Día: noviembre 17, 2009

Nuestros vecinos

Posted on Actualizado enn

 Consideré importante que los lectores de este blog vean lo que piensan en Perú respecto a Chile, nuestros dos vecinos occidentales, ahora que ambos están con la lengua desenfundada tras las denuncias de espionaje chileno en Perú. La nota me la envió un amigo y fue publicada en El Expreso, de Lima, uno de los de mayor circulación en el vecino país. El autor, Javier Valle-Riestra, ha ocupado cargos importantes en Perú (diputado, senador, constitucionalista, primer ministro). Decía en su columna La Tribuna:

=0=

El imperialismo “socialista” chileno                                                                               

Martillaré hasta los finales de mis días que Chile es enemigo congénito del Perú. No tiene conciencia de país tercermundista. Se imagina la Prusia indoaméricana. Cree, como los nazis, en el expansionismo territorial para su espacio vital. Recapitulemos lugares comunes porque esto no es teoría repentina. Chile fue una rama menor y pobre de la conquista del Perú. Por eso los almagristas eran “los de Chile”, los fracasados, los rotos.

Sin embargo, saltaron, en sesenta años, desde 1821, del paralelo 27 al 18 ¿Cómo? Ya Diego Portales, en 1835, le ordenaba al almirante Blanco Encalada: “Hay que desaparecer la Confederación Perú-boliviana (…) Debemos dominar para siempre en el Pacífico”; hecatombe que logró una segunda expedición. En 1879 le asentaron una puñalada artera a su vecino norteño, Bolivia, y se apoderaron de todo su litoral. Como no nos declaráramos neutrales, nos agredieron y nos despojaron del departamento de Tarapacá, en virtud del Tratado de Ancón (1883); cuarentiseis años después, nos vimos obligados a firmar el claudicante Tratado Rada y Gamio–Figueroa Larraín, renunciando para siempre a Arica porque sabotearon sistemáticamente el plebiscito pactado.

Todos estos instrumentos se refirieron a territorios continentales. No al mar territorial ni al espacio aéreo. No se computaban en esa época. Por eso es que usurpan dos triángulos en nuestro mar. Uno de once mil noventa millas y otro de ocho mil trescientos ocho; es que se apoyan en una paralela matemática, en lugar de una geográfica que daría una línea media equidistante. Por eso hemos recurrido al Tribunal de La Haya, donde ganaremos. Pero será un papel mojado en tinta porque con su teoría del mar presencial, Chile está donde está su flota.

Francia y Europa se han reconciliado con Alemania, agresora en 1872, en la guerra franco-prusiana; en 1914, en la Primera Guerra Mundial; y en 1939, en la Segunda. Hoy fraternizan porque Germania ya no es Prusia e integra la Unión Europea. Así como el nazismo fue un fenómeno anterior a Hitler, emocionalmente hablando, el pinochetismo “socialista” de hoy es anterior al General. Es un sentimiento de hiperbólica grandeza, de destino manifiesto. Y como no existe unidad indoamericana, este problema continuará por lustros.

Por eso es que América Latina ha gastado sesenta mil millones de dólares en armas el año pasado; Chile cuatro mil quinientos, más seiscientos sesenta y cinco en misiles de alta tecnología. No seamos traidores. Yo también tengo el sueño de convertir los cuarteles en escuelas. Deberíamos tener un tratado continental de desarme. Pero con un vecino imperial como Chile, podremos suprimir las casernas y solo tener escuelas, mas si no hay conciencia de peruanidad, en esas escuelas flamearía la siniestra bandera chilena. Peruanicemos el Perú.

Frijoles bolivianos invaden Brasil

Posted on Actualizado enn

y obligan a bajar precios

Los frijoles bolivianos, una expresión del  modelo cruceño de desarrollo que autoridades del gobierno adoran vituperar, invaden el mercado brasileño, legalmente y de contrabando, y han forzado una baja en los precios locales del producto. Lo dice Folha de S. Paulo, de Sao Paulo, en su edición de hoy.  Este producto boliviano es una nueva manifestación de la potencialidad del país para ganar mercados vecinos aprovechando ventajas naturales  para producir competitivamente.

