Día: septiembre 11, 2009

Huanuni en camino de batir todos sus records

Posted on

El Ministro de Minería, Luis Alberto Echazú, acaba de informar a Radio Fides que la empresa Minera Huanuni  batirá este año todos sus récords de producción y sobrepasará  las 9.100 toneladas. El ministro habló en el programa el Hombre Invisible, del sacerdote Eduardo Pérez Iribarne, donde dijo también que las regalías e impuestos nacionales y municipales han crecido en espiral. Oruro recibiría en el año más de cuatro millones de dólares y el Tesoro Nacional unos 18 millones de dólares.

Hace tres años, la producción estañífera de la empresa era de 3.851 toneladas. Eso representa un 11%- 12% del total de los mejores años de la economía minera de Bolivia, poco antes de 1952. Las 9.100 toneladas, de una sola mina, son casi el 30% del total los tiempos previos a ese año.

Lástima que la autoridades no se preocupen por divulgar este tipo de datos  que proporcionan una perspectiva diferente a la minería, cuya defunción fue casi decretada en la década de 1980.

El auge financiero renovado del estaño revelado por el ministro ocurre a pesar de la caída de precios de las materias primas y a pesar de un aumento considerable de la mano de obra en la empresa.

Espero que en los próximos días el Ministerio de Minas coloque a disposición del público toda la información.

Rumbo a la España grandiosa

Posted on Actualizado enn

El presidente Evo Morales estará domingo en España, donde tiene previstos encuentros con el Rey y autoridades del gobierno español. El viaje es visto por la oposición como una campaña política para conseguir votos de los emigrantes en la elección del 6 de diciembre. 

Hace unas semanas, el presidente proponía suprimir del himno cruceño las palabras “la España grandiosa” por considerar que eran un tributo al coloniaje español . No se sabe si abordará el tema en el discurso que  se propone pronunciar ante una concentración de unos 10.000 bolivianos, según informa la prensa, el domingo. Será el principal acto de su viaje.

Comentar comentarios

Posted on Actualizado enn

El artículo de hace dos semanas, “Alégrense: Estamos perdiendo!”, ha causado múltiples comentarios (entre lectores de La Prensa). Una conclusión surge de muchos de ellos: la redacción no es el fuerte de la mayoría. Es muy precaria y uno puede sospechar que pasaron  la primaria de puro favor.  Quizá ni sepan de sus limitaciones. Pues si se quiere tejer una argumentación, lo menos que se debe tener son los instrumentos para tejer: ideas claras y una gramática y sintaxis correctas.  

En alguna ocasión escribí que al argumentar había que respaldar todo cuanto se dijese. Sin denuestos, que desnudan la calidad rudimentaria del crítico. Como la mayoría carece de substancia real, me dedico a sólo aspectos superficiales. Miren la redacción de alguien que se pregunta “qué se puede esperar del terrorismo mediático” (El  término caló!)  Agrega este lector, que firma como Sergio: “El imperio agoniza y siguen (¿quienes?) con ancias (sic) de lamer las botas. Mira hasta Obama se volvio socialista pero los derechuecos no se dan cuenta “.  Imagino que sus títulos le permiten diagnosticar la agonía del imperio y hablar del socialismo de Obama. Paso por alto detalles que Pedro Shimose y el Prof. Jorge Órdenes no perdonarían. El “imperio” es USA, pues  el que confinó al Nóbel Pasternak (Doctor Zhivago) y envió a otro Nóbel (Solzhenitsin) al exilio, murió de infartos múltiples, precedido por  Lenin, Stalin, Beria y otros. Sergio escribe “ancias”, así, no con sss.  Imagino que el maestro no tuvo ansias de que aprendiese la diferencia. 

Un Sr. Rolando, me llama de “seudoperiodista” y sostiene (le doy la razón), que en Bolivia sí hay libertad de prensa. Da a entender que el gobierno del presidente Morales durará  40 años. Es el doble de lo que quería García Meza, que duró menos de 13 meses, y el triple del MNR, que realizó los mayores cambios en la historia de Bolivia hasta mediados del  siglo pasado.

 Germán Pedomo sugiere que lea los artículos de un corresponsal del Washington Post en Colombia y que escriba sobre la guerra contra las drogas en ese país. El corresponsal  reside en Colombia y escribe sobre Colombia y otros países. Yo vivo en Bolivia. Mayormente escribo sobre hechos que ocurren en Bolivia y ocasionalmente sobre aquellos que afectan o pueden afectar a Bolivia.  Otro señor, llamado Carlos Navarro, dice que escribo muy mal (no especifica) pero, con tino,  pide a mis detractores informarse mejor. Un “Pablo” dice que mi comentario es ingenuo y nada objetivo. Pide que “disimule mejor” mi “criterio sesgado” y afirma que menciono datos tendenciosamente.  No dice si los datos sobre la producción de gas natural son sesgados. En verdad, son incorrectos, pues los más recientes confirman  una declinación aún más peligrosa. Estamos con la soga en el cuello por falta de inversiones, que nadie se atreve a traer. Pablo ignora estas cifras y las anteriores. Gus dice que quienes se beneficiaban con el ATPDEA eran “los patrones”. ¿Diría lo mismo a quienes perdieron los empleos? Es verdad, en Bolivia se paga poco. Pero esto es largo de explicar. Un primer paso para mejorar el salario es la educación. (Y procurando escribir correctamente.) Respecto al gas, el contrato que Bolivia sugiere cambiar estipula un mínimo de compra por parte de Brasil. Quiere cambiarlo para disponer de márgenes para venderlos a Argentina.  Gus atribuye a las lluvias que las “termoeléctricas” funcionen al 100%. Debe referirse a  las presas hidroeléctricas, algo distinto. Brasil planeaba construir 49 termoeléctricas, gran parte a ser operadas con gas boliviano.  Sin garantías de que Bolivia podrá venderle suficiente gas (si más bien quiere venderle menos!), canceló casi todas las órdenes y dijo adiós a nuestros planes para hacer de Bolivia él eje energético suramericano.

Una aclaración final. Hay confusión sobre los $657 millones que Bolivia perdió por sus disputas con USA.  Eran una donación unilateral de USA, que otros países ya recibieron, para ayudar a superar la pobreza extrema. Nada que ver con los $330 millones de Brasil, que son un crédito.