Mes: marzo 2010

Recordando Calama

Posted on Actualizado enn

El diplomático Ramiro Prudencio Lizón ha escrito sobre la defensa de Calama, el 23 de marzo de 1879. Esa epopeya era conmemorada un tiempo de manera abierta en todos los rincones de Bolivia y constituía un feriado nacional. Prudencio propone restaurar ese feriado, como un homenaje al mayor héroe civil boliviano. Su artículo, originalmente publicado en el diario paceño La Razón y que este blog reproduce con autorización del autor, dice:

Honrar a los héroes

Próximamente se conmemorará un nuevo aniversario de la gesta heroica de Calama, acaecida el 23 de marzo de 1879, y que fuera la primera acción bélica de la Guerra del Pacífico.  Ese día, un puñado de hombres, al mando del doctor Ladislao Cabrera, decidió enfrentar al enemigo y vender cara la ocupación de la localidad de Calama, zona minera y de conversión de varios caminos que comunicaban la costa con el altiplano.

Según fuentes chilenas, el contingente de ese país que atacó Calama estaba constituido por 554 hombres de las tres armas, al mando del coronel Emilio Sotomayor, quien un mes atrás había ocupado el puerto de Antofagasta.  A las 7:30 de la mañana se inició el combate con un fuerte fuego de fusilería de los bolivianos atrincherados en el lado del puente del Topáter que obligó a la caballería adversaria a repasar el vado del río Loa.  Poco después sucedió algo semejante por el lado del puente Carvajal.  Aquí también la caballería chilena es forzada a retroceder.

Ante la ineficacia de la caballería, la fuerte infantería chilena inicia el ataque cruzando diversos vados del río.  Pese a la heroica defensa, la línea de los bolivianos pronto quedó rota por varias partes, agravándose aun más la situación por la escasez de munición que se hizo sentir. Ello obligó al doctor Cabrera a ordenar la retirada al perder sus hombres toda esperanza de triunfo.  Pero un pequeño grupo, al mando de don Eduardo Abaroa, decidió no retirarse y continuó la lucha.

Es interesante recordar lo escrito por el historiador chileno Benjamín Vicuña Mackenna, respecto a este suceso.   El dice que Cabrera había ordenado “a un valerosísimo mozo, natural de Calama, casado en ella en venturoso hogar, llamado Eduardo Abaroa, descender al paso encubierto por la enramada, y allí recibió el último a fusilazos a los chilenos desapercibidos”.

Poco después, comenta Vicuña Mackenna, “el intrépido Abaroa pasó el angosto río por una viga y con doce hombres hízose fuerte”.  Luego continúa: “No quiso el taimado calameño desamparar aquel puesto, confiado a su honor, y allí cayó peleando como león acuadrillado, hasta que el hijo de Carlos Roberto Souper le atravesó con su espada”.

El historiador chileno también cita el relato efectuado por el corresponsal de “El Mercurio” de Valparaíso, sobre el combate de Calama, donde señala que Abaroa había muerto como un héroe: “Herido en siete partes, no quiso rendirse y siguió haciendo fuego con su carabina.  Era un joven inteligente y valeroso, y su nombre debe ser saludado con respeto por todo hombre de honor.  Murió aferrado a su arma y apuntando al enemigo.  Había disparado más de cien tiros y no quiso retirarse de su puesto ni aun cuando los chilenos habían ya salvado las trincheras”.

Han pasado 131 años de este hermoso acontecimiento, y su recuerdo no sólo mantiene latente la forma en que debemos defender el suelo patrio, sino que además, nos martillea permanentemente que Bolivia ha quedado enclaustrada en sus montañas.  Por este motivo denominamos a esa fecha el Día del Mar.

Pero los bolivianos no sabemos rendir el debido homenaje a nuestros héroes.  Mientras que en los otros dos países involucrados en esa guerra, los días consagrados a recordar a sus héroes del Pacífico son feriados, el 21 de mayo en Chile, y el 8 de octubre en Perú;  en Bolivia, el 23 de marzo no lo es.  Y teniendo presente además, que para Chile y Perú, la Guerra del Pacífico es un hecho del pasado, mientras que para nuestro país es algo vivo y lacerante.

