El retorno…unos metros y unos minutos

Posted on Actualizado enn

El depuesto presidente Manuel Zelaya demoró más en avanzar desde Managua hasta la frontera con Honduras que el tiempo que realmente estuvo dentro de su país: sólo unos metros, apenas unos minutos, quizá media hora, una frustrada tentativa de hablar con el Comandante en Jefe de las FF.AA. hondureñas y un repudio generalizado a su empeño, desde José Miguel Insulza hasta la Secretaria de Estado Hillary Clinton. El fiasco puede haber atornillado más al régimen de Roberto Micheletti o, visto de otra manera, desatornillado aún más al de Zelaya.  El presidente depuesto resumió su actitud de colocar su gesto politico en retro en  una frase: “No soy cobarde, pero no soy loco”.

Fue un retorno apenas simbólico. Lo cierto es que ahora se vuelve a la mesa de negociaciones.

La noción que surgió cuando el presidente de Costa Rica Oscar Arias presentó su plan pacificador, que colocaba a Micheletti como un intransigente, pues lo había rechazado, y a Zelaya como conciliador, pues lo aceptaba, quedó equilibrada. Como dicen en el Caribe, lo que es igual no es trampa. Zelaya fue criticado públicamente por la Secretaria de Estado Clinton. Llamó “temeraria” su tentativa. Y hasta el propio Insulza tuvo que darle la espalda al depuesto dirigente y subrayar que su desplazamiento no contribuía al esfuerzo que había hecho la OEA, bajo su dirección y, de hecho, a favor de Zelaya.

Ahora parece estar claro que si Zelaya llegase a retornar sería un líder políticamente mutilado. Se le habrían cerrado las puertas a una modificación de la Constitución por las que se filtraría su reelección (punto tercero del Plan Arias). Los comicios serían anticipados al 28 de octubre (punto cuarto), un mes antes de lo previsto y tendría que cogobernar con quienes ahora son sus rivales. Todo esto parece configurar una derrota para el llamado “chavismo” en el continente. Hay, además, un sobreprecio: al haber reclamado insistentemente el respeto a las normas democráticas, los regímenes del Socialismo del Siglo XXI deberán actuar en consecuencia.

En este contexto podría ubicarse el inesperado y veloz retiro de la propuesta del partido de gobierno para aprobar en el Congreso un “padrón mixto” que aceptaría una porción del padrón antiguo, ampliamente visto como un sistema que favorecería el fraude electoral. (Reiteradamente se ha dicho que hasta un 30% del padrón estaría contaminado.) El llamado “padrón mixto” era defendido por el presidente Evo Morales. Su abanderado era -y sigue siendo- el Vicepresidente Alvaro García, quien no logró ignorar la declaración de la Corte Nacional Electoral, cuyo presidente había dicho que era un misterio cómo se trabajaría con un “padrón mixto”. La fórmula, que sería considerada sólo el 15 de septiembre –si es que el gobierno continuare empeñado en su aprobación- equivalía a la declaración de un cirujano: “Operaremos, y si no conseguimos extirpar todo el tumor detendremos la cirugía, cerraremos la incisión y que el paciente se las arregle”. Cualquiera puede imaginar las consecuencias de una situación semejante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.