Día: abril 24, 2009

Enredados

Posted on Actualizado enn

En la jornada:

-El ejército marcha sobre el oriente y tal vez 1.500 soldados llegan a Montero para reforzar la vigilancia sobre las fronteras de Brasil y Paraguay. Lo dice el gobierno, pero no logra disipar los temores de que se trate de una invasión punitiva tipo la que se dio en Pando en septiembre del año pasado. Por el momento, las tropas permanecen en Montero, aumentando las aprehensiones que su presencia en la región provoca. La historiadora Paula Peña hizo un recuento histórico de las veces en que Santa Cruz se ha visto ante las Fuerzas Armadas: en 1877, 1891, 1924 y las acciones de milicianos del MNR en la década de 1950 y la de los llamados movimientos sociales en 2008, cuando amenazaban invadir la ciudad.

-El Embajador de Hungría Matyás Józa es convocado por la cancillería tras su declaración de que fue maltratado el súbdito húngaro sobreviviente del episodio sangriento del jueves 16 de abril. El canciller interino Juan Ramón Quintana le pide explicaciones y el diplomático, según el ministro, asegura que nunca dijo lo que los medios dijeron que dijo: que Elod Toasó, sobreviviente del episodio, fue golpeado cuando los policías lo condujeron fuera de la habitación donde, hasta poco antes, dormía. El abogado del detenido dijo que pedirá exámenes para determinar si a Toasó le inyectaron algún fármaco e insistió en que los derechos humanos de su defendido habían sido violados. El Ministro Quintana dijo que los medios bolivianos habían hecho una “distorsión malintencionada” de las declaraciones del embajador.

-Y el viceministro a cargo de la coordinación con los movimientos sociales, Sacha Llorenti, anuncia que Bolivia acudirá a todas las instancias jurídicas internacionales para enjuiciar al periodista húngaro Andras Kepes, quien recibió una extensa declaración del súbdito boliviano-húngaro Eduardo Rozsa Flores y la guardó, en un “silencio cómplice”, durante ocho meses. El compromiso del periodista era divulgar la entrevista en caso que el declarante muriese. El gobierno dice que en sus declaraciones Rozsa Flores anuncia que viene a Bolivia para defender Santa Cruz y lograr su independencia. El Viceministro Llorenti, dice que el periodista actuó como un “encubridor” pues debía haber denunciado el contenido de la primicia a las autoridades húngaras y éstas hacerla conocer a las bolivianas.

El viceministro está ingresando a un terreno delicado que toca ángulos éticos y el sigilo en torno a la fuente. No revelarla es un compromiso de honor de todo periodista. Varios son los que, en esta profesión, han preferido la cárcel a revelar la identidad de sus fuentes y las anotaciones de sus entrevistas. En esta cruzada, el viceministro se las verá con la prensa independiente europea.

Quizá lo simpático de esta jornada fueron las damas cruceñas vestidas en uniforme militar atigrado –botas, pantalones, chalecos, gorro de béisbol, cantimploras y armas, de juguete, claro, que desfilaron por la plaza principal y desafiaron al Ministro de la Defensa, Walker San Miguel, que había dicho que era ilegal el uso de uniforme de la moda militar, a que las arrestase. (La moda puede pegar, pues por lo menos un ex constitucionalista –Diego Arázola- desfiló en traje de fajina, al lado de la marcha femenina.)

Geopolítica interna

Posted on

El ex canciller Agustín Saavedra pronunció hace un par de noches una conferencia sobre Santa Cruz y su papel dentro de Bolivia y de América del Sur. De esa conferencia proviene un artículo del ex canciller que con el título de “Algunos Aportes de Santa Cruz a Bolivia” publicó hoy El Deber. Contiene algunos aspectos poco divulgados que vale la pena conocer.