En consecuencia, sería muy conveniente que el Gobierno nacional se preocupara en dictaminar que el Día del Mar vuelva a ser feriado, como lo fue durante casi un siglo.  Además, en ese glorioso día, se debería pedir a nuestro pueblo un voto de confianza de que tarde o temprano Bolivia llegará al mar;  porque sólo las naciones que no claudican en sus ideales pueden alcanzar los objetivos trazados.

Cifras

Posted on Actualizado enn

En dos días hemos conocido dos récords: pasamos al tercer lugar en la escala de productores mundiales de marihuana. El crecimiento ha sido geométrico, de acuerdo a datos proporcionados por el Viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres. Antes de Bolivia están Afganistán y Marruecos, dos países que muchos tendríamos dificultad de encontrarlos en el mapa. Entre 2000 y 2010 la producción de marihuana aumentó de tres toneladas a dos mil toneladas.

El Deber de hoy, en un pequeño recuadro, ofrece la dimensión de la incautación de “cannabis”, que algunos llaman arbusto recreativo. Se ha disparado su producción en Bolivia: de siete toneladas en 2.000 a 28,2 en 2004; a 34,51 en 2005; a 125 en 2006; a 423,81 en 2007; a 1.115 en 2008, y a 1.973,4 en 2009.

En cambio, hemos caído en picada en la producción de estaño y nuestra posición mundial, que durante años ocupó el segundo lugar (estuvo en el primer lugar hace muchas décadas), pasó al cuarto, detrás de China (46% del total mundial), Indonesia (30%), Perú (12%) y Bolivia (5%). Brasil (4%) nos pisa los talones. Los datos son de la Fundación Milenio, reproducidos por Instituto Prisma, dirigido por Horst Grebe.

Ni qué hablar del gas natural: no hemos avanzado y no sé en qué se basa la idea de poder venderle a Uruguay cinco millones de metros cúbicos, con un gasoducto aún inexistente, cuando no alcanzamos a cubrir el compromiso con Argentina que este año debía haber estado en 27,7 mm3.

Factor Evo

Posted on Actualizado enn

La semana pasada fui a renovar mi carnet de conductor. Me imaginaba un alud de trámites kafkiano y un sinfín de traslados a las oficinas de la Policía. Era lo que me había tocado hacer en otras ocasiones. Me imaginaba cómo reaccionaría ante los reclamos indirectos de “comisiones” (coimas) en medio de  la multitud que suele apiñarse, a ratos desordenadamente, en procura de llegar hasta el balcón correspondiente.

Fue una grata sorpresa encontrarme con que pude realizar todos los trámites en menos de 24 horas, y pagar estrictamente lo que estaba establecido por ley: unos 240 bolivianos. No me parecía algo de todos los días. Era un hecho novedoso y esperanzador. Coincidencia o no, días antes el gobierno acababa de imponer normas draconianas contra la corrupción. Si se empeña en seguir el camino de cortar la grande y la pequeña corrupción, ese esfuerzo ganará la simpatía de muchos de los que deben realizar trámites que hasta hace poco parecían interminables y que se convertían en un calvario para el ciudadano. Y como muchos otros ciudadanos, espero ver la conducta de las patrullas nocturnas que “inspeccionan” vehículos…

El nuevo grito

Posted on Actualizado enn

Por mucho que se crea lo contrario, el lema impuesto por el Presidente de la República a las fuerzas armadas en base a su autoridad constitucional puede dejar sinsabores entre los militares bolivianos. No los deja felices.  Primero, no es original. Es una copia del grito de las milicias armadas cubanas. El ser un remedo, en algo que tiene una simbología muy grande en todos los ejércitos, es ya una enorme desventaja. La idea partió del presidente Evo Morales y de allí, como en un juego de dominó, todos en el gobierno fueron secundándolo, encomiando la idea como  una iniciativa brillante. Fue  un “Amén” casi simultáneo. Segundo, es el mismo grito que salía de las gargantas de Ché Guevara y sus hombres que vinieron a Bolivia hace más de 40 años en campaña guerrillera. La guerrilla –tal vez algunos lo recuerden- estalló un 23 de marzo, el día más emblemático de Bolivia después del 6 de agosto.

