Mes: abril 2009

Conflictos en el patio trasero

Posted on Actualizado enn

Me pareció interesante mencionar una larga nota de Ted Córdova puesta esta semana en su blog (www.tedcor.com). Lo que sigue es un resumen. Todo el artículo puede ser leído, en inglés, en la página del autor.

HAVELOCK, USA – Una guerra entre vecinos está gestándose en el patio de Estados Unidos. Es un territorio más grande que las actuales líneas de combate en Afganistán o Iraq. Es todo el continente sudamericano, el más extenso campo de batalla en la actual guerra contra el terrorismo islámico, una secuela de la política global arrogante del ya ido presidente George W. Bush.

Pero ¿quién está detrás de esta vasta supuesta conspiración contra los Estados Unidos?

Una alianza de hierro entre el líder iraní Mahmud Ahmadineyad, y el presidente venezolano Hugo Chávez. Ambos poseen una bomba poderosa: Petróleo. Y ambos están ligados por una “ideología” común: Odio. Odio a los Estados Unidos. En el lado iraní, el odio es propulsado por el presidente Mahmud Ahmadineyad mismo, tras algunas enseñanzas del difunto ayatollah Khomeini. Chávez promueve un odio más específico: al ex presidente George W. Bush. Chávez y Ahmadineyad se han encontrado siquiera media docena de veces. Este artículo está basado en discursos y declaraciones de ambos líderes después de sus encuentros, y en resúmenes de los diarios venezolanos y el Iranian News Service (irna.com.ir).

Los petrodólares pagan la ayuda, monetaria y material, para llevar armas de nichos colombianos a Bolivia y Argentina, o fuentes de propaganda, como la estación televisiva iraní en el Chapare, las plantaciones de coca en la región tropical boliviana, el corazón del subcontinente sudamericano. Obviamente este es el escenario desde donde sería fácil ensayar varios movimientos beligerantes hacia los Estados Unidos y sus aliados en el continente. Un movimiento terrorista islámico ha existido en Argentina desde los tiempos del gobierno del presidente Carlos Menen, con fuertes lazos con siria.

Policía allana centro judío en Rurrenabaque

Posted on

Organizaciones de comunicación del mundo judío han hecho circular por todo el planeta la noticia de allanamientos sufridos por un centro de Chabad en Rurrenabaque, donde se enseña y practica el judaísmo. HHa habido detgenciones

H Ha habido detenciones, pero las autoridades no han suministrado ninguna información. El hecho se agrega a la inexistencia de relaciones diplomáticas entre Bolivia e Israel, rotas por el gobierno en solidaridad con el pueblo Palestino. Al anunciar la ruptura, el presidente Evo Morales dijo que el gobierno estudiaba otras medidas.

La nota, distribuida por el sistema informativo AURORA, dice:

 

AURORA.- La Policía boliviana allanó un centro de Chabad, en la ciudad de Rurrenabaque, varias veces en los últimos días, ordenó su cierre y detuvieron a un número de turistas israelíes que se encontraban allí.
El rabino Aarón Fraiman, que dirige el centro, declaró que la Policía se negó a darle una razón, pero los rumores en toda la ciudad se vinculan a la investigación policial relacionada al intento de asesinato organizado contra el presidente de Bolivia la semana pasada.
El miércoles, después que el centro reanudara su actividad temporal, Fraiman, que fue detenido, dijo que esto no era más que una disputa local. “Un antisemita restaurador que piensa que estamos perjudicando su medio de vida está haciendo todo lo posible para sacarnos de aquí”, afirmó el rabino.
El jueves, sin embargo, luego de las múltiples detenciones, el cierre del centro y de la cobertura de la actividad policial en la zona por los medios de comunicación locales, el rabino expresó que “los rumores que circulan dicen que tiene algo que ver con un intento de asesinato al presidente Evo Morales. Por otro lado, los medios de comunicación relacionan el centro de Chabad con drogas y cosas por el estilo”.
“Mientras tanto, contratamos a un abogado para manejar el caso, pero éste no es un Estado respetuoso de la ley, y hasta ahora, nadie nos comunicó que sucede”.
“Estoy trabajando para que sean liberados los detenidos, y también estoy tratando de contactar el ministerio de Relaciones Exteriores o algún tipo de representante de Israel aquí”, concluyó.
Rurrenabaque es uno de los lugares de interés turístico para los viajeros en Bolivia, entre ellos muchos mochileros israelíes. La ciudad es un centro desde el que los turistas viajan a la selva y zonas pantanosas en el norte del país.
 

