Día: julio 8, 2009

Sigue la multiplicación

Posted on Actualizado enn

Las incautaciones de cocaína continúan tras el hallazgo de un complejo que puede haber producido unas 50 toneladas de droga desde la fecha en que habría sido instalado, a unos 140 kilómetros al sureste de San Javier, en Santa Cruz. Ese volumen de producción es más o menos la mitad de la que los organismos policiales creen que es laborado en Bolivia (más de cien toneladas anuales). Sin ser experto, es posible suponer que la fábrica descubierta no es la única. Y como son necesarios 70 kilogramos de hoja de coca para producir un kilo de droga pura, hay que simplemente hacer un cálculo de cuántas hectáreas de cultivo de hoja son necesarias para producir uno, dos, o tres kilos de droga. De esta ecuación saldrá un cálculo bastante aproximado de la producción de droga en Bolivia y cuánta va al consumo doméstico o al “acullico”.

Y habrá que añadir un factor más: la coca de Perú. Según el Director de la Fuerza de Lucha contra el Narcotráfico, Oscar Nina, la hoja de coca producida en Chapare y Yungas tiene múltiples salidas hasta llegar a las grandes factorías. Incluso, dijo, citado por El Deber, que hay hoja de coca que viene de Perú. Si este factor resulta cierto, habrá que decir que el país está convirtiéndose en un eje industrial de cocaína.

La situación puede haber adquirido tales dimensiones que ahora Brasil estaría ocupando algunas de las funciones que correspondían a la DEA, de los Estados Unidos. De acuerdo al canciller David Choquehuanca, se ha estructurado una alianza con el vecino gigante para combatir el narcotráfico y gracias a ella se han llevado a cabo “las más grandes operaciones”. Se desconocen las características de tal alianza pero se puede suponer que ella facilitó el descubrimiento de la reciente “hiper” fábrica.

Todo lo cual sería extraordinario, pues Brasil no suele participar en campañas de esta naturaleza.

Entretanto, llega la noticia de la captura en Brasil de una aeronave boliviana con 166 kilogramos de cocaína. La captura se produjo en el estado vecino de Rondonia, fronterizo con el Beni, cuando la nave volaba sobre territorio brasileño sin autorización. Fueron necesarios varios disparos de alerta tierra-aire para obligarla a aterrizar. Los dos pilotos, ambos bolivianos, están bajo custodia policial en Brasil.

Un noticia mas surgio el 11 y 12 de julio: Un “entierro” de 319 kilogramos de cocaina empaquetada fue encontrado dentro de la “factoria chiquitana”, cerca de San Javier,  descubierta dias antes y a la que se refiere esta nota. La factoria descubierta la semana pasada podia producir diariamente unos 100 kilos de droga de alta pureza. 

Anuncios

No serán españoles…

Posted on Actualizado enn

Un amigo me envía una reciente nota registrada en elpaís.com, el sitio digital del diario español El País, que pone el dedo en una de las llagas generadas por la nueva Constitución Política. La cuestión se abre a un amplio debate pues pone de relieve los efectos de un documento básico elaborado a la ligera, en pocos días, y aprobado con sólo levantar la mano, bajo las órdenes de los directores de la orquesta que tal vez muy poco conocían de Bolivia. La cancillería ha dicho que emitirá una declaración sobre el tema durante la semana. La nota también la registró hoy miércoles El Deber, de Santa Cruz.

El texto:

EFE / ELPAÍS.com – Madrid – 07/07/2009

Los hijos de los bolivianos tendrán automáticamente la nacionalidad boliviana aunque no sean inscritos en el Consulado, por lo que no serán españoles por el hecho de nacer en España como sucedía hasta ahora. Esto es consecuencia directa de un cambio de ley en Bolivia que establece que “son bolivianos y bolivianas por nacimiento las personas nacidas en el extranjero de madre boliviana o padre boliviano”, ha explicado la dirección general de los Registros y del Notariado, dependiente del Ministerio de Justicia.

Anteriormente, la Constitución boliviana detallaba que para tener la nacionalidad boliviana era preciso “avecindarse en el territorio nacional o inscribirse en los consulados”. Así, si el recién nacido no era inscrito en el consulado de Bolivia en España, se producía una situación de “apátrida” por lo que automáticamente adquiría la nacionalidad española en aplicación de la Convención de los Derechos del Niño.

En España, la adquisición de la nacionalidad está basada en los derechos de sangre y no de suelo, es decir, que el simple hecho de nacer en España no implica directamente la adquisición de la nacionalidad. Pero hay una excepción: la de los países que no reconocen la nacionalidad a los hijos de sus emigrantes, en aplicación del artículo 7 de la Convención de los Derechos del Niño. La Convención establece que, desde su nacimiento, el niño tiene derecho a adquirir una nacionalidad y que “los Estados partes velarán por la aplicación de tal derecho, sobre todo cuando el niño resultara de otro modo apátrida”.

Así pues, en España se estudia cada caso para determinar si las leyes del país de los progenitores atribuyen la nacionalidad a los recién nacidos en el extranjero de manera automática o no.

El reciente cambio constitucional en Bolivia, que ya han realizado Ecuador y Chile, “afecta necesariamente al criterio” empleado hasta ahora por España, “de tal modo que no concurre ya la condición de apátrida que fundamentó la atribución de nacionalidad española iure soli -derecho de suelo-a los hijos de bolivianos nacidos en España”, ha informado la dirección general.