¿Será que la nueva doctrina militar boliviana hará que los soldados y sus comandantes renuncien al grito de “Subordinación my constancia. ¡Viva Bolivia!” y lo supediten al cubano? Tal vez podremos verlo y oírlo este 23 de marzo, cuando los soldados participen –si es que se les instruye que  lo hagan- en actos cívicos en conmemoración a Eduardo Abaroa. Muchos en el gobierno no lo creerán, pero pienso que en la mayoría de los soldados estará ahogado del grito: “¿Rendirme yo? ¡Que se rinda su abuela! Y probablemente algunos se morderán la punta de la lengua por no gritar siquiera la interjección.

Oía hace unos días a una alta autoridad decir que el nuevo grito es un signo de dignidad y de homenaje por los que ofrendaron sus vidas en la defensa de la patria. No creo que la afirmación hubiese incluido a los soldados que murieron combatiendo a la guerrilla de 1967.

En una cosa podemos estar de acuerdo: el nuevo grito no enfervoriza como el de Abaroa ni el de Ballivián (“Soldados: Los enemigos que tenéis al frente desaparecerán como las nubes cuando las bate el viento!”) antes de la Batalla de Ingavi. La victoria del Gral. José Ballivián consolidó la independencia de la aún naciente república de Bolivia. Ni insufla valor como el de los indios Sioux: “Hoy es un buen día para morir.” Menos aún comparado con el grito de Leónidas, rey de Esparta, frente a los persas: “Aquí luchamos, aquí morimos”.

No creo que los símbolos combinados en frases, himnos o colores, tengan mucho que ver con la realidad. Se trata de formas para apelar a los sentimientos de las personas por encima de la razón. Son apelativos para tocar las áreas de los sentimientos, que por lo general, cuando son profundos, bloquean la razón.

Como al nuevo grito plurinacional se agregará la nueva bandera, la wipala, habrá que preguntarse si será también compuesto un nuevo himno para ese símbolo.  No me imagino que pueda trastocarse aquel del “Pabellón tricolor” que exclama: “…nuestros pechos serán la muralla…” y que en su segunda estrofa proclama: “Pabellón tricolor con tus franjas, de laurel, de oro vivo y de fuego”, en una insalvable contradicción de colores y  geometría con la wipala.

Mientras dormimos

Posted on Actualizado enn

El año pasado saltó a la luz una controversia que involucraba a algunas de las fuerzas informativas más influyentes y poderosas del  mundo.  Era la punta de un témpano que venía gestándose en la medida en que el acceso a la Internet se generalizaba mundialmente.  ¿Debe la información generada por las redes y los medios noticiosos, grandes y pequeños, ser utilizada libre y gratuitamente en la Internet vía Google y otros buscadores?

Hasta ahora, gran parte del público que se informa vía internet, ha usufructuado de información que antes de la era Internet habría tenido que pagar comprando el medio que la traía.  En Nueva York, The Wall Street Journal dijo basta de abrir gratuitamente en la web todo el contenido del periódico.  Estableció una excepción con Google para acceder a las informaciones del diario. Pero Google ahora tiene que pagarle al WSJ.

Financial Times tuvo una fórmula más sencilla y ahora ofrece titulares e introducciones noticiosas en su página web, pero nadie puede leer una línea más si no es suscriptor del diario. Se acabó el acceso gratuito.  Por entonces, otras organizaciones periodísticas comenzaban a adoptar sus propias fórmulas. Desarrollaron programas en los que el usuario –que puede ser un ciudadano cualquiera- descarga la información en su propio “smartphone”, un celular avanzado en cuya pantalla es posible leer  noticias de sus servicios.

En unas semanas más estará en los mercados el iPad, una “tableta digital”, delgada y del tamaño de una revista periódica,  en la que no sólo se puede leer un diario entero y recorrer páginas secciones sino también interactuar con todo lo que es posible en la internet. Posibilita comprar y disfrutar de contenidos, incluso  libros,  música y  películas. La tableta abarca Skype y muchos otros servicios. Todo esto, desde cualquier parte si se tiene el servicio de datos correspondiente.  Amazon, la gran tienda virtual, fue pionera en diseminar un dispositivo similar, un poco mas grande, llamado “Kindle” pero el advenimiento de iPad puede anunciar su paso a retiro.  Conclusión: Lo que es nuevo hoy, será viejo mañana. Literalmente.

Todos estos dispositivos permitirán acceder a las informaciones de los grandes medios. El mensaje que algunos ven en estos avances tecnológicos es una creciente presión sobre la información que hoy tenemos impresa.