¿Efectivos militares rumbo a Santa Cruz?

Posted on Actualizado enn

Actualización de la medianoche.

Unos 320 efectivos del Regimiento Tumusla de Artillería y de la Policía Militar del regimiento Esteban Arce, ambos de Cochabamba, estaban esta noche rumbo a Santa Cruz, donde se afirmaba que llegarían en la madrugada del viernes. Las primeras noticias surgieron de informativos radiales urgentes de Radio Fides y de Red UNO de television.

El Ministro de Defensa, Walker San Miguel, confirmó el avance de tropas y dijo que los efectivos serán distribuídos a lo largo de las fronteras. “Es movimiento de reforzamiento de la seguridad en las fronteras”, dijo al programa No Mentirás, de la red PAT. Los efectivos que vienen a Santa Cruz serían en gran parte destinados a los puestos de control con la frontera con Brasil.

La frontera con Brasil es porosa y sin control estricto. Cerca de la localidad fronteriza de San Matias fue descubierta hace algunas semanas una fosa común con seis cadáveres. La zona es área de transporte y tráfico de drogas, especialmente cocaína, que ingresa a Brasil.

Los efectivos vienen “de todas las guarniciones del país”, dijo el ministro. Van a vigilar las fronteras, afirmó, y recordó que constantemente se pide a las Fuerzas Armadas mayor vigilancia sobre las fronteras que limitan con cinco naciones (con Brasil, la frontera se extiende por más de 3.000 kilómetros). Se desconocía si existía infraestructura para recibir a los efectivos.

Después de la declaración del ministro, sin embargo, persistían las dudas sobre la misión militar. Televidentes que llamaron al programa No Mentirás preguntaron por qué los efectivos marchaban especialmente hacia Santa Cruz y no hacia la frontera occidental, con Chile y Perú. Personas consultadas por este blog también se mostraron escépticas y creían que se trataba de una maniobra para implantar control directo del gobierno sobre la región económicamente más importante de Bolivia.

Al primer contingente de unos 160 hombres de dos compañías del Regimiento Tumusla, a unos 12 kilómetros de Cochabamba, se sumaron otras dos compañías de la policía militar. De inmediato no se conocía de qué otras guarniciones venían efectivos.

Fuentes consultadas por este blog dijeron que el destino inmediato de las unidades sería el Regimiento Ranger, de la ciudad de Montero, a 50 kilómetros al norte de Santa Cruz. “Es el único con capacidad de alojarlos y darles atención”, me dijo un especialista en asuntos militares. “De allí se desplazarían hacia su destino”.

Esas unidades pertenecen a la Séptima división del ejército con base en Cochabamba.

Otros expertos consultados dijeron que ese sería el número máximo de hombres que se podrían movilizar fuera de sus bases en Cochabamba, pues de otra manera quedarían sin efectivos.

La estación UNO de TV afirmó que el contingente efectivamente partió de Cochabamba y que reporteros siguieron a las unidades de transportes Danubio y otras empresas de transporte. Desde las unidades, algunos efectivos dijeron que venían a Santa Cruz. Pero hasta las 22:30 era todavía un misterio el destino final de las unidades. Incluso se afirmaba que iban a la región del Chapare, el área de las mayores plantaciones de coca en Bolivia, y uno de los bastiones políticos más fuertes del presidente Evo Morales.

Los periodistas siguieron a los buses a lo largo de algunas decenas de kilómetros, hasta la localidad de Sacaba, sobre la frontera entre Cochabamba y Santa Cruz. De allí le tomaría unas cinco a seis horas para llegar a Santa Cruz pasadas las 00:00 del viernes.

Un regimiento tiene un máximo de 300 a 400 soldados, de manera que si los cálculos iniciales de que venían 400 hombres, todo el regimiento Tumusla estaría rumbo a Santa Cruz. Pero los expertos descartan que el regimiento hubiese quedado desprovisto de gente. Me dijeron que lo más probable sería que viniesen dos compañías de la unidad militar y otras dos de la policía militar.

