Día: octubre 21, 2009

Noche noticiosa estelar

Posted on Actualizado enn

Samuel vuelve a atacar –  ¿Será el presidente Morales el “jefe de campaña”  de Reyes Villa-Fernández?

La noche del martes fue estelar.  Un plato lleno de ricos prolegómenos de temas de campaña para la Presidencia de Bolivia. Samuel Doria Medina, de Unidad Nacional, propinó golpes duros al candidato Morales. Sus ganchos fueron a través de la gestión económica del MAS en casi cuatro años de gobierno, la corrupción y el desempeño lamentable de YPFB que tiene al país convertido en importador neto de carburantes: $530 millones anuales en diesel y gasolina, dijo,  y sin esperanzas industrializar siquiera simbólicamente el producto en el cual todo el país cifraba grandes esperanzas como palanca de progreso y  modernidad.

Leopoldo Fernández, desde la cárcel paceña de San Pedro, donde está hace más de un año, también propinó golpes que le dieron el “round”, la vuelta de la jornada. La Corte Nacional Electoral (CNE) dictó una resolución reafirmando los derechos del candidato de hacer campaña, aun desde la cárcel, puesto que, salvo la de locomoción, ninguna de sus prerrogativas ciudadanas está legalmente suspendida.

La noche remató con un diálogo en idiomas diferentes: el de Pamela Fernández que leía un artículo del procedimiento penal que garantiza los derechos de su padre, y el del diputado masista Jorge Silva que procuraba explicar la inexplicable contradicción entre los derechos de Fernández que le permiten hablar con la prensa desde su prisión y la irritación gubernamental generalizada por la decisión de la CNE de reiterar esos derechos (el presidente Morales dijo que su colega del Poder electoral, Antonio Costa, parecía jefe de campaña de la fórmula Reyes Villa-Fernández). Las frecuencias de la comunicación Pamela-Jorge eran totalmente asincrónicas.  El hábil y escurridizo parlamentario masista no logró responder al desafío de su contrincante que lo retaba a mostrarle un solo artículo del procedimiento penal que limitase los derechos de su padre más allá del de locomoción. Tuvo que admitir que la CNE había ejercido una de sus prerrogativas como poder del Estado al pedir que el gobierno asegure el respeto a los derechos de Fernández. Round para el candidato en prisión.

La acción de la CNE constituye “un gran avance”, dijo su hija. “Y hablo como boliviana, no como hija de Leopoldo Fernández”. “Vamos avanzando apegados a la ley…”

De inmediato, la presentadora Sissi Añez exhibió la posición del gobierno. Colocó en la pantalla la declaración del Ministerio del Interior que remite al “juez de la causa” la decisión sobre el ejercicio del derecho de Fernández, quien ya tiene prevista una conferencia de prensa para mañana jueves. Uno desearía pagar para ver.

El final fue como de suspenso: la presentadora colocó en la pantalla un tríptico con las fotos del ex embajador estadounidense Manuel Rocha, del  presidente Morales y del candidato Fernández. A Rocha el ahora presidente Morales le endilgó el título de “jefe de campaña” por la torpeza de  recomendar a los bolivianos no votar por Evo Morales. Y de hecho Morales casi gana la elección de 2001, pues desplazó el segundo lugar a Manfred Reyes Villa y desempató –y perdió- con Gonzalo Sánchez de Lozada.

El presidente Morales no tuvo defensa alguna, pues ha optado por no debatir. 

El diputado del MAS desestimó la comparación histórica y dijo que su jefe estaba tranquilo con 40 y 50 puntos porcentuales arriba de Reyes Villa y Fernández.  En cambio, Pamela Fernández dijo que su padre no necesitaba jefe de campaña pues esa función la ejercitaría él mismo.

Una conclusión: creo que la sesión noticiosa de esta noche evidenció la desventaja de un candidato que no se presenta ante el público y que subroga esa tarea a personajes del segundo y tercer círculo.

Doria Medina, en el programa Sin Letra Chica, de Carlos Valverde, se explayó en su programa de gobierno. Criticó a voluntad al  presidente Morales por su política respecto a la coca y sus obras estrella: YPFB y El Mutún, ambos abollados por corrupción, en el caso de la empresa petrolera, y por denuncias de corrupción en la compra de terrenos, en el de El Mutún.  Y volvió a desafiar al presidente a debatir programas. “El no lo tiene. No crea fuentes de trabajo. Las destruye”, dijo. Del campo de Doria Medina partió hace unos días la idea de repartir huevos, un gesto que puede ser una molestia grave para el candidato favorito.