Día: mayo 24, 2009

El diálogo con EE.UU.

Posted on Actualizado enn

Esperaba, al igual que muchos otros lectores de diarios, que este fin de semana los medios impresos ofrecieran un amplio detalle de lo que aconteció en la reunión entre el Sr. Thomas Shannon y las autoridades del gobierno. No encontré nada fuera de lo que los medios ya habían  divulgado el viernes. Sin embargo, en días anteriores escuché en la radio que había congresistas del MAS que estaban disconformes con una misión presidida por Shannon en  lugar de la cabeza del Departamento de Estado, Hillary Clinton. Y también escuché a otras autoridades repetir los planteamientos del gobierno como base para el diálogo Estados Unidos-Bolivia. Por lo visto, los frutos de la primera cosecha fueron magros. No hubo sino convergencias generales y el mayor acuerdo fue que los dos países están de acuerdo en que deben dialogar para reaproximarse.

La primera ronda, la de la semana pasada en La Paz, debía haber abordado la cooperación para combatir el narcotráfico. No se conocen detalles sobre cómo fue tratado el tema –si fue tratado- ni detalle alguno capaz de ilustrar si hubo avance sobre esta cuestión. El presidente Morales le dijo al diplomático que la decisión boliviana de expulsión de la DEA era irrevisable y el Ministro del Interior, Alfredo Rada, remató: “…la determinación soberana del Estado boliviano de nacionalizar la lucha contra el narcotráfico es una medida que no tiene retorno, así como tampoco tiene retorno al país la DEA”. 

Las semanas que vienen podrán mostrar el nivel de interés de parte estadounidense de tratar los planteamientos bolivianos para enviar de vuelta al ex presidente Sánchez de Lozada. 

La primera reunión coincidió con el anuncio de la oficina nacional antinarcóticos que a partir de 2010 aumentarán las áreas de cultivo legal de coca. Si se quería verdaderamente limpiar el camino para mejorar el ambiente para el diálogo binacional, el anuncio puede haber sido provocador. Al lado de ese anuncio vino otro: Bolivia comprará armas de Rusia, ahora empeñada en restablecer la influencia que tenía en el mundo durante la guerra fría y competir por su supuesta tajada de los recursos naturales del mundo (Time magazine de la semana pasada). Y luego, una misión de parlamentarios iraníes ofreció algunos detalles sobre la estación de TV que su país se propone instalar en el Chapare, como parte de un programa de cooperación con Bolivia. Estas cuestiones deben haber provocado una roncha sólo disimulada por las sonrisas de los diplomáticos visitantes. Puede también pensarse se trató solamente de una estrategia del jugador que aumenta la apuesta sucesivamente más allá de sus posibilidades a la espera de doblar la mano de sus adversarios en la mesa. Peligroso, porque los rivales no son amateurs.

La segunda reunión, al dia siguiente tuvo un cambio importante con el capitán del equipo boliviano. Salió el canciller David Choquehuanca y entró el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. Las razones de que el canciller tenía otros compromisos previstos con anticipación en su agenda y que debía viajar no disipan las dudas sobre las razones para ese cambio. Es cierto que en la reunión de apertura se vio nervioso al Canciller. Pero ningún entrenador retira al capitán de su equipo cuando se está jugando una semifinal.

 En la próxima ronda, para la cual aún no hay fecha, Bolivia jugará de visitante.