Día: noviembre 7, 2009

El péndulo está de vuelta

Posted on Actualizado enn

 Falta poco más de un mes para la elección del 10 de diciembre en Chile y las encuestas dan por ganador al candidato de la derecha, Sebastián Piñera, quien aparece a una distancia superior a los 11 puntos porcentuales sobre su rival más inmediato, Eduardo Frei, de la Concertación, de la  actual presidente, Michelle Bachelet.

Un triunfo conservador en serie en América del Sur, donde las izquierdas gobiernan la mayoría de los países (Venezuela, Ecuador, Bolivia, Chile, Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay)  reafirmaría el movimiento político pendular frecuente en la región.  El presidente Morales vivió todos sus años de gobierno en un hábitat político favorable que ahora anuncia cambios. De ganar el 6/12, su futuro dependerá de su capacidad de adaptación al nuevo ambiente. ¿Podrá?  

Los vientos soplan progresivamente en dirección contraria. El frente que encabeza Hugo Chávez no ha logrado consolidarse. A comienzos de año, en Panamá fue electo Ricardo Martinelli, un empresario rico, pro economía de mercado y de los tratados de libre comercio, conceptos anatema para gobiernos como el de Venezuela, Nicaragua o el de Bolivia. En El Salvador, el periodista de TV Mauricio Funes, del ex frente guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, está menos a la izquierda de lo que Chávez y sus aliados habrían querido. En septiembre, al visitar Brasil, fue condecorado por la todopoderosa Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo e instó a sus miembros a invertir en El Salvador para de allí exportar a Estados Unidos. Honduras es una espina en el corazón de los líderes izquierdistas del continente. Chávez y sus aliados no han conseguido doblegar al gobierno de Roberto Michelleti. A eso se agregan las dificultades del Frente Amplio en Uruguay que no logró imponer a su candidato, un ex comandante guerrillero, en la primera vuelta electoral hace poco.

Esos vientos pueden arreciar si en Chile se impone Piñera. Escuchen bien lo que dijo sobre Bolivia en su reciente intervención ante el Consejo Chileno para las Relaciones Exteriores:

“…en el caso de Bolivia también tenemos una agenda del pasado que nos divide y amplios espacios de cooperación. Chile en esta materia debe tener una actitud muy clara y no crear falsas expectativas que terminan perjudicando las relaciones entre ambos países. Debemos evitar generar más mesas negociadoras o expectativas que sabemos son incumplibles, y desde este punto de vista estar disponibles para cumplir, por supuesto celosa y rigurosamente, el tratado de 1904.”

El candidato oficial, Eduardo Frei, fue sólo un poco menos duro cuando habló de Bolivia ante un consejo de relaciones exteriores del ejército de su país. De acuerdo al diario El Mercurio, Frei, quien criticó fuertemente a Chávez en ese mismo escenario, “… también lanzó cuestionamientos a otro de los gobiernos alineados con Chávez: el de Evo Morales en Bolivia. El candidato criticó los “ánimos democráticos refundacionales” que -indicó- han abierto una tendencia a la “desintegración nacional (…) como lo hemos visto en diferentes etapas en Bolivia”.

Los vientos pueden volverse huracanados y empujar el péndulo más rápido si en las elecciones de 2011 en Brasil se confirman los pronósticos que sólo auguran derrota para la candidata a suceder a Luiz Inacio Lula da Silva, la ministra Dilma Rousseff (*). En todas las encuestas aparece lejos de dos pre-candidatos socialdemócratas: el gobernador de Sao Paulo, Jose Serra, y el de Minas Gerais, Aécio Neves.

(*) Corrección. Dilma Rousseff, a cargo de la jefatura del gabinete presidencial, es el nombre correcto de la candidata favorita del presidente Lula da Silva. Marina Silva (sin parentesco con Lula) era ministra del Medio Ambiente hasta agosto de 2008, cuando renunció. Continua siendo una tenaz defensora del medio ambiente. Lamento la involuntaria confusión.