Firmado por Karla Domingues y Mauro Zafalon, la información de Folha dice que “los productores brasileños de frijoles (feijao), que no logran ni siquiera recibir los precios mínimos estipulados por el gobierno, han ganado un nuevo competidor:  los bolivianos”.

“Con estructura de comercialización más desorganizada, menos impuestos, incentivos del gobierno y costos menores para abono y fertilizantes, los bolivianos tienen ventajas que, según los productores brasileños, no se presentan por aquí”.

Agrega: “Todavía peor: parte del producto entra a Brasil vía contrabandistas, sin los trámites y costos normales de la importación. Es una competencia desleal, afirman los productores paulistas de la región de Itaí (estado de Sao Paulo). Tras ingresar ese producto al país, va derecho al mercado paulista, el mayor centro consumidor y formador de precios. El mayor problema, dkicen los productores, es que ese frijol llega al mercado paulista a un precio de 40 a 42 reales por bolsa, para el tipo 2 ddel gfrano. El equivalente nacional es comercializado a 65-75 reales la saca, en la Bolsa de Cereales de Sao Paulo. Los bolivianos gastan unos 18 reales en la producción de la saca de 60kiloes de frijol de buena calidad, mientras el grano brasileño tiene un costo promedio de 60 reales, dicen los productores”.

Luego cita al Ministro de Agricultura, Reinhold Stephanes, subrayando que la presencia de Argentina y Bolivia en el abastecimiento de frijol en Brasil no es novedad. En su criterio, se trata de una participación pequeña en relación al volumen de consumo brasileño, y el ingreso del producto a Brasil es ilegal. “Puede haber ingreso irregular debido a la gran extensión territorial entre los dos países (Brasil y Bolivia). Vamos a examinar la cuestión”, dice Stephanes. “Esos ingresos podrían ser incluso de productores brasileños que trabajan en los dos países”.

El volumen de frijol boliviano que entra a Brasil no es grande, pero el efecto sicológico sobre los precios lo es, dice Vlamir Brandalizze, analista del sector. Los precios ya están con poco estímulo como para reaccionar, y se deprimen aún más, dice.

Una caída mayor

Tras el anterior subtítulo, la información agrega que los productores paulistas concuerdan con Brandalizze y dicen que la tendencia es de una depreciación todavía mayor en los próximos meses debido al desarrollo de la cosecha en algunas regiones del interior de Sao Paulo. La cosecha, que comenzó este mes, va hasta los primeros meses del año próximo. Por ser un cultivo de riesgo y costos elevados, la caída de precios desanima a los productores, que tienen que reducir el área de sedmbradío. Brandalizze estima esa reducción en un 20%.

Y advierte: “Si esas previsiones de reducción de sembradíos ocurren, el frijol volverá a registrar nuevas alzas de precios. En 2008, el producto inició el año a 260 reales la saca y acabó en 215 reales por saca. Con eso, el panorama para el próximo año será favorable al productor. Quien tenga frijol, va a tener  un buen precio”, dice Brandalizze”.

Candidato de fe

Posted on Actualizado enn

Nadie puede dudar que René  Joaquino, el candidato presidencial de Alianza Social, es hombre de fe. Con las encuestas que lo muestran en un cuarto lugar de las preferencias y su plaza fuerte sólo en Potosí donde podría lograr una senaturía, cree que puede disputar con Evo Morales una segunda vuelta, que lo va a derrotar y que Biblia en mano, de cuyos evangelistas se nutre diariamente, jurará  a la presidencia. Lo dijo esta noche en el programa El Abogado del Diablo, de la red Unitel de TV, del que surgieron noticias que revolotearán sobre la cabeza de los  electores estos próximos  días. La principal fue que la Corte Nacional Electoral (CNE) ha registrado una avalancha de nuevas inscripciones bajo el padrón biométrico que colocan el número de votantes para en 5,3 millones. Un aumento de más de 300.000 respecto al número de casi cinco millones que se tenía cuando se cerraron las inscripciones del 7 de noviembre. ¿De dónde salieron?  Fue la pregunta unánime de los cuatro panelistas que ponían a prueba a Joaquino, el popular alcalde de Potosí ahora candidato a la Primera Magistratura: Susana Seleme Antelo, Jorge Lazarte,  Félix Patzi Paco y Humberto Vacaflor.