-0-

Los delegados por Santa Cruz –Antonio Seoane y Vicente Caballero– votaron por incorporarse al Estado boliviano creado el 6 de agosto de 1825 y a favor de su independencia. Los delegados paceños Eusebio Gutiérrez y Juan Manuel Velarde votaron por la incorporación al Bajo Perú con capital en Lima. Los chuquisaqueños –con el impulso de Casimiro Olañeta a la cabeza– querían una nueva nación. Mientras, muchos paceños preferían ser peruanos. Esto persistió por bastante tiempo. La Paz estuvo a punto de incorporarse al vecino país por las acciones del peruano Agustín Gamarra y de sus seguidores en La Paz. Luego La Paz amenazó una vez más con su anexión a Perú en la guerra civil de 1899. Hasta hoy, cada tanto se ven manifestaciones campesinas en La Paz que piden anexarse a Perú. 
Santa Cruz no era parte de las llamadas ‘provincias altas’. Su adhesión al flamante país fue voluntaria. Nunca se nos aceptó plenamente, aun con las probadas muestras de bolivianismo desde los albores de la República. Ya en 1828, tropas enviadas por el Mariscal Sucre y encabezadas por el cruceño Agustín Saavedra Paz repelieron la invasión de Chiquitos por bandeirantes brasileños. El 18 de noviembre de 1841, las armas nacionales se cubrieron de gloria en la batalla de Ingavi, combate que selló para siempre la independencia e integridad de Bolivia con la derrota definitiva de Gamarra y de varias facciones paceñas pro peruanas que acompañaban a este enemigo de la patria. Hasta hoy, los libros ‘oficiales’ de historia boliviana y gran parte de los paceños siguen ignorando –o minimizando– la participación que le cupo al departamento de Santa Cruz en la más importante victoria militar internacional que hemos tenido. Dos cruceños fueron pieza clave en Ingavi: Agustín Saavedra y Marceliano Montero; sus cargas de caballería determinaron el triunfo boliviano. Estos dos ilustres soldados son ignorados en La Paz. 
En el Pacífico, en el Acre y en el Chaco también se derramó sangre cruceña en defensa de Bolivia. Por tanto, se debe rechazar enfáticamente las dudas sobre el sentido nacional de Santa Cruz. 
El notable y profético Memorándum de 1904 –presentado por la Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos de Santa Cruz en un momento dramático cuando se formalizaba ese año, mediante el tratado firmado con Chile, la pérdida del Litoral– mereció un somero e irónico análisis de los andinos mandantes bolivianos, encerrados en ‘la tinaja’ –como la bautizó el prócer argentino Bartolomé Mitre– de la hoyada de La Paz. Todo era en función del altiplano, el resto del país representaba una mera carga geográfica. La imaginación geopolítica era inexistente. No es de extrañar, entonces, la larga lista de amputaciones territoriales que sufrió Bolivia en sus 184 años de dramática existencia.
He aquí algunos otros aportes más contemporáneos de Santa Cruz a favor de Bolivia: lucha por las regalías, su apoyo al retorno de la democracia, elección de alcaldes y de prefectos, procesos autonómicos y ahora nada menos que el 34% de la producción nacional, incluyendo la asimilación de centenares de miles de inmigrantes del interior que encontraron acá trabajo, su felicidad y su destino. Más nacional que esto, imposible. Sin embargo, se sigue endilgando a Santa Cruz el ‘no pensar nacionalmente’, como maliciosamente se repite desde las alturas. En realidad, lo del tal ‘pensamiento nacional’ significa pensar como si uno estuviera en La Paz. Es una falacia más de las tantas que nos acomodan. Como lo he dicho muchas veces, en la actualidad lo único verdaderamente nacional es lo cruceño, acá estamos todos y para todos. Ésa es la realidad.

* Ex canciller,
economista y politólogo, 

Conflictos en el patio trasero

Posted on Actualizado enn

Me pareció interesante mencionar una larga nota de Ted Córdova puesta esta semana en su blog (www.tedcor.com). Lo que sigue es un resumen. Todo el artículo puede ser leído, en inglés, en la página del autor.

HAVELOCK, USA – Una guerra entre vecinos está gestándose en el patio de Estados Unidos. Es un territorio más grande que las actuales líneas de combate en Afganistán o Iraq. Es todo el continente sudamericano, el más extenso campo de batalla en la actual guerra contra el terrorismo islámico, una secuela de la política global arrogante del ya ido presidente George W. Bush.