En Santa Cruz había calma al anochecer.

Los noticieros de la TV emitían constantes boletines sobre el desplazamiento. PAT, una de las estaciones con mayor audiencia, dijo que estaban por ocurrir “importantes acontecimientos” en Bolivia.

El Ministro del Interior Alfredo Rada estaba reunido con altas autoridades de su ministerio.

La misma red UNO transmitió una declaración del vicepresidente Álvaro García Linera formulada ayer diciendo que el gobierno sería implacable con quienes intentasen dividir “la sagrada unión de la patria boliviana”. La advertencia del Vicepresidente ocurría a menos de una semana (que se cumplió hoy jueves) de la operación policial alrededor de un hotel en Santa Cruz de la que resultaron muertos dos extranjeros y un boliviano y otros dos fueron presos.

A los buses se sumaban camiones militares que habrían partido desde La Paz, dijo la estación.

Controversia en vivo

Posted on Actualizado enn

 

La noche del miércoles 21 fue de risas y asombro para los televidentes que observaban los programas de  televisión. Por lo menos dos de ellos –No Mentirás y Sin Letra Chica-, se llevaron la mayor tajada de la audiencia al presentar en vivo a integrantes de la foto que, con aires de Adrián Monk, de la serie detectivesca, había mostrado ante las cámaras el Ministro del Interior la noche previa. La fotografía era la prueba suprema, el “smoking gun” que evidenciaba que en Bolivia se preparan milicias armadas para subvertir el orden y desembocar en la creación de una república independiente (Imaginen: un país mediterráneo más al centro sudamericano, con uno de ellos preso de una profunda amnesia que lo ha hecho olvidar su enclaustramiento).

Resulta que la foto no era lo que el Ministro Alfredo Rada decía que era y que los que posaban, en traje de fajina, carabina en mano, tampoco eran los que el Ministro decía que eran. Cuatro de ellos se presentaron en la TV y sorprendieron al público explicando esos juegos, que apasionan a los jóvenes.

Más aún, parte de la supuesta prueba que presentaba el ministro era la imagen de uno de los del grupo posante que guardaba similitud con un archi-enemigo del régimen, Mauricio Iturri, de la Juventud Cruceñista. Resultó que el supuesto Mauricio Iturri era otra persona. El mismo Iturri echó la palada final al entierro de la supuesta prueba al telefonear desde Miami, donde se ha refugiado pues el gobierno boliviano lo busca, para declarar que él tampoco es el que está en la foto. En realidad, por información de Pedro Sandoval, uno de los que aparece en la foto, la persona señalada como Iturri se llama Pedro Álvarez.

El ministro ensayó el papel de Sherlock Holmes y acabó en un avispero. Si antes ya empezaba a ser difícil para el gobierno convencer con sus argumentos, ahora es peor. La dificultad alcanzaba incluso al presidente, a quien se vio con el rostro desvelado, sin el brillo de sus primeras apariciones en la CNN. El fiasco de la foto y otros de los últimos días han quitado fuerza a sus gritos de “me quieren matar”, pues la versión, aun teniendo rasgos de veracidad, no tiene vigor.

El Ministro de Defensa, Walker San Miguel, echó gasolina al fuego al subrayar que los uniformes camuflados son de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas y que le llamaba la atención una recreación en la que se juega a matar.

El Ministro ciertamente no estuvo en Caracas, ni le contaron ni lo leyó, cuando después del frustrado golpe de Hugo Chávez contra el presidente constitucional Carlos Andrés Pérez, hubo decenas de niños que desfilaron en carnavales disfrazados con el uniforme de Chávez. Era un gesto de simpatía con el jefe de paracaidistas y a nadie se le ocurrió decir a sus padres que el uso de ese uniforme estaba prohibido. Más sencillo: San Miguel no jugó “pam pam” cuando niño, en la que los niños simulan matar y quien es descubierto y escucha el grito de “pam” debe lanzarse al suelo y fingir que ha muerto. Y no es un juego boliviano. Una cantante italiana universalizó el juego del “bang bang” con una canción que decía: “Mi ricordo quando tu ed io eravamo due bambini e gioccavamo bang bang”, etc. Me recuerdo cuando tu y yo éramos dos niños y jugábamos al bang bang).

