Día: abril 2, 2010

El perdón del Cardenal

Posted on

Tras haber oficiado la ceremonia del lavado de pies, gesto de humildad en la liturgia cristiana que es parte de la Semana Santa, el Cardenal Julio Terrazas ofreció una lección que el fiscal Félix Peralta ni aquellos a quienes éste obedecía no olvidarán jamás. Al recordar que Jesús enseñó que hay que ofrecer la mano abierta del perdón a los enemigos lo mismo que a quienes ofenden, difaman y calumnian, en el gesto quedó incluido el fiscal, sin necesidad de que lo mencionase.

El fiscal había acusado al cardenal de recibir dinero de los gastos reservados del gobierno el año 1999, sin preocuparse por averiguar si el nombre que aparecía en su lista como receptor de 115.000 bolivianos era efectivamente el del Primado Católico en Bolivia, o de un homónimo, mucho menos el fin que habría tenido la supuesta entrega. Lanzó la piedra a ciegas, en plena Semana Santa. El perdón ofrecido por el Cardenal Primado debe haberle resultado moralmente demoledor.

La del Cardenal fue una lección válida también para una sociedad en la que el rencor, por agravios ancestrales y la ausencia del perdón, son una constante.