Pero ¿quién está detrás de esta vasta supuesta conspiración contra los Estados Unidos?

Una alianza de hierro entre el líder iraní Mahmud Ahmadineyad, y el presidente venezolano Hugo Chávez. Ambos poseen una bomba poderosa: Petróleo. Y ambos están ligados por una “ideología” común: Odio. Odio a los Estados Unidos. En el lado iraní, el odio es propulsado por el presidente Mahmud Ahmadineyad mismo, tras algunas enseñanzas del difunto ayatollah Khomeini. Chávez promueve un odio más específico: al ex presidente George W. Bush. Chávez y Ahmadineyad se han encontrado siquiera media docena de veces. Este artículo está basado en discursos y declaraciones de ambos líderes después de sus encuentros, y en resúmenes de los diarios venezolanos y el Iranian News Service (irna.com.ir).

Los petrodólares pagan la ayuda, monetaria y material, para llevar armas de nichos colombianos a Bolivia y Argentina, o fuentes de propaganda, como la estación televisiva iraní en el Chapare, las plantaciones de coca en la región tropical boliviana, el corazón del subcontinente sudamericano. Obviamente este es el escenario desde donde sería fácil ensayar varios movimientos beligerantes hacia los Estados Unidos y sus aliados en el continente. Un movimiento terrorista islámico ha existido en Argentina desde los tiempos del gobierno del presidente Carlos Menen, con fuertes lazos con siria.

Policía allana centro judío en Rurrenabaque

Posted on

Organizaciones de comunicación del mundo judío han hecho circular por todo el planeta la noticia de allanamientos sufridos por un centro de Chabad en Rurrenabaque, donde se enseña y practica el judaísmo. HHa habido detgenciones

H Ha habido detenciones, pero las autoridades no han suministrado ninguna información. El hecho se agrega a la inexistencia de relaciones diplomáticas entre Bolivia e Israel, rotas por el gobierno en solidaridad con el pueblo Palestino. Al anunciar la ruptura, el presidente Evo Morales dijo que el gobierno estudiaba otras medidas.

La nota, distribuida por el sistema informativo AURORA, dice:

 

AURORA.- La Policía boliviana allanó un centro de Chabad, en la ciudad de Rurrenabaque, varias veces en los últimos días, ordenó su cierre y detuvieron a un número de turistas israelíes que se encontraban allí.
El rabino Aarón Fraiman, que dirige el centro, declaró que la Policía se negó a darle una razón, pero los rumores en toda la ciudad se vinculan a la investigación policial relacionada al intento de asesinato organizado contra el presidente de Bolivia la semana pasada.
El miércoles, después que el centro reanudara su actividad temporal, Fraiman, que fue detenido, dijo que esto no era más que una disputa local. “Un antisemita restaurador que piensa que estamos perjudicando su medio de vida está haciendo todo lo posible para sacarnos de aquí”, afirmó el rabino.
El jueves, sin embargo, luego de las múltiples detenciones, el cierre del centro y de la cobertura de la actividad policial en la zona por los medios de comunicación locales, el rabino expresó que “los rumores que circulan dicen que tiene algo que ver con un intento de asesinato al presidente Evo Morales. Por otro lado, los medios de comunicación relacionan el centro de Chabad con drogas y cosas por el estilo”.
“Mientras tanto, contratamos a un abogado para manejar el caso, pero éste no es un Estado respetuoso de la ley, y hasta ahora, nadie nos comunicó que sucede”.
“Estoy trabajando para que sean liberados los detenidos, y también estoy tratando de contactar el ministerio de Relaciones Exteriores o algún tipo de representante de Israel aquí”, concluyó.
Rurrenabaque es uno de los lugares de interés turístico para los viajeros en Bolivia, entre ellos muchos mochileros israelíes. La ciudad es un centro desde el que los turistas viajan a la selva y zonas pantanosas en el norte del país.