Día: abril 22, 2009

Para leer y escuchar

Posted on Actualizado enn

Un amigo lector, con el nombre genérico de Jaime, me envía el siguiente sitio de un reciente reportaje de la BBC sobre Eduardo Rozsa.

Fiscal Sosa al Irish Times: No hay evidencia de plan magnicida

Posted on Actualizado enn

Complementacion, al final de la entrada 

Una nota que The Irish Times (www.theirishtimes.com) colocó en su página web la noche de este martes, y que estará en su edición impresa del miércoles, dice que el Fiscal Marcelo Sosa declaró a un enviado especial del diario que esa autoridad, que preside las investigaciones del episodio sangriento de la madrugada del jueves pasado, hasta la fecha no ha encontrado pruebas que los tres hombres muertos y dos detenidos entonces hubiesen estado planeando asesinar al Presidente Evo Morales y otros dirigentes políticos en Bolivia.

Firmada por el enviado especial del diario Tom Hennigan, la nota fechada en Santa Cruz señala que el cadáver del irlandés Michael Dwayer aún yacía en el hotel de esta ciudad cuando el Vicepresidente Álvaro García Linera decía en una conferencia de prensa en La Paz, el jueves pasado, que Dwyer, los otros dos individuos muertos y dos detenidos en el lugar eran “terroristas mercenarios” con planes para matar a Morales y otros líderes bolivianos.

“Ellos están especulando. Aún hay muchas evidencias para examinar y no podemos probar ni denegar esas afirmaciones”, dijo el Fiscal Sosa al periodista.

La nota agrega que el Presidente Morales parece haber descartado una investigación internacional sobre las circunstancias que rodearon las muertes del jueves.

(El propio presidente dio fe a la teoría de la conspiración para asesinarlo al denunciarla la semana pasada ante sus colegas de Venezuela, Cuba y Nicaragua, en una reunión del ALBA, que emitió una declaración condenando el supuesto atentado.)

La nota reproduce declaraciones del presidente en las que dice que Irlanda, Hungría y Croacia, países cuya nacionalidad tenían los supuestos conspiradores ahora muertos, “no tienen autoridad para pedir una investigación”. Agrega otra frase del presidente: “Esto es muy serio. Yo podría pensar que ellos fueron los que los enviaron aquí para atacar la democracia”. Pero, contradiciéndose a sí mismo, dice la nota, también dijo: “Si es importante la presencia de la comunidad internacional, entonces bienvenida”.

Actualización, miercoles temprano.  Una versión de Radio Netherland citaba anoche “otras declaraciones” segun las cuales el trio que murió fue “asaltado” por las fuerzas de seguridad sin tener oportunidad de defenderse. Los policías derribaron la puerta de  una habitación en la que estaba alojado un ciudadano frances, y al encontrar el ambiente vacío dispararon sobre el cuarto de baño, pensando que podría encontrarse alli. Las investigaciones mostraron que el ocupante estaba fuera, en una farra con amigos que le salvó la vida…y probablemente la reputación.

 La parte final de la nota de Irish Times:

-0-

“El Vicepresidente de Morales, Álvaro García Linera, se ha convertido en el proponente más destacado dentro del gobierno boliviano de la teoría de que Dwyer era parte de un grupo de extrema derecha, vinculado a la oposición en santa Cruz y con planes para desestabilizar al gobierno. Preguntado sobre qué bases el vicepresidente hacía sus aseveraciones, el Fiscal Sosa dijo que debía (García Linera) estar recibiendo informaciones de los servicios de inteligencia.”

“El fiscal Sosa negó las acusaciones de que la policía hubiese actuado ilegalmente. “En este caso, la presencia de un fiscal no era necesaria. La policía sólo fue al hotel para ver si los hombres estaban ahí. Hubo una confrontación y (los policías) se defendieron.”

“Pero funcionarios del hotel han dicho al Irish Times que la policía rodeó el hotel durante la noche en una forma de operación militar en la que participaron más de 30 hombres.”

“Líderes cívicos de Santa Cruz dicen que la ley señala claramente que las acciones policiales requieren de la presencia de un fiscal y demandan saber por qué se negó el acceso al fiscal de Santa Cruz, quien llegó a la escena poco después.”

Este episodio está tornándose, como solíamos decir años atrás al referirnos al empeoramiento de una situación, “color de hormiga.”