Día: noviembre 23, 2009

Brasil se prepara para exportar gas

Posted on

En poco más de un año, a partir de 2001, Brasil podrá exportar gas natural. “Desde los desacuerdos con el gobierno de Bolivia, que temporalmente suspendió el suministro en 2006,   Petrobras invirtió en el aumento de la producción. El objetivo era conquistar la autonomía en relación al producto boliviano. Hoy, la empresa estatal aún echa en el aire una buena cantidad producida en sus campos. Por falta de infraestructura para aprovechar todo lo que extrae, han sido quemados 2.400 millones de metros cúbicos de gas entre enero y agosto (unos tres meses de volúmenes comprados de Bolivia), algo como 1.000 millones de dólares lanzados al vacío. En promedio diario, hubo un crecimiento de 75% en el volumen perdido. La noticia está en el diario de Brasilia Correio Braziliense de hoy, 23 de noviembre.

Por ser interés para los lectores bolivianos, vale la pena agregar algunos parrafos a  la traducción del blog.

“Pero Petrobras continua invirtiendo para aprovechar sus reservas. En 2003 había 5,451 kilómetros de gasoductos. Este año acabará con 7.930 de ductos construidos, y a finales de 2010 serán 9.228 kilómetros. La intención de la empresa es consolidarse como líder en el mercado brasileño de gas natural, con actuación internacional, tal como prescribe s primer plan estratégico. Y como el consumo interno está deprimido, la solución ha sido utilizar el gas para generar energía eléctrica. En 2008, de los 58 millones de metros cúbicos diarios producidos en Brasil (mucho más de los 40 millones y pico que se dice que produce Bolivia), un 24% -14mm3- fueron destinados a las termoeléctricas. En 2017, la generación eléctrica consumirá el 45% de todo el gas producido. Serán 155mm3 (cuatro veces la producción actual de Bolivia).

Este año, Petrobras inaugurará la fase 3 de la Unidad de tratamiento de Gas de Cacimbas (UTGC), en Rio de Janeiro, donde su producción llegará a 18mm3 diarios. En Ceará, en el puerto de Pecém, está la otra planta de regasificación en operaciones. Pero la empresa ya planea los próximos pasos. Una unidad de licuefacción y almacenamiento de gas que estará concluida en 2013. Si esa obra se atrasase, otra planta de regasificación será construida  para enfrentar los compromisos asumidos por la empresa y los nuevos descubrimientos.

Reservas

Los sectores políticos se entusiasmaron con el descubrimiento de un yacimiento supuestamente gigantesco en el valle de San Francisco, en especial al norte de Minas Gerais. Hace siquiera 20 años los pobladores se divierten colocando tubos en el terreno para producir lenguas de fuego. Noticias apresuradas dijeron que la reserva tendría hasta un billón de metros cúbicos, lo que sería la redención para la población local, una de las más pobres del país. Pero la propia Petrobras disminuyó las expectativas. Sólo las perforaciones exploratorias irán a determinar si existen acumulaciones de petróleo y gas en volúmenes comerciales”, informó la empresa.

A falta de pan…

Posted on Actualizado enn

Como el presidente Evo Morales no quiere debatir, PAT tuvo una idea ingeniosa: que otros lo hagan por él. Y esta noche vimos a dos pesos pesados que asumieron la función de procurar ver a Morales y su gobierno y formular las preguntas que los mortales comunes se hacen respeto a él.  En un lado estuvo, desde Cochabamba, el ex alcalde (sustituto efímero de Manfred Reyes Villa) y ex sacerdote jesuita Rafael Puente, y uno –y quizá el principal- de los hacedores de Morales: Filemón Escobar. Puente nació en España pero es tan boliviano como la ch’anka cochabambina.  Y Escobar es un dirigente casi mitológico de las izquierdas bolivianas.

El programa resultó liviano y distraído, y una lucha tenaz entre un hombre de dogmas, como pareció Puente, y  el curtido minero Escobar, otrora tambien de dogmas, quien echó sobre contendor el mote de “stalinista” y lo marcó a la largo de toda el debate.  El programa consistía en presentar diversas facetas del presidente-candidato anti-debate y escuchar las opiniones de los dos. En la pantalla apareció el presidente postulando la eliminación del capitalismo como culpable de los problemas de la humanidad así y tambien hablando de que cuando comete errores legales deja que los abogados los legalicen.  Puente interpretó y justificó los postulados del presidente. Tal vez su momento más bajo ocurrió cuando insinuó una comparación de Evo como Jesús. Y el de Escobar cuando volvió arzobispo al actual cardenal Julio Terrazas mucho antes de tiempo, en los años de 1970.

Para Escobar, la redención de Morales puede darse solamente si extirpa de su gobierno a neo-masistas como Juan Ramón Quintana, Alfredo Rada, Walker San Miguel y, claro, Álvaro García Linera, quienes, de acuerdo a Escobar, se han apoderado del alma, corazón y vida de Morales y jura que lo llevan a conducir a su gobierno hacia el desastre. Puente habló de Morales como resultado de un fenómeno socio-político que pocos en las clases dirigentes han llegado a entender,  porque en él se sintetiza una mayoría ignorada y excluida que ahora tiene una expresión. Escobar no estuvo en descuerdo con esa interpretación,  pero subrayó que los allegados del presidente, partidarios de la confrontación y la bifurcación, impidieron un gobierno que pudo haber sido de unidad nacional  (“complementariedad de los opuestos”)  y determinaron la división aparente de Bolivia entre oriente y occidente, entre el campo y la ciudad. Puente, adusto y preciso como todo jesuita bien formado, puso el pecho a cada embestida de Escobar. Y éste reiteraba que las izquierdas ortodoxas habían ayudado a cavar la tumba de gobiernos de izquierda o de izquierda nacional. En un raro acto de arrepentimiento, Escobar reconoció públicamente que había sido uno de los culpables de la caída del MNR para que llegase no la revolución que se buscaba desde los centros mineros, sino el general René Barrientos. Lo propio ocurrió con el general  J.J. Torres, quien abonó la  llegada del general Hugo Banzer,  a través de una bufonesca Asamblea Popular, y por último, con Hernán Siles Zuazo, cuyo mandato fue recortado para abrir el paso a Víctor Paz Estenssoro y la implantación de una nueva política económica, siempre vituperada pero hasta ahora vigente en sus líneas básicas

La segunda parte del programa fue más dinámica, pues se discutió un tema en el que los bolivianos parecemos habernos vuelto expertos: el padrón electoral. La cuestión está en suspenso, pues para este lunes (mañana) se espera que la Corte Nacional Electoral presente del número final de inscritos. Un dato pareció tener relevancia: el caso del repoblamiento de Pando con inmigrantes de zonas del altiplano. El lugar de los asentamientos contaría con apenas 93 inscritos, pues el resto habría desertado (?).