Como resultado de esta paranoia, hay pánico entre los practicantes de esa diversión. “Estamos preocupados porque nos llamaron familiares y amigos diciendo que estábamos sindicados de estar vinculados con unas personas que ni conocemos. Nosotros somos deportistas”, dijo José Miguel Sandoval, uno de los que tuvo el infortunio de aparecer en la foto mostrada por el ministro Rada.

Ernesto Justiniano, otro de los fotografiados, dijo que estaba en la imagen sólo porque es deportista. “Practicamos este deporte hace cuatro años con armas de aire comprimido”, dijo, mientras gestionaba ante la Fiscalía de Distrito para que no lo trasladasen a La Paz, la ciudad capital ahora convertida en centro de confinamiento político.

El grupo fotografiado se dispone ir a La Paz, acompañado de parlamentarios cruceños, para presentarse al juez que los citó y explicar el “softair y el paint game”.

Para leer y escuchar

Posted on Actualizado enn

Un amigo lector, con el nombre genérico de Jaime, me envía el siguiente sitio de un reciente reportaje de la BBC sobre Eduardo Rozsa.

Fiscal Sosa al Irish Times: No hay evidencia de plan magnicida

Posted on Actualizado enn

Complementacion, al final de la entrada 

Una nota que The Irish Times (www.theirishtimes.com) colocó en su página web la noche de este martes, y que estará en su edición impresa del miércoles, dice que el Fiscal Marcelo Sosa declaró a un enviado especial del diario que esa autoridad, que preside las investigaciones del episodio sangriento de la madrugada del jueves pasado, hasta la fecha no ha encontrado pruebas que los tres hombres muertos y dos detenidos entonces hubiesen estado planeando asesinar al Presidente Evo Morales y otros dirigentes políticos en Bolivia.

Firmada por el enviado especial del diario Tom Hennigan, la nota fechada en Santa Cruz señala que el cadáver del irlandés Michael Dwayer aún yacía en el hotel de esta ciudad cuando el Vicepresidente Álvaro García Linera decía en una conferencia de prensa en La Paz, el jueves pasado, que Dwyer, los otros dos individuos muertos y dos detenidos en el lugar eran “terroristas mercenarios” con planes para matar a Morales y otros líderes bolivianos.

“Ellos están especulando. Aún hay muchas evidencias para examinar y no podemos probar ni denegar esas afirmaciones”, dijo el Fiscal Sosa al periodista.

La nota agrega que el Presidente Morales parece haber descartado una investigación internacional sobre las circunstancias que rodearon las muertes del jueves.

(El propio presidente dio fe a la teoría de la conspiración para asesinarlo al denunciarla la semana pasada ante sus colegas de Venezuela, Cuba y Nicaragua, en una reunión del ALBA, que emitió una declaración condenando el supuesto atentado.)

La nota reproduce declaraciones del presidente en las que dice que Irlanda, Hungría y Croacia, países cuya nacionalidad tenían los supuestos conspiradores ahora muertos, “no tienen autoridad para pedir una investigación”. Agrega otra frase del presidente: “Esto es muy serio. Yo podría pensar que ellos fueron los que los enviaron aquí para atacar la democracia”. Pero, contradiciéndose a sí mismo, dice la nota, también dijo: “Si es importante la presencia de la comunidad internacional, entonces bienvenida”.

Actualización, miercoles temprano.  Una versión de Radio Netherland citaba anoche “otras declaraciones” segun las cuales el trio que murió fue “asaltado” por las fuerzas de seguridad sin tener oportunidad de defenderse. Los policías derribaron la puerta de  una habitación en la que estaba alojado un ciudadano frances, y al encontrar el ambiente vacío dispararon sobre el cuarto de baño, pensando que podría encontrarse alli. Las investigaciones mostraron que el ocupante estaba fuera, en una farra con amigos que le salvó la vida…y probablemente la reputación.

