Día: abril 26, 2009

La misteriosa conjura boliviana

Posted on Actualizado enn

El título es de una crónica que publica hoy domingo El País, de Madrid. Esta nota pone en evidencia las dudas y sospechas que existen dentro y fuera de Bolivia en torno a la versión que el gobierno del presidente Evo Morales tiene como razón del episodio sangriento del jueves 16. El presidente Morales y su gobierno parecen estar en su peor momento de estos cuarenta meses. Es un infierno astral, como caracterizan en Brasil a este tipo de situaciones.

La nota del diario  madrileño se la puede leer por entero en su página web. Oprima sobre la palabra subrayada.

Dwyer vino con un ex soldado: Irish Times

Posted on Actualizado enn

Poco a poco comienzan a surgir detalles que traen luces sobre el episodio sangriento del 16 de abril. El diario The Irish Times (www.irishtimes.com), de Dublín, informó el sábado que se cree que es un ex soldado húngaro con una larga historia en seguridad privada y como guardaespaldas el hombre que viajó desde Irlanda a Bolivia con Michael Dwyer, una de las tres personas que murieron el jueves 16 en el Hotel Las Américas de Santa Cruz.

El acompañante habría sido el nexo del irlandés con el principal objetivo de la operación policial de ese día, reportó el periódico. La nota está firmada por sus reporteros Conor Lally y Daniel McLaughlin.

El diario dijo en su edición online que por una copia que obtuvo de la hoja de vida del ex soldado se sabe que éste fue miembro del ejército húngaro que ha trabajado como guardaespaldas, guardia de seguridad a cargo de perros policía y entrenado en combate cuerpo a cuerpo, combate aéreo y búsqueda y desactivación de bombas.

Trabajó también en el Consejo de Europa y en el Ministerio de Justicia húngaro, informa la versión. Agrega que el húngaro (32 años) de origen rumano trabajó con I-RMS de Irlanda, la misma firma de seguridad para la que Michael Dwyer trabajó el año pasado en un gasoducto de la Shell.

El diario dice también que Dwyer viajó de Irlanda a Bolivia en noviembre con esta persona junto con otro húngaro y un polaco. Dwyer, continúa la información, había dicho a sus padres en Tipperary que iba a realizar un curso de guardaespaldas tras la expiración, en octubre, del contrato que él y sus colegas tenían con I-RMS.

Luego agrega que el húngaro que viajó con Dwyer conocía a Eduardo Rozsa Flores (49), muerto el día 16 en el violento episodio de ese día en Santa Cruz. Se cree que este súbdito húngaro, cuyo nombre el diario dice que, por ahora, no puede revelar, fue quien hizo que Dwyer conociera a Rozsa Flores presentándolo. El húngaro y otros dos hombres que viajaron con Dwyer a Bolivia volvieron a Irlanda poco después porque el curso de guardaespaldas que iban a tomar no se hizo efectivo. Dwyer se mantuvo con Rozsa Flores y fue muerto junto con él.

«Tanto el húngaro como Rozsa Flores han estado vinculados a la Legión Szekler, que postula autonomía para los húngaros en Rumania. Las autoridades bolivianas han dicho que Rozsa Flores dirigía un grupo de mercenarios en Santa Cruz que planeaba matar al presidente Evo Morales», dice la versión.

Un aviso colocado en octubre en la página web de la Legión Szekler invitaba a enviar hoja de antecedentes a un correo electrónico a los interesados en trabajar con un hombre no identificado –que ahora se cree que era Rozsa Flores- en la protección de su tierra natal Santa Cruz de la Sierra, dice el informe de Irish Times.

En la entrevista que grabó el año pasado, Rozsa Flores informó que personas que no identificó le habían pedido que volviese a su tierra, para ayudar a frenar la violencia de milicias progubernamentales contra los críticos del gobierno de Morales.

El diario subraya que aunque se cree que el húngaro conocía tanto a Rozsa Flores como a Dwyer, nada indica que estuviese involucrado con Rozsa Flores en cualquier complot político armado. Había retornado a Irlanda en diciembre, cuatro meses antes de los acontecimientos del jueves antepasado.

A raíz de la entrevista que grabó el año pasado, las autoridades bolivianas sospechan que Rozsa flores estaba involucrado en actividades políticas ilegales en su país. Empero, subraya, no hay evidencia que sugiera que Dwyer supiese en qué andaba Rozsa Flores.

Amigos de Dwyer desmienten las sugerencias de que hubiese estado envuelto en complot alguno en Bolivia diciendo que no estaba ni remotamente interesado en política. También rechazan la idea de que el graduado universitario y ex frecuentador de «pubs» fuese un mercenario. El húngaro de 32 años que vinculó a Rozsa Flores y Dwyer todavía vive en Irlanda. Al igual que solía hacerlo Dwyer, el húngaro también practica el «airsoft». El diario dice que las llamadas telefónicas del Irish Times no fueron respondidas.