN), encabezado por Juan del Granado.   Ganó la gobernación, pero haber perdido la capital política de Bolivia para un partido que hasta hace pocas semanas era el gran aliado que solía poner como ejemplo de eficiencia administrativa, habría un sido limón suficientemente fuerte. Pero perdió, asimismo, la ciudad de Oruro, capital de su tierra natal, también para el MSN. Perdió la gobernación de Tarija para un dirigente a quien autoridades judiciales intentaron procesar, y de paso también perdió la alcaldía.

Perdió igualmente Beni por doble partida: alcaldía y gobernación. La doble pérdida se repitió en Santa Cruz. En Pando, el departamento amazónico ocupado militarmente durante meses tras el controvertido enfrentamiento de septiembre de 2008, ganaba estrechamente la alcaldía y los informes de la TV indicaban que perdería la gobernación.

Perdió la alcaldía de Potosí para uno de sus rivales políticos, pero ganó la gobernación. En Chuquisaca ganó la gobernación y perdió Sucre, la capital constitucional.

El propio presidente, en  la conferencia de prensa que ofreció en el Palacio de Gobierno luego de una espera de una hora, admitió que su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), había ganado en sólo tres de las diez ciudades más pobladas del país. (En realidad, puede haber ganado las alcaldías de solamente dos: Cochabamba y El Alto, pues perdió también en Tarija, que en la conferencia  había dado primero por ganada y luego dijo que había perdido).

El presidente consideró que los resultados eran un triunfo y, como ejemplo, citó el número de concejales que ahora tendría su partido en La Paz: de uno había subido a tres. “Este movimiento sigue avanzando…siempre lo hemos hecho”, dijo y mencionó porcentajes que confirmaban el crecimiento progresivo del MAS desde 1999. “Este proceso de cambio no lo para nadie”, dijo para luego sugerir que sus opositores se uniesen a ese proceso. Bajo su óptica, ninguna de las derrotas tenía mayor relevancia. Declaró que “las elecciones son como el futbol: se definen por los goles” . O Como en el cacho (juego de dados). “Se anota lo que se ve.”

En fútbol habría sido como un 2 a 8 en una decena de los municipios mas poblados, y tal vez 5-4 en gobernaciones. Y sería difícil convencer a los aficionados que eso es una victoria, aunque en todos los demás campeonatos  hubiese estado siempre mejorando posiciones y en el partido de ayer hubiese cobrado más tiros libres y más tiros al arco que en ningún otro torneo. Los que valen son los goles, le dirían.

El presidente procuraba mostrar un cuadro optimista de la situación y el periodista José Pomacusi, de PAT  y No Mentiras, hizo notar a su audiencia: el rostro del presidente no expresaba ni optimismo ni alegría. “Sus palabras son optimistas. Su rostro no lo es”, observó desde el panel de comentaristas.

Un poco antes, el  triunfador de Santa Cruz, Rubén Costas, había  planteado a un trabajo conjunto por el departamento. Renacido políticamente, ante una multitud  en la Plaza 24 de Septiembre proclamó: “Ha llegado el momento en que la fuerza de la democracia derrote definitivamente a la tiranía”. No formuló especificaciones y convocó a todos a trabajar por el departamento: “Los que votaron por nosotros y los que lo hicieron por otros candidatos…tengan la piel del color que tengan. Todo el mundo puede y debe aportar”, dijo para anunciar “un gran consejo ciudadano” para diseñar la estructura técnica y política del departamento para los próximos años. “Que nadie se sienta excluido”, dijo. Y agregó: “Si el gobierno es capaz de comprender este mensaje de concordia, volveremos a buscar un reencuentro entre todos los bolivianos y proponer un gran pacto de concordia nacional”. Pero advirtió: “Que nadie confunda nuestra mano extendida con una mano rendida”. Los días que vienen prometen intensa actividad política.