 La parte final de la nota de Irish Times:

-0-

“El Vicepresidente de Morales, Álvaro García Linera, se ha convertido en el proponente más destacado dentro del gobierno boliviano de la teoría de que Dwyer era parte de un grupo de extrema derecha, vinculado a la oposición en santa Cruz y con planes para desestabilizar al gobierno. Preguntado sobre qué bases el vicepresidente hacía sus aseveraciones, el Fiscal Sosa dijo que debía (García Linera) estar recibiendo informaciones de los servicios de inteligencia.”

“El fiscal Sosa negó las acusaciones de que la policía hubiese actuado ilegalmente. “En este caso, la presencia de un fiscal no era necesaria. La policía sólo fue al hotel para ver si los hombres estaban ahí. Hubo una confrontación y (los policías) se defendieron.”

“Pero funcionarios del hotel han dicho al Irish Times que la policía rodeó el hotel durante la noche en una forma de operación militar en la que participaron más de 30 hombres.”

“Líderes cívicos de Santa Cruz dicen que la ley señala claramente que las acciones policiales requieren de la presencia de un fiscal y demandan saber por qué se negó el acceso al fiscal de Santa Cruz, quien llegó a la escena poco después.”

Este episodio está tornándose, como solíamos decir años atrás al referirnos al empeoramiento de una situación, “color de hormiga.”

Otra visión sobre Chávez en Trinidad

Posted on Actualizado enn

El diario Tal Cual, en Caracas, que dirige Teodoro Petkoff, un personaje de la historia contemporánea venezolana al que no se le pueden atribuir credenciales de derecha, trae esta semana el siguiente análisis. La primera nota es del analista Simón Boccanegra, y el segundo es de Petkoff.

Simón Boccanegra – Cachumbele en Trinidad

Este minicronista no sabe si Chacumbele se dio cuenta o no de que ni Ecuador ni Paraguay -por no hablar de Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, Panamá, República Dominicana, Guyana, gobiernos todos de centro-izquierda-, secundaron sus posiciones en la Cumbre de Trinidad.

Desde luego, ninguno de los demás gobiernos del continente y del Caribe tampoco. Sólo le hicieron coro y no muy duro porque también estaban descolocados , Daniel Ortega y, con alguna reticencia, Evo Morales. También el primer ministro de Dominica, quien junto con el señor Zelaya, de Honduras, son unos catchers que ni Yogi Berra. 
Pero lo de Chacumbele es de coger palco. Se la pasó semanas amenazando con desplegar toda su “artillería” en Trinidad, obviamente contra el imperio; reunió al Club Tíramealgo, en Cumaná, para cuadrar la estrategia y después bastó que Obama le diera la mano para que todos los arrestos anti-imperialistas se volvieran sal y agua. Desde luego, nadie puede objetar la buena educación y en sana lógica uno debería sentirse bien por la conducta civilizada de nuestro Presidente.


Lo normal es que la gente se salude. Lo que pasa es que la boconería se paga muy caro. Si no hubiera hablado tantas pistoladas previamente, la breve conversa entre el Presidente gringo y el nuestro no habría pasado de un tip anecdótico, perdido entre las noticias de la Cumbre, como seguramente ocurrió con los hand shakings entre Obama y otros presidentes. Pero las bravuconadas anteriores hicieron noticia de un Chacumbele melifluo e irreconocible. Uno habría esperado de nuestro gallo que le hubiera dicho “ignorante” a Obama en su cara. Pero, qué va. Todo fueron zalemas y I want to be your friend. 


Sobriedad y mesura habrían estado más en consonancia con el rol que se atribuye Chacumbele.

 

Teodoro Petkoff: Respuesta unitaria

 

Chacumbele no tiene ni idea de cómo su prestigio se está arrugando en el mundo, cual piel de zapa. Todavía cree que se la está comiendo, mientras por todas partes crece la percepción de Chávez como un tiranuelo bananero.


Los desmanes dictatorialistas de su gobierno no pueden ser disimulados y cada vez se hace más cierto, respecto de Hugo Chávez, aquello que dijera Lincoln de que no se puede engañar a toda la gente todo el tiempo.