¿Recuerdan a “Napster”? Era un programa que a fines del siglo pasado encandiló a los amantes de la música. De un momento a otro se encontraron con la posibilidad de compartir música sin comprarla en las tiendas discográficas. La industria de la música gritó “!piratería!” y en el intento de parar el nuevo fenómeno casi tuvo un infarto. Mientras sus ventas se desplomaban, la propia nueva onda que acababa de nacer le brindó la oportunidad de rehacerse. Apple desarrolló un modelo digital de ventas musicales y ahora es la mayor tienda discográfica del mundo.  ¿Será este el camino también para lo que hoy nos llega impreso?

Antes de la “era digital”  la información llegaba en teletipos y  receptores de fotografías hasta los medios que la difundían. Y las imágenes para la TV iban en avión.  Todo era bajo suscripciones, que los medios compensaban con la venta del diario y publicidad.

La internet trajo una revolución al dar acceso a la información sin pasar por los medios, en general mejor habilitados profesionalmente.  Todo este proceso fascinante es parte del mundo moderno.Es lo que hace poco parecía futuro muy remoto.  ¡Y pensar que algunos todavía sueñan con el pasado remoto!

(*) https://haroldolmos.wordpress.com

Enrique Mariaca Bilbao

Posted on Actualizado enn

Enrique Mariaca Bilbao, uno de los protagonistas centrales de la aspiración perenne de Bolivia de industrializar sus hidrocarburos, murió anoche en La Paz, me informaron amigos en Santa Cruz. Tenía 93 años.
Las causas de su deceso estuvieron asociadas a su edad, según las informaciones que recibí. Ingeniero petrolero y profundo conocedor de los temas asociados a su carrera, fue uno de los bolivianos más destacados en cuestiones de hidrocarburos. La palabra de Mariaca era “un faro orientador”, me dijo uno de los ingenieros que trabajó con él. “Era un convencido de que Bolivia tenía que industrializar sus recursos naturales y el petróleo, en particular”. Su libro “Petróleo en Bolivia”, publicado en la década de 1960, es considerado como una obra de cabecera de todos los buenos ingenieros petroleros bolivianos. Tenaz defensor de Yacimientos Petrolíferos fiscales Bolivianos (YPFB), fue presidente de la institución tras la nacionalización de 1969.

Como muchos otros defensores del petróleo y de su industrialización, murió sin ver materializadas sus aspiraciones.

Dias mas “cortos”

Posted on Actualizado enn

El sismo que mató a más de 700 personas en Chile el pasado fin de semana 27/02 ha cambiado el eje de la tierra y acortado el día, según informe de un científico de la NASA citado por varios sitios de la internet. El acortamiento no será grande y probablemente pasará imperceptible: 1,26 microsegundos (un microsegundo es un millonésimo de un segundo) pero puede, también, haber desplazado en unos 10 metros lineales el eje norte-sur de la tierra que equilibra los hemisferios terráqueos. Los datos se encuentran en gran parte de los sitios que traen informaciones científicas.

El terremoto en el océano Índico en 2004, con una magnitud de 9,1 (el de Chile fue de 8,8) debe haber acortado el día en 6,8 microsegundos, varias veces más que el sismo de Chile, de acuerdo con el científico Richard Gross, del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de Pasadena, California, parte de la NASA. Para hacer sus cálculos, el laboratorio utiliza un complejo modelo computarizado.  El poder del movimiento telúrico de Chile ha sido mayor porque se concentró sobre  una falla geológica de la tierra que se hunde siguiendo un ángulo ligeramente más agudo, lo que facilita un desplazamiento vertical de la masa terrestre, se lee en el sitio CTV News.

El sitio de Businessweek/Bloomberg dice que la isla de Santa María, cerca de la costa de Concepción, puede haberse elevado unos dos metros como resultado del sismo. Un científico entrevistado por el sitio dice que las rocas de la isla exhiben evidencias de que en el pasado la isla también se ha elevado.

No se trata de alteraciones mayores, pero las que ahora ocurren pueden ser registradas gracias a los avances científicos y tecnológicos que permiten su medición. Probablemente vienen ocurriendo desde la formación de la tierra, hace 4.000 millones de años, y alcanzan proporciones catastróficas planetarias al llegar a extremos críticos.