El nuevo número disparó la inquietud de los panelistas. Susana Seleme expresó la incertidumbre que de repente había secuestrado la imaginación del  grupo entrevistador: “El pueblo boliviano exige una explicación”, dijo para de inmediato preguntar sarcásticamente:  “¿Volverán a votar los muertos?” Humberto Vacaflor agregó sal a la herida al  especular que 300.000 votantes adicionales son casi el 10% del registro anterior, tenido como malogrado por irregularidades que llevaron a establecer el nuevo padrón, bajo el cual la ciudadanía ahora está registrada. El resultado fue que de 3,8 millones de inscritos hasta el año pasado, la Corte Nacional Electoral anunció más de 4,9 millones al cierre de los registros. Y ahora, menos de dos semanas después, el número final sería 5,3 millones. Esos 300.000 adicionales, dijo Vacaflor, están cerca del que representaron unas 800 mesas del “altiplano profundo”  donde, en el referéndum constitucional del 25 de enero, no faltó un solo voto, pues acudieron a sufragar todos los registrados, una novedad sin paralelo en los anales democráticos. Jorge Lazarte, ex vocal de la CNE en tiempos en que la institución ganó gran respetabilidad, dijo que se suponía que, por efecto de la depuración, el nuevo padrón habría traído un número menor de votantes respecto al anterior. Pero el resultado había sido al revés y los números se volvían más asombrosos todavía con las nuevas adiciones. Con  lo que Susana Seleme dictaminó que el crecimiento en espiral del número de votantes conferiría a las elecciones del 6/12 las características de un “fraude descomunal”. “Estos datos me ponen de luto democrático”, dijo.

La duda quedó instalada. La excepción fue Félix Patzi, quien observaba a sus colegas panelistas con un adusto escepticismo y criticaba “la desconfianza de los desconfiados”.

Una conclusión de los panelistas fue que Joaquino concurría a la elección equivocada. Vacaflor ratificó sus dudas respecto a la candidatura del dirigente potosino preguntándole si sembraba coca o si estuvo envuelto en contrabando o actividades delictivas. Como las respuestas fueron sucesivos No, le espetó con obvio sarcasmo: “Entonces Ud. no califica”.

El programa había comenzado con un pregón noticioso: Susana Seleme expresó solidaridad hacia Vacaflor, porque su contrato con el diario La Razón, de La Paz, había sido suspendido y estaba fuera del medio en el que sus columnas aparecían dominicalmente desde hacía años. La analista vio en el despido de su colega una señal ominosa de los “nuevos dueños”, entre los quienes mencionó, pero sólo como rumor por verificar, a una alta autoridad del país plurinacional.

Un tema del debate fueron las autonomías departamentales, sobre las cuales votarán ahora los cinco departamentos que hace dos años la rechazaron: La Paz, Oruro, Potosí, Chuquisaca y Cochabamba. Una encuesta mostrada por las directoras del programa exhibía a los cinco departamentos ahora bajo  un cambio radical de opinión: una amplia mayoría votaría a favor de las autonomías como las diseña la constitución aprobada en enero pasado. Vacaflor procuró encontrar en René Joaquino, de origen quechua y fluente en ese idioma, una explicación para esa lealtad a toda prueba de aquellos departamentos ante su líder, el presidente Morales, que en el primer plebiscito por las autonomías pidió que votaran por el No, y votaron negativamente, y que ahora les comanda votar por el Sí, y se aprestan a hacerlo como les pide su líder. ¿”Por qué”?, preguntó. Joaquino sólo respondió diciendo que en ese plebiscito, él había sido a favor de las autonomías.   Seleme volvió al tema y subrayó que el gobierno no es autonomista. La autonomía que se concede en la actual constitución está retaceada, dijo, y no corresponde más a lo que, al principio, los departamentos que se cuadraron con ella aprobaron.