Internacionalmente resulta difícil de tragar la implacable persecución a que está siendo sometido Manuel Rosales, quien fuera el candidato presidencial opositor en 2006; tampoco se entiende cómo el ex ministro de la Defensa y “Héroe de la Revolución”, general Raúl Baduel, es hoy un preso político, acusado, como Rosales, de “corrupción”. Los casos se parecen tanto a medidas y acusaciones similares, perpetradas contra sus opositores por diversos dictadores, que resultan familiares para quien siga la historia del continente. Pero lo que menos se entiende es la insólita designación a dedo de una “autoridad regional” que pretende anular la decisión electoral que llevó a Antonio Ledezma a la Alcaldía Metropolitana.


El hedor hitleriano que despide el nombramiento de la gauleiter para Caracas trasciende las fronteras. Por ello luce como muy oportuno el acto unitario de partidos políticos de oposición y varios gobernadores y alcaldes de sus filas. El país estaba reclamando esa señal. La sensación de que el gobierno está actuando como río en conuco, sin que se hiciera visible una respuesta unitaria de la oposición, se hacía ya insoportable.


No es porque no haya habido respuestas, pero, en algunos casos, parecían provenir sólo de los afectados. Así, Un Nuevo Tiempo, protestando y defendiendo a su líder, Rosales; así, Antonio Ledezma, bregando, ante instancias jurisdiccionales y en la calle, por los derechos de los electores, que no sólo de los suyos.

La decisión, presentada el domingo pasado, de conformar una suerte de plataforma unitaria, con un plan de acción específico, que contempla acciones concretas en distintos frentes, debe ser saludada. Sin embargo, ya se sabe que la prueba del pastel está en comérselo. Las experiencias unitarias de la oposición casi no han ido, hasta ahora -con todo lo importantes que ellas han sido–, más allá del terreno electoral.

Pero, esta experiencia debería ser suficiente para comprender que, donde quiera que se ha producido una acción unitaria, ella ha dado frutos positivos.
Las alcaldías y gobernaciones ganadas son la prueba de ello. Pero donde quiera que las pulsiones divisionistas se han impuesto, el resultado ha sido catastrófico. Para la oposición partidista deberían estar siempre muy vivas las experiencias de Valencia, Maracay, Cumaná y del estado Bolívar.

Las victorias en esos sitios, que se escaparon por el boquete de la división, le habrían dado una mayor, e incalculable, consistencia cualitativa a la oposición.
Las derrotas fueron tan funestas como la abstención en 2005, en las elecciones parlamentarias. No olvidar estas lecciones del pasado ayudaría a darle norte franco a la propuesta de acción unitaria.

Era un grupo de 17: Prensa irlandesa

Posted on Actualizado enn

El grupo con el que Mike Dwyer vino a Bolivia era de 17 personas, dice la más reciente información de The Irish Times en su versión online. Dwyer, 24, es uno de los que murió el jueves pasado durante una acción de la policía boleiviana en Santa Cruz. Son persistentes las versiones de que se trató de una ejeución. El presidente del Senado, Oscar Ortiz, cree que “cada vez está más claro que no hubo enfrentamiento, no hubo tiroteo directamente han ido a matar a esa gente que estaba durmiendo, porque claramente la prensa ha mostrado las imágenes de las habitaciones, no hay señales de enfrentamiento no hay tiros en las paredes”, dijo el legislador a periodistas de Santa Cruz.

El número de personas con el joven irlandés es un nuevo elemento que se suma a los múltiples detalles que surgen en torno al episodio violento de la semana pasada. La versión que ha dado el gobierno y que ha abrazado el presidente Evo Morales continúa navegando en aguas turbulentas de duda. Al escepticismo en torno a la versión (con dos ejes: que hubo un tiroteo y que el grupo pretendía asesinar al presidente) se han sumado los países de los que los tres abatidos el jueves tenían nacionalidad: Irlanda, Croacia y Hungría. Todos quieren una versión comprobadamente cierta de lo que pasó.

El Irish Times no precisa de dónde viene la información sobre el grupo de 17, ni las nacionalidades de sus integrantes, menos sus identidades. Solamente dice que ha conocido el dato, sin revelar fuentes.

“Fuentes próximas a la familia Dwyer han dicho que Dwyer les informó que estaba yendo a Bolivia para un entrenamiento de tres meses vinculado a su trabajo en la industria de seguridad. Dwyer sugirió a la familia que estaba yendo a Bolivia bajo instrucciones de un empleador allí”, dice el diario, que agrega un detalle importante: “Sin embargo, ahora se ha sabido que (Dwyer) pagó por su vuelo a Bolivia y no hay información a estas alturas que estaba en Bolivia realizando un curso para una compañía”. La familia ahora trata de contactar a algunas de las personas irlandesas con las cuales viajó a Bolivia. “Parece, agrega, que Dwyer se separó del grupo y tomó un trabajo local”.

También informa que tras su llegada a Bolivia, Dwayer colocó fotografías suyas y con otras personas de apariencia caucásica en su sitio en Bebo.

El joven irlandés había trabajado por siquiera dos empresas irlandesas de seguridad antes de viajar a Sudamérica a fines del año pasado y había sido empleado a medio tiempo por la Integrated Risk Managament Serives (IRMS), dice The Irish Times. La empresa es conocida en Irlanda y Dwyer ya no trabajaba en ella cuando vino a Bolivia. La empresa tampoco había enviado a persona alguna a este país, dice la versión. En Bolivia, se le habría ofrecido trabajar con Eduardo Rozsa Flores, otro de los muertos el jueves.

Entretanto, en Bolivia ha surgido una marcada irritación entre dirigentes cívicos de Santa Cruz y empresarios privados por afirmaciones del vicepresidente García Linera, quien había sugerido que había empresarios involucrados en un supuesto complot. El prefecto cruceño Rubén Costas leyó al mediodía una declaración de repudio contra quienes intentan involucrar a grupos cívicos y empresariales en actividades. Y en Trinidad, el prefecto beniano Ernesto Suárez replicó al Vicepresidente recordándole su pasado en la clandestinidad y su envolvimiento en actividades por las que estuvo preso durante cinco años.

La propia Iglesia Católica pidió que los episodios de violencia de la semana pasada sean esclarecidos “de una manera contundente”, para que las especulaciones no tengan cabida.

Más del Irish Times

Posted on Actualizado enn

Quienes conocen algo del carácter irlandés saben de una cosa: No cejan hasta conseguir lo que procuran. Una nueva nota en el Irish Times anuncia una reunión entre un representante oficial del gobierno de su país y autoridades de la cancillería boliviana, para indagar sobre la muerte del irlandés Mike Dwyer. La nota en la página web de The Irish Times (www.irishtimes.com) informa que Derek Lambe, segundo subsecretario de la embajada irlandesa en Argentina, y el cónsul honorario en Bolivia, Peter O’Toole, transmitirán al ministerio boliviano de Justicia la necesidad de establecer hechos completos sobre el caso.

Subraya que el presidente Evo Morales ha dicho que una investigación internacional sobre la muerte del Dwayer es bienvenida. El Ministro de Estado para Asuntos Exteriores Dick Roche dijo que nada sugería que Dwyer hubiese estado envuelto en cualquier acto criminal.

“Entiendo que el Sr. Dwyer no tenía absolutamente antecedente alguno que sugiriese que tuviese alguna conducta inapropiada o que tuviese cualquier antecedente”, dijo Roche, señala el diario irlandés.

La crónica continúa:

“El cadáver de Mr. Dwyer (24), de Ballinderry, Co Tipperary, fue entregado por las autoridades bolivianas ayer (domingo). Será traído a su tierra natal para enterrarlo a mediados de semana, según una portavoz del departamento de Asuntos Exteriores. En una declaración por la mañana la familia Dwyer dijo que se sentía reconfortada “por el hecho que los restos de Michael están ahora en manos de las autoridades irlandesas, a la espera de la documentación final para repatriarlos”.

“La familia indicó su preocupación por tener los restos cuanto antes y agradeció a los funcionarios de Asuntos Exteriores y a los funcionarios irlandeses en Bolivia y Argentina que fueron de gran ayuda durante un momento difícil. La familia pidió a los periodistas que no la contacten ni la visiten.”

El portavoz de Asuntos exteriores de Fine Gael, el segundo partido político de Irlanda, Billy Timmins expresó solidaridad a la familia y amigos de Dwyer. “Es importante que las autoridades irlandesas establezcan, tan pronto como sea posible, las circunstancias que rodearon el tiroteo. Todo esfuerzo debe ser hecho para repatriar los restos de Michael y su familia debe tener la privacidad que ha requerido”, dijo, citado por el diario irlandés.

La nota agrega algunos antecedentes: “Las autoridades bolivianas han dicho que el Dwyer era parte de un grupo de mercenarios extranjeros que planeaba asesinar a líderes de su país, incluso al presidente Evo Morales. Dos de los otros supuestos mercenarios fueron también abatidos el jueves pasados junto a Dwayer, en tanto que otros dos fueron arrestados. La policía mostró un conjunto de armas diciendo que pertenecían al grupo.”

Los primeros informes de la prensa boliviana sugerían que Dwayer y sus compañeros fueron abatidos por la policía boliviana durante un tiroteo de 30 minutos en un hotel en Santa Cruz en la madrugada del jueves.

Luego trae el siguiente detalle: “Algunas fotografías han mostrado el cuerpo de Dwyer en ropa interior, lo que sugiere que en ese momento habría estado durmiendo. Un computador encontrado en el hotel supuestamente lista a cinco personas que serían el blanco de los supuestos mercenarios. Sin embargo, el nombre del presidente Morales no aparecía en la lista en tanto que sí lo estaba el de un destacado dirigente opositor. No obstante, las afirmaciones de Morales aseguraban que el grupo estaba en Bolivia para matarlo y lo vinculaba a un plan de sus opositores políticos. Los funcionarios irlandeses que deben encontrarse con sus equivalentes bolivianos hoy en La Paz buscarán evidencias de que, como se ha sugerido, Dwyer estaba armado y que junto con los otros miembros del grupo se envolvió en un tiroteo.”

Refiere también que los cuerpos de Dwyer y las otras personas fueron colocados en bolsas negras de plástico y llevados hasta la morgue en una camioneta. “Una fotografía de uno de los cuerpos, dice, muestra las manos atadas.

Luego trae la siguiente información sobre Dwyer: “Las autoridades bolivianas sostienen que una de las personas muertas, Eduardo Rozsa Flores, era el líder del supuesto complot. El Irish Times tiene entendido que Dwyer trabajaba para Rozsa Flores como guardia de seguridad. El irlandés egresó del Instituto de tecnología Galway-Mayo. Había trabajado como guardia en una firma de Galway mientras estaba en el instituto y comenzó a trabajar a tiempo completo tras su graduación. Fue a Bolivia en noviembre pasado para un entrenamiento de tres meses.”

De inmediato agrega otra información sobre Dwyer: “Al parecer se encontró con Rozsa Flores en enero y se le ofreció trabajar con él. Se asegura que la familia Dwyer estaba interesada en saber el tipo de trabajo de la firma de Rozsa Flores y lo que Dwayer sabía de ese trabajo. Un portavoz de la familia dijo que había muchas preguntas sin respuesta. Rozsa Flores era periodista, nacido en Bolivia con nacionalidad Croata y había luchado en las guerras de los Balcanes.”

La crónica finaliza así: “Zolgtan Brady, editor de la revista para la cual Rozsa Flores escribía en Hungría, dijo que éste había ido a Bolivia en la primavera pasada para “luchar contra su gobierno comunista” y por la independencia de la provincia (departamento) de Santa Cruz. Descartó la posibilidad de que Rozsa Flores fuese un asesino a sueldo.”

Tarjeta roja para Evo

Posted on Actualizado enn

  

Havelock,USA- El futbol no sólo es el más popular de los deportes sino un gran fenómeno político-social-económico mundial, que puede ejercer influencia más allá del ámbito cerrado de los grandes
estadios, los nuevos templos de idolatría de la humanidad del siglo 21, de cambio y transformación para mejor y para todos, y no de cambalache, como el siglo 20. Pues bien, en esta otra realidad global, Evo Morales recibe tarjeta roja. El 6-1 de Bolivia sobre Argentina, rumbo al Mundial del 2010 en
Suráfrica, sirvió, una vez más -Lenin dixit-, como un opio